Dom, 08/18/2019 - 09:03

No tienes que trabajar duro

Afrontémoslo… Necesitas más tiempo para pensar. Necesitas más calma para el alto rendimiento. “Ya lo sé, David… ¿pero de dónde saco ese tiempo?” estarás pensando. Pues te contesto: “Me da igual”. Me da igual de dónde quieras robar tiempo para pensar más. De tu trabajo, de las comidas, de cuando ves una película o de cuando compras el pan… me da lo mismo. Lo siento pero no quiero disculpas.

Es mentira lo que te dicen del trabajo duro. Porque estoy seguro que si estás leyendo estos emails y me sigues ya lo estás haciendo. Pero necesitas algo mucho más importante: tiempo diario para planificar.

Que no te engañen con que se trata del trabajo duro.

El trabajo duro no te llevará a ningún lado si no piensas.

Pero si piensas y planificas un trabajo medio te llevará bastante lejos.

Esos momentos de calma en que “parece” que no haces nada porque estás parado pensando, son los más valiosos.

¡Estar parado te dará los mejores resultados!

Aparta todos los días media hora para pensar y meditar en un sitio tranquilo. Repasa y planifica lo que has hecho y otros simplemente escucha el silencio. Relajarte y pensar en calma, aunque no implique movimiento, es la mejor manera de trabajar.

Aparecerán ideas, intuiciones y soluciones repentinas a problemas que creías irresolubles. Con grandes objetivos por un lado y tiempo para pensar llegarás a todos tus objetivos.

Mis mejores ideas surgieron en momentos de calma. Cientos de ideas revolucionarias o  decisiones como cambiar de vida en otra ciudad o averiguar las relaciones que me convenían surgieron en momentos solitarios de calma. Y por lo que he investigado no soy el único.

Tienes todo el poder para pensar, planificar y alcanzar cualquier meta.

Si te la planteas posible, sólo tienes que rediseñar el camino hacia atrás. ¿Tienes ahora una gran meta?

Pues planifica tus movimientos hacia atrás. ¿Qué harás el mes antes de conseguir esa meta?

¿Y el anterior, y el anterior?

Hay varias maneras de pensar y planificar.

1. Puedes poner tu mente en blanco en tus minutos de planificación y esperar a grandes soluciones o

2. Generar activamente ideas. Combina las dos y será como una fisión nuclear. Aparecerán soluciones, nuevos proyectos y maneras de alcanzar objetivos que sin esos minutos en silencio no verías. Sacarás conclusiones que cambiarán tu vida.

Y te llamarán genio.

La mayoría llena su día con asuntos por hacer. Parece que no quieran apartar tiempo para pensar y ser creativos. Quieren llegar a todo lo que (creen) necesario pero a pesar de la tecnología nunca terminan sus asuntos pendientes. No se organizan y nunca llegan a nada.

¡Y lo ven como algo normal!

"No tengo tiempo para pensar" dicen con orgullo, cómo si su frenética actividad les diera más caché como VIP-tremendamente-ocupado.

Entonces su lista de asuntos pendientes sube al tejado pero al final nunca harán nada importante. Porque no dedican tiempo a pensar y reconocer que es importante y cómo hacerlo.

Pero TÚ necesitas desconectar y pararte a pensar.

Repasa lo que has hecho y lo que quieres conseguir. Es fundamental ordenar tus ideas para ahorrar meses de trabajo.

Pensando eliminarás asuntos pendientes que no eran importantes.

Pensando ahorrarás tiempo viendo que no tienes que ver las noticias en TV, que no tienes que hacer ese viaje de fin de semana y que tampoco tienes que repasar ese informe.

Así que sustituye ese tiempo por relajarte y producir buenas ideas. Porque tan importante como producir es abstraerte y usar tu mente. Te aseguro que tu vida se revolucionaría con las nuevas ideas de tu tiempo en solitario.

Toda la felicidad y el éxito que puedes tener vendrán de lo que siembres. Así que siembra más que la media pensando y planificando más que la media.

-El vendedor que planifique sus días venderá más.
-El manager que piense cómo delegar conseguirá más.
-El empleado que diseñe su día de trabajo con mayor antelación conseguirá más.
-El ingeniero que prepare mentalmente su proyecto acabará antes.
-El que siembra recoge.

En vez de hablar sin más, en vez de ver la televisión, el que llega lejos piensa. No se conforma sentado en el sofá y sacará tiempo de la nada para prever sus movimientos. Y así además de resultados tendrá más tiempo libre.

Cuanto más pienses, más éxito tendrás. No tiene nada que ver con la suerte.

Aunque tumbado pensando parezca que no haces nada, es al contrario. Tus ideas se ordenan, aparece esa idea genial que te ahorra tiempo y surge esa voz que te enseña el mejor movimiento.

Y además serás más feliz, otro beneficio añadido: La mayoría busca la felicidad en el dinero, bebiendo, fumando o comiendo.

Pero no hay mayor placer que abstraerte unos minutos y descubrir nuevas oportunidades y atajos. No necesitarás ningún estimulo externo para sentirte bien, está todo en tu cabeza.

Por eso toma la decisión de pensar más y planificar HOY. 

Por tu nuevo tiempo para pensar,

David

Añadir nuevo comentario