Mar, 06/11/2019 - 08:48
Foto: FOX Sports.

¡Fútbol! sin unturas de cuy ni aceite de tiburón

COMO A NIÑO RECIEN NACIDO. Los abuelitos, los y las tías, los curiosos, las comadres, los futuros padrinos y las chismosas siguen de cerca los movimientos del niño o la niña recién nacida. Que mírale el lunarcito que tiene en la nalguita. Qué mírale los ojitos, no sacó para nada el color verde de los ojos del papá ¡anjá!, que si la piel es de ese color verde-guayabo que siempre acompaña al progenitor y que la señora va para allá también, por tanto whiskey malo, son comentarios usuales y lo mismo nos acontece ahora con el clásico final del Junior y el terrible Pasto (¡carajo!), del que su D.T., Alexis García, dijo: “nos faltó atrevimiento” al referirse al partido del sábado pasado.

***ASI LOS VIERON Y LO DIJERON. En El Heraldo está la columna en la que escriben los miembros del Rincón Juniorista. Rafael Castillo Vizcaino, escribió: “Terminó efusivo y activo. Apenas el árbitro Alexander Ospina dio el silbatazo final, Alexis García empezó a agitar los brazos en señal de victoria como animando a sus dirigidos. En esa intención, se encontró con Teófilo Gutiérrez, quien buscaba el centro de la cancha para salir rumbo al camerino. Ahí el técnico del Deportivo Pasto le dijo algo al delantero de Junior, a quien ya había provocado en pleno partido haciéndole un gesto en el cual unía los dedos de sus manos y señalaba que Teo tenía temor.

El barranquillero llamó al juez Alexander Ospina y le avisó sobre las provocaciones de García, que suele vivir intensamente los partidos desde la raya técnica.

Ya ante los medios, aparentemente con más calma, entregó sus opiniones sobre la derrota de su escuadra 1-0 ante Junior, en el primer duelo de la final de la Liga, en el Metropolitano.

"Vi al equipo muy ordenado, como siempre, voy a fortalecerles el convencimiento, nos faltó atrevimiento, con un poquito de atrevimiento hubiéramos podido hacer algo mejor", se lamentó García sobre sus pupilos. 

De todas formas, el entrenador del club nariñense considera que "la serie está abierta".

***EL BUEN COMPORTAMIENTO. Los jóvenes de Barranquilla, seguidores del Junior, sí han aprendido las leyes que rigen para el buen comportamiento en los escenarios deportivos. Hay que felicitarlos y recordar que la campaña no es solo flor de un día.

***EL HOMBRE FELIZ NO TENÍA CAMISA. Creo recordar el cuento en el que el Rey le ordena a un súbdito ir y traerle la camisa que se pone el hombre que es feliz. El súbdito obedece. Pasan soles y lunas y un poco envejecido el buscador retorna a su rey y le informa que sí encontró al hombre feliz, pero que no tenía dinero para comprarse una camisa.

***PERO ESO ES UN CUENTO. Acontece que ahora, en la modernidad, en la era de jóvenes virtuales  más no virtuosas, los hombres de todos los estratos usan camisas, guayaberas de múltiples colores, aunque no sean felices. No importa que estén rotas. Claro que hoy los reyes ya no las buscan porque no las necesitan, pero eso es en la vida porque en el fútbol tenemos el ejemplo Comesaña.

***LA ‘CAMISA DE COMESAÑA’, LA NUEVA FAVORITA DE LOS HINCHAS ROJIBLANCOS.

Traemos a esta columna el relato del juniorista Rosember Anaya, El Heraldo, sobre la camisa del feliz Comesaña. Dice: “La característica camisa azul con blanco que suele usar Julio Comesaña en los partidos se ha convertido en una moda y un agüero a seguir para los hinchas de Junior que no dudaron en ir con esta vestimenta a alentar al tiburón en la final en el estadio Metropolitano.” Fútbol, sin aceites de cuy ni tiburón para los moretones. Ojalá todo sea dentro de la mayor educación.

***MAS, MAS Y MAS, PERO  MUCHO MAS. Para relatar hay mucho de los aconteceres y quehaceres del Junior y del Pasto. Oraciones sacras. Ensalmos del Sur. Bebedizos del Norte.

Unturas de Cuy. Aceite de Tiburón. Todo está a la venta.

Añadir nuevo comentario