Sáb, 12/29/2018 - 07:35
Foto: canalrcn.com

2019: ¡Empecemos ganando sin despilfarrar tiempo y dinero!

JUGAR CON RESPONSABILIDAD y APROVECHAR EL TIEMPO DEL OCIO al que tenemos derecho, luego de trabajar cumpliendo con lo que estamos comprometidos, deben ser dos de las metas que con prioridad nos fijaremos en este 2019 si queremos, en verdad, ser ganadores en la mayoría de nuestras jugadas a las que nos invita la vida cada día.

***NO HAY JUSTIFICACION para el despilfarro y especialmente para desperdiciar o malgastar el tiempo, le escuché decir alguna vez a un predicador, quien agregaba que ”uno debe vivir, no solamente existir; debe obrar, no solamente ser; debe crecer, no solamente vegetar”

***Y AQUÍ PONEMOS LA FICHA y agregamos: sobre todo en esta época en la que todos afirmamos que el tiempo no alcanza para nada y terminamos incumpliendo compromisos. Además, quedamos agotados de solo pensar en que “no se hizo nada” y, pidiendo excusas cuando debíamos presentarlas, por aquella llegada tarde de la cual responsabilizamos “al trancón” del tráfico, cuando debía ser del tránsito, y para no alargar señalamos como culpable al alcalde por el que no votamos. Una manera de estar en paz con nuestro Espíritu despilfarrando la verdad y el tiempo.

***DEBEMOS TRABAJAR, recomendaba también el orador e invitaba a producir, ejecutar obras y aprovechar el mundo mental hablando, leyendo, estudiando para evitar que nuestra mente no quede vacía y se malgaste el tiempo que puede ser utilizado ejercitándonos con los juegos virtuales, con los cálculos sobre las posibilidades de los competidores, y en fin, al no ser atletas en la pista, seremos atletas en el ciberespacio tratando de vencer y de obtener ganancias con las aptitudes desarrolladas como simples pasatiempos.

***NADA DIFÍCIL resulta poner en práctica jugar con responsabilidad, utilizar el tiempo de ocio en causas que nos beneficien y entretenernos en sitios que garanticen nuestras inversiones y las utilidades. El listado, lo repetimos, está en estas páginas. Son nuestros anunciadores. Están aceptados por el Estado. Son empresarios que participan en una industria que mucho tiempo atrás no gozaba ni del respeto ni de la confianza que hoy se le deposita teniendo en cuenta el bien que le hace a la sociedad desvalida que reclama salud ante el Estado.

***LEVANTÉMONOS DESPEREZADOS EN ESTE 2019 seguros de ser ganadores permanentes de paz para nuestro espíritu y el del país al no poner en peligro el patrimonio familiar en los momentos en que hacemos del ocio un pasatiempo con remuneración.

***DICEN QUE NO HAY BRUJAS…pero de que las hay, las hay…La afirmación de que las hay obedece al hecho de que al comenzar el Año, muchas de ellas se ofrecen para decirle al incauto paciente cuáles serán los días y las fechas en que ganarán en la lotería, el chance y los demás juegos de azar que están a disposición de usted.

***NO SE COMA EN EL CUENTO. Crea en sus sueños, en sus estudios y hasta en los pronósticos de los entendidos porque ellos se basan en cálculos matemáticos y no en lecturas de maltratados naipes carentes de suerte para los clientes, más portadores de fortuna para sus propietarios, para sus amos, que saben cómo explotarlos y le dan un significado especial a cada figura sola o combinada con otra.

***EL TAROT CON LOS ARCANOS MAYORES y sus 22 cartas donde aparece la Muerte, el Mago, El Loco, entre otros y las 56 que corresponden a los ARCANOS MENORES tiene historia para cada una de ellas y documentos que provienen desde el año 1425. Participaron en esas historias señores poderosos y famosos artistas. Son hechura del hombre quien le fue dando significado a cada una y hoy se aprovechan para determinar la suerte de quien las consulta, según lo afirman los y las tarotistas por quienes guardamos respeto, pero no creemos que le vayan a decir a uno, a cambio de una monedas, cuáles son los números ganadores. Si ello fuera así, me dijo un amigo: “Mago, usted se jugaría esos números y no me los daría a conocer a mi, aunque sé que es generoso”. ¡es probable que así sea!. Feliz Año Nuevo.

Añadir nuevo comentario