Sáb, 09/22/2018 - 09:41

2 Maneras fáciles de tener Coraje

¿Sabías esto? Es mentira lo que muestran las películas y los periódicos sobre los valientes. Todos tienen miedo. Tú tienes miedo, yo lo tengo y los que te rodean también. No te preocupes si tienes miedo. Es normal.

Pero los valientes se diferencian en una cosa: actúan a pesar del miedo. Mientras el resto se deja dominar por el miedo, ellos actúan.

¿Y cómo lo hacen?

Para dominar el miedo lo que hacen es dar un paso al frente, pase lo que pase.

Saben que en cuanto se enfrentan al miedo, éste desaparece.

En cambio si huyen el miedo dominará su vida.

¿Qué eliges? ¿Hacer lo que te da miedo o que el miedo te controle?

Si quieres vencer tus miedos voy a darte 2 métodos probados que han funcionado con TODOS mis clientes:

Método 1: Ataca SIEMPRE. Da un primer paso y el miedo morirá

Una manera infalible de ganar partidos y competiciones es ir siempre adelante, siempre atacando. Da un paso aunque el enemigo esté encima. La mejor defensa es el ataque.

Si eres un jugador de ajedrez normal serás uno bueno si atacas. Si practicas la esgrima lo mismo. Y si quieres relacionarte mejor igual. Un paso adelante siempre es el mejor movimiento.

Si vas adelante, tu rival tiene que ir hacia atrás y concentrar sus fuerzas en retroceder, no en atacar. Sencillo pero infalible.

Pruébalo en tu próximo reto, ataca más ¡aunque tu oponente sea mejor! Tendrás dos ventajas: creerte mejor y robar energía a tu rival. Haz de atacar un hábito:

-Ataca hablando con la persona con la que ahora "no te atreves".

-Ataca empezando a primerísima hora de la mañana tu proyecto más difícil.

-Ataca con una hora diaria formándote y leyendo.

-Ataca pensando en tu éxito y los logros que vas a conseguir.

-Ataca escribiendo tus metas para estar siempre motivado.

-Ataca siendo positivo y no dejándote influenciar por los negativos.

Sólo podemos pensar en una cosa a la vez. Por eso si piensas en atacar matarás al miedo. El miedo desaparece si atacas.

Método 2: Pregúntate ¿Qué es lo peor que puede ocurrirme?

Otro método que nunca falla para eliminar tus miedos y preocupaciones es pensar en el peor caso posible.

¡Nunca es para tanto!

Prueba esto: haz una lista con los objetivos que quieres conseguir a la izquierda y la peor consecuencia si lo intentas a la derecha. Y cuando lo escribas te pasará algo curioso: ¡Que lo peor que puede ocurrirte no es tan grave! El miedo que te agarrotaba no es para tanto.

En el 99% de los casos verás que puedes vivir con ello. Y en el restante 1% sólo tienes que tomar un par de medidas para que no ocurra. Si por ejemplo temes perder dinero, con tiempo lo puedes prever y asegurarte de que no ocurra. Cuando identificas la peor situación, tomas medidas y la preocupación desaparece.

Pero la mayoría de veces ocurrirá esto: prever el peor escenario hará que no ocurra. Tu mente se volverá más lúcida y por fin tendrás entusiasmo por crear y conseguir tu objetivo.

Para que llegues lejos,
David Valois

Añadir nuevo comentario