Dom, 06/21/2020 - 08:31

¿Por qué mataron a Sayayín, el príncipe de la champeta?

En los años ochenta la champeta irrumpió en Cartagena no solo con un ritmo, sino como todo un movimiento artístico y cultural. Con alguna influencia caribeña y africana, músicos como Mister Black y Viviano Torres presentaron las primeras canciones, los medios de comunicación no les prestaban atención, pero en todos los “picó” de la ciudad, las canciones hacían bailar a los jóvenes.

Moisés de la Cruz era el promotor de esa música. La llevaba a las emisoras y personajes como Larry “el pupilo” Ortiz de Olímpica Estéreo no creía en el ritmo y seguía pasando la música tradicional.

Un día Moisés lo llevó al mercado de Bazurto –donde sólo se oía champeta--y lo invitó a degustar dos platos con pescado y queso, el personaje radial quedó convencido del poder del nuevo ritmo y le dio un giro a la programación. Descubrió cómo cantaban las canciones de Viviano Torres con Anne Swing.

La otra tarea de Moisés era convencer a programadores de Barranquilla, Santa Marta, Montería y Valledupar. ¿Cómo podía vencer a la salsa, el merengue y el vallenato? Tarea complicada pero cada día avanzaba en su meta.

Cada semana aparecía una nueva figura de la champeta. Más medios se interesaban en transmitirla. Moisés logró que personajes como Mr. Black, El Encanto, Eddy Jay, Elio Boom, El Maki, Boris García y desde luego el gran Viviano Torres tuvieran espacios para nuevas producciones discográficas y escenarios para mostrar las canciones.

UNA TORMENTA MUSICAL DEL 2.000

Con la llegada del nuevo siglo surgieron decenas de vocalistas, pero se destacó uno: John Jairo Sayas Díaz. La gente lo comenzó a llamar como “El sayayín” y con temas como “La Suegra Voladora” y “Paola”, marcó toda una historia musical.

Los encopetados y flemáticos ejecutivos de Sony Music lo escucharon y le firmaron un jugoso contrato que le permitió hacer ronda de medios en Bogotá, Medellín, Cali, cantar al lado de consagradas estrellas de la canción como Cheo Feliciano y Wilfrido Vargas y realizar varios programas de televisión.

Estaba en lo más alto del estrellato.

El 26 de junio del 2012, a las 7 y 35 de la noche departía con unos amigos en el estadero “Mi hermano y yo” en Sincelejo. De un momento a otro, dos sicarios llegaron al lugar y comenzaron a disparar indiscriminadamente. Uno de los heridos fue “El sayayín”. La bala que lo afectó en la espalda fue letal. A los pocos días falleció.

Cartagena no lo entendía. Sus amigos y familiares, menos. ¿Por qué le hacían esto al Sayayín, padre de tres hijos, buena persona, gran artista y con mucho futuro?

El 17 de julio el alcalde Campo Elías Terán Dix realizó un homenaje al Sayayín en el cual participaron más de 20 agrupaciones de champeta.

Gracias a una intensa labor de la Fiscalía y la Policía que duró más de cuatro años se logró la captura de los asesinos: “el puya” y “bamba”, condenados después a 37 años, 8 meses y 3 días exactos de prisión. Los sujetos pertenecen a la banda “Los Rastrojos” dedicados al narcotráfico, la extorsión y el secuestro. Se supo que el atentado era para el dueño del estadero.

EN EL EXPEDIENTE FINAL

Este domingo 21 de junio a las 4 y 30 de la tarde por Caracol Televisión, en Expediente Final, programa que dirige Diva Jesurum, se presentará la historia de los últimos días de John Jairo Sayas Díaz, “el Sayayín”, príncipe de la champeta y rey eterno del sector El Tancón de Olaya Herrera.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.