Colombia

El experimento de la abstención consciente

POR: Andrés Felipe Giraldo López | Enero 16, 2018
La abstención en Colombia ha sido considerada como la gran culpable de las malas elecciones en el país para todos los cargos de elección popular en las últimas décadas. Desde las elecciones nacionales hasta las regionales las personas que se abstienen de votar son acusadas por los perdedores de haber propiciado la debacle.
Leer más...

Atención: Peligran las libertades de expresión, opinión y prensa en Colombia

POR: Andrés Felipe Giraldo López | Diciembre 10, 2017
La semana pasada fui condenado por el juzgado cuarto penal del circuito con funciones de conocimiento de Bogotá a retractarme por haber vulnerado el derecho a la honra y buen nombre del señor Camilo Alberto Enciso Vanegas, exsecretario de Transparencia de la Presidencia de la República, por algunas apreciaciones personales sobre él que manifesté en dos informes especiales en donde le estoy contando a la opinión pública el recorrido errante y prácticamente fracasado de un proyecto de ley en el que trabajé durante un año y que en este momento naufraga en el trámite legislativo sin mucha esperanza de sobrevivir.
Leer más...

Me retracto de ser colombiano

POR: Andrés Felipe Giraldo López | Diciembre 13, 2017
Qué triste es no poderse retractar de lo que uno no pudo elegir porque simplemente son cosas de eso que los conformes llaman “destino”. Nací con una religión de la que apostaté hace años, un nombre que me pusieron mis padres y que lo mantengo porque me gusta y una nacionalidad que aborrezco de la que estoy preso y condenado a cadena perpetua sin haber cometido crimen alguno. Tan solo me pude ir por fin de ese país para ser un extranjero el resto de mi vida en donde quiera que esté porque no me interesa tener otra nacionalidad.
Leer más...

Los corazones de Jesús de los colombianos. El malo y el peor

POR: Andrés Felipe Giraldo López | Noviembre 19, 2017
A Pablo Escobar lo recuerdo con terror. Aún siento que fue él quien llamó a mi casa cuando mi papá era Magistrado de la Corte Suprema en diciembre de 1986 y me dijo “a su papá lo vamos a matar y a usted también” y colgó. Recuerdo nítido ese acento inconfundible que sin gota de remordimiento decía que iba a matar y mataba. Yo tenía doce años y creo que no dormí bien por al menos un par de meses. Debo confesar con vergüenza que me alegré el día que supe que había muerto. Uno no se debe alegrar por la muerte de nadie. Pero yo sabía, a mis 19 años, que ese tipo cargaba un resentimiento tan grande por todo y contra todos que, si no moría, todavía nos podía matar. Entonces esta opinión no surge precisamente de mis ganas de suavizar la imagen nefasta de “el patrón del mal”.
Leer más...

Páginas

Suscribirse a Colombia