Jue, 12/26/2019 - 09:18

Hablemos de LECHONA

Aquella noche el local estaba lleno y muchos, aunque nos conocíamos, llevábamos largo tiempo sin vernos. Era un bar en Chapinero en la calle 47 con carrera 8 en Bogotá. Era una fiesta tolimense en Santa Lupe, un bar de mi amigo del alma Michel Orozco Carvajal, quien quería reunir en una noche de parranda a los que eramos de Ibagué. La noche fría era de junio de 2006, días antes de que en el Tolima comenzaran las fiestas de San Juan.

El aguardiente Tapa Roja, original de nuestra región, rodaba en abundancia de mesa en mesa sin importar mucho quién hubiera comprado cada botella. El plato fuerte estaba por llegar: una gran Lechona Tolimense que había ordenado Michel para que recordáramos ese inolvidable sabor que nos deleitaría a todos.

La lechona es uno de los platos más famosos del Tolima, departamento del centro de Colombia. Un lechón bien horneado relleno de su propia carne picada que va mezclada con arvejas y muy bien sasonada.

Casi a la media noche, cuando ya éramos víctimas de los efectos alicorantes del Tapa Roja, llegó la lechona. Santa Lupe quedaba en un segundo piso y recuerdo que bajé con Michel a recibirla. Nuestra sorpresa llegó cuando sirvieron el primer plato, todavía humeante, y la lechona venía con arroz. Eso, para quienes creemos saber de lechona, es un verdadero sacrilegio. Sin dudar Michel la devolvió bajo un argumento indiscutible: "la lechona jamás tiene arroz", aseguró él, algo molesto.

La fiesta, este presanjuanero, siguió casi hasta el amanecer y quienes tuvimos hambre nos conformamos con los perros calientes y las hamburgesas que se conseguían en los carros callejeros de los alrededores.

He comido lechona desde que tengo recuerdos, tanto que muchas veces me fui desde Bogotá hasta El Espinal con el único propósito de disfrutar uno, dos y hasta tres platos; donde La Mona, La Mona Original, La Verdadera Mona, La Única Mona, etcétera. Casi que todos los locales de lechona tienen que ver con La Mona, y en ninguno la venden con arroz.

Llevo 6 años en Estados Unidos, casi el mismo tiempo que no como una verdadera lechona recién salida del horno. Durante este tiempo he tenido varias discusiones alrededor de un tema que no debería tener discusión: el arroz en la lechona tolimense. Aunque muchos dicen que si, yo me reafirmo, ¡nunca lleva arroz!

Hace unas semanas un buen amigo me invitó a su restaurante a comer una lechona que le estaba ofreciendo un proveedor. Aunque su sabor era muy rico tenía arroz. Así se lo hice saber a pesar de los disimulados golpes que recibí de mi esposa Ana María Mejía Arango por debajo de la mesa. Él entendió mi punto y me agradeció mi franqueza.

Hace unos días desayunábamos tamal, también tolimense, en el Pan Pa Ya de Doral, cuando nos encontramos con un amigo, el periodista Alvaro Valderrama, también tolimense, y hablamos de ese tamal que es una verdadera delicia para estar tan lejos de nuestra tierra. Obviamente la discusión terminó en si tiene o no arroz la lechona y yo sigo defendiendo mi punto: ¡No tiene! La única que he comido sin arroz, es enlatada y me la trajo mi papá, Carlos Alfonso Aguiar Tello, en su más reciente visita. También comí una que me recomendó Nestor Trujillo y otra aconsejada por una buena amiga del trabajo, que no es colombiana, Elizabeth Ann Cotte, pero las dos tenían arroz.

Escribo esto porque quería contarles un poco de uno de mis platos preferidos de mi tierra, pero también quería saber, en una especie de mini sondeo, qué piensan mis amigos tolimenses: ¿tiene o no tiene arroz la lechona?

En Twitter e Instagram @JCAguiarNews

There are 2 Comments

La verdadera Lechona y el verdadero tamal tolimense no lleva arroz, y es una lógica el arroz llegó a nuestra tierra mucho después de inventar la lechona asada y el tamal; por eso el tamal original tiene como base es el maíz y no el arroz. Claro que al paso que vamos ya ni arroz ni maíz, gracias a las políticas económicas de nuestros nefastos gobiernos, que dicen que es mejor importar que producir arroz y maíz; sin preocuparse por la pobreza de nuestro agro, para los políticos es mejor llenarles los bolsillos a los gremios de comerciantes, quienes les siguen pagando sus campañas políticas.

La lechona es tolimense con o sin arroz, es un plato típico de la región y aunque en otras regiones se haga con arroz, papá o zanahoria sigue siendo lechona, además el tolima es cultivador del mejor arroz entonces que mejor que una rica lechona bien sazonada y con un buen arroz tolimense! Eso de lechona valluna, lechona paisa, lechona bogotana, nada que ver!! La lechona es del tolima!!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.