Vie, 07/27/2018 - 11:21

Reinventa tu vida

¿Te has preguntado por qué algunos ganan más dinero y más rápido que el resto?. El otro día habló un amigo mío en una conferencia de empresarios. Es muy conocido porque montó en tiempo récord su gran empresa de servicios telemáticos. En 9 meses ya ganaba seis cifras (al mes).

Había dos periodistas en la sala y uno le preguntó:

"¿Cuál fue su secreto para hacer tanto en tan poco tiempo? Pero diga sólo uno, por favor."

Mi amigo no lo dudó:

"La habilidad para concentrarme al 100% en lo más importante."

"Cuando fijé toda mi fuerza mental y física en un solo punto, el más importante, se dispararon los resultados y el dinero entró."

Mi amigo no lo dijo sin más. Tenía pruebas.

Puedes ser brillante, tener muchos contactos, tener la mejor educación y las mejores oportunidades. Pero si no puedes concentrarte en lo importante, todas esas ventajas irán a la basura.

¿Por qué tanta gente con formación, unos contactos increíbles y unas posibilidades enormes, nunca llega a nada?

Porque no tienen la disciplina para concentrarse en sus prioridades más importantes.

¿Y por qué gente con el entorno más difícil superó todas las barreras y consiguió llegar dónde quería?

Por su capacidad de concentración casi obsesiva en el punto clave. Lo demás no existía, sólo lo importante. Se enfocaron en ello hasta terminar.

El buen estratega sabe que si se concentra y dedica toda su atención a lo que puede darle los mejores resultados, conseguirá diez veces más que cualquier otro talento.

Es el Método del Rayo. La concentración es un rayo láser que derrite todo lo que se pone por delante. Concentra su energía en un punto y lo fulmina.

Y tú puedes hacer igual: concentrar toda tu fuerza en tu proyecto más importante hasta acabarlo, cómo un rayo. En vez de apuntar a muchos sitios sin conseguir nada, concentrarte como un rayo láser te dará alas.

¡Que te de igual parecer un autista!

Todos tus fracasos y problemas vendrán por perderte en lo no-importante. Y todos tus éxitos vendrán por concentrarte inteligentemente en lo importante y despreciar el resto. ¡Rayando en la mala educación si hace falta!

Es tu vida y no la puedes desaprovechar.

Es diez veces mejor un objetivo y concentrarte en él, que intentar ser un poco bueno en todo. El que llega lejos es bueno sólo en lo decisivo. Y se dedica exclusivamente a ello. Incluso descuidando el resto. (Porque cuando consigue su prioridad gana tanto dinero que puede subcontratar el resto.)

Encontrarás este consejo y muchos más en el Sistema para ser más productivo.

Para que llegues a las seis cifras (al mes).

David Valois

Añadir nuevo comentario