Lun, 02/25/2019 - 07:35
Foto: elespectador.com

En FADJA 2019 la Hípica está Viva: ¡Respira!

¡LA HÍPICA ESTA VIVA! - ¡LA HÍPICA RESPIRA! En cada uno de aquellos que otrora fueron los ídolos perseguidos por una fanaticada ansiosa de fortuna y emociones, buscados por poderosos y humildes, se revivieron en sus mentes los momentos de la emoción de una estupenda carrera de caballos y se sintió, se escuchó, fuerte y ruidoso el bufar de los centauros que enloquecía a la gente en las tribunas, dejaba sin palabra a locutores y llenaba de placer a los vencedores, y a los mismos vencidos, quienes tenían la certeza de haber entregado en cada vuelo de su cabalgadura lo mejor de sí mismo, ¡el alma!

***CINCUENTA HOMBRES Y MUJERES llegaron a Cogua,  al Criadero Los Lagos, convocados para el Segundo Encuentro del movimiento LA VIDA POR LA HÍPICA. Sus nombres, seguramente, nada o muy poco, le dirán a las nuevas generaciones colombianas porque quienes han tenido en sus manos los destinos desde esta industria: las carreras de caballos, nunca se han dado por enterados de que ahí hay trabajo para 10 mil personas. Mucho menos le ha interesado a los funcionarios del Estado el hacer algo por ella, porque en ella no está “la mordida”, el sobresueldo, la estafa. Curiosamente, allí  tampoco aparece la corrupción galopante que se ve por doquier oculta en palabras gastadas, a través del tiempo: “!vamos a hacer!”.  Nada se hace. Los caballos, señoras y señores, son honestos porque sí. Es su naturaleza luchar por la victoria, ir adelante, no retroceder.

***UNA MISIÓN… UN SUEÑO. Como si por primera vez fuesen a competir en un Derby, con ese nerviosismo, esa expectativa según lo dijo Erickson Cáceres quien llegó procedente de los Estados Unidos, al igual que nuestra gran jocketa Janneth Amorocho, quien dejó La Florida para estar en el encuentro LA VIDA POR LA HÍPICA, los nombres del doctor Daniel  Afanador Gómez,  Fabio Rodríguez, Víctor Ordóñez, José Luis González, Juan Aya, Alirio Muriel, Eduardo Casallas, Epifanio Rodríguez, Carlos García, Alvaro José torres, Kiko García, Rafael Vanegas, los Aristizábal, Víctor Walteros, los Arenas, los Ramos, Freddy Domínguez, Carlos Enrique Rugge, Gigio Torres, Mauricio Rey García, Daniel Prieto, José Salazar, Alfredo Campos, se integran al sueño que ahora es la misión, de tratar de devolverle al país una cultura perdida, una industria desperdiciada y un pasatiempo que está lleno de una pasión hermosa para todos los sentidos y que es rentable como lo demuestran las estadísticas en el mundo hípico.

***FADJA PRESENTE EN ESE SUEÑO. José Aníbal Aguirre, CEO de FADJA que el próximo 10 y 11 de abril estará presentándonos en CORFERIAS su  Vigésima Primera Edición y qué es Colombia ante el mundo del entretenimiento, en su tecnología más avanzada, se ha unido a LA VIDA POR LA HÍPICA y entrega un stand a los promotores para que desde ese espacio cada colombiano visitante, o que vea por televisión, o escuche las transmisiones, se entere de qué  persiguen estos hombres que un día disfrutaron de la gloria, del aplauso de los buscadores de fortuna, y fueron ídolos y  hoy son luchadores, de a pie, que van tras el sueño y la ilusión perdida y, seguramente encontrada en FADJA, como otras organizaciones han encontrado en ella su progreso y estabilidad para bien del país.

***ES MI FORTUNA  ser miembro también de esta causa de LA VIDA POR LA HÍPICA, como lo soy de la Asociación de Linotipistas  ANDEL que tiene 94 años de vida y trabaja de manera incansable por sus ya pocos afiliados, pues es una profesión desaparecida por el avance de las artes gráficas. En estas empresas  veo a amigos que, como si tuviésemos los famosos 20 años a los que le cantó José A. Morales, repetimos: “Por eso desde la cima,/de mis ardorosos años,/miro pasar hoy la vida/sin que me haga bien ni daño,/porque tuve la fortuna/de vivirla sin engaños/,para contar sin nostalgia/que también tuve 20 años” y estamos empeñados en devolverle a Colombia una industria, una tradición, una cultura.

***UNA MÍNIMA REMEMBRANZA.-Permítanme, brevemente, contarles que a muchos de esos veteranos  de hoy los vi crecer, aprender a montar, hacerse hombres, caminar horas y horas al lado de sus caballos y luego ser profesionales, maestros, ídolos, dándome el lujo de citarlos, nombrarlos en cada una de mis páginas en El Espectador, o  informar sobre sus triunfos en la emisora Nuevo Mundo, o en mis crónicas para la prensa extranjera. ¡Créanlo! Asistí al segundo encuentro LA VIDA POR LA HÍPICA  y al verlos a todos reunidos, abrazarlos, sentirlos y apreciarlos como sucedió en el pasado, se me arrugó el corazón y me sacó una lágrima de emoción ¡GANÉ!.     

Esta vez mis boletos son todos ganadores, ¡amigos! ¡Buena suerte! Hay opciones a granel en el panel de apuestas de nuestro ocio, de nuestro entretenimiento.

Añadir nuevo comentario