Deportes

  • Diciembre, 13, 2020
    La indiferencia de la Dimayor ante la violación de los protocolos por parte de clubes y futbolistas, pone a las autoridades con los pelos de punta. Notorios son los vacíos en la vigilancia, por carencia de rigor. Fue lo previsto cuando la pelota, después de larga ausencia, rodó en nuestras las canchas.
Suscribirse a Deportes