Dom, 03/21/2021 - 11:47
Pablo Concha es autor de La otra luz (20217) y La piel de las pesadillas (2020)

La piel de las pesadillas, un libro como un animal mitológico

La literatura es un intento, a lo mejor desesperado, por salvarnos de la realidad. En ella, lo imposible se vuelve palpable en las páginas. Escribir es, en buena medida, romper el cerco: el de lo impuesto, sobre todo, pero también otros: el de lo que se espera que se haga, diga y piense… El de lo que se supone que debe ser.

Y eso, creo, hace Pablo Concha. Escribe lo que se supone que acá no se escribe: terror. Porque el terror, dicen, es de H.P. Lovecraft, de Stephen King, de Joe Hill, de Mary Shelley, de Bram Stoker, todos esos –pasados y presentes- que escriben sobre criaturas fantásticas y sombrías que emergen para engullir a sus víctimas. Pero… ¿Cómo se escribe terror acá, donde nuestro monstruo es la realidad, esa que vemos en las noticas, en los periódicos, en las calles? Pablo Concha tiene la respuesta. 

En La piel de las pesadillas (2020), obra ganadora de la convocatoria de Estímulos de la Secretaría de Cultura de Cali, el escritor construye historias con una dedicación de relojero: todas las piezas ajustan. Los personajes son como nosotros –o son nosotros-, los lectores, atrapados en una línea que se curva para finalmente cerrarse. Las historias de Pablo Concha son un cerco perfecto del que nada se escapa.

Compuesto por cinco relatos (La piel de las pesadillas, El primogénito, El reflejo defectuoso, Ciclos de oscuridad en horas de vigilia y La otra luz), este libro es un Uróboros, la bestia mitológica que se muerde la cola y simboliza el eterno ciclo de las cosas. La piel de las pesadillas es el terror del alma humana, un terror que no tanto no puede escapar de sí mismo.

(Puede leer: Playlist: Pablo Concha)

Sus personajes, decía, son como nosotros. Hombres o mujeres, obsesionados, derrotados quizás, atrapados ante el reflejo de un espejo que muestra sus deseos o sus temores –dos caras de la misma moneda-, impotentes ante una realidad que los excede, fantasmas que regresan a ver cumplidos los designios, o al menos lo que en vida quedó inconcluso.

También autor de La otra luz (2017), libro de relatos también publicado bajo Convocatoria de Estímulos, Concha tiene una pluma atrayente y actualmente está preparando su primera novela. Sus historias tienen fuerza, influida claramente por sus lecturas pero también –o me aventuro a decirlo- por la música que escucha: Soundgarden, Alice in chains, Metallica... Y me dicen que a lo mejor todavía hay muchos quienes lo hacen, pero pareciera que cada vez menos personas escucharan rock y que fuera una música arrojada a las sombras, precisamente –qué fortuna- a las mismas de donde nacen las historias que escribe.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.