Jue, 02/02/2017 - 09:47

Colombia cuenta con más de 31 mil humedales

Los humedales son ecosistemas de transición entre el medio acuático y terrestre que han sido conocidos como chucuas, lagunas o pantanos. Hoy se celebra el día mundial de los humedales.

Colombia es un país con diversidad inmensa y con amplia riqueza de fuentes hídricas. Cuenta con el 60% de los páramos del mundo y cerca de 31.702 humedales, estos últimos son ecosistemas estratégicos como fuente de agua dulce, de importancia para la regulación de los ciclos hídricos y conservación de la biodiversidad.

Existe una gran variedad de humedales en Colombia: arrecifes, estuarios, manglares, marismas, ciénagas, meandros, lagunas, chucuas y pantanos; algunos ubicados cerca de las costas, otros en zonas ribereñas o en las altas montañas.

Todos ellos conforman una inmensa red de ecosistemas indispensables para la vida de la fauna, la flora y los seres humanos. Se estima que cerca del 87% de la población colombiana habita zonas de humedal. 

El agua y la biodiversidad son la mayor riqueza de nuestro territorio. Sin embargo, este patrimonio se encuentra fuertemente amenazado por el uso que hacemos de nuestros recursos.

La contaminación del agua, la desecación, el desarrollo industrial, las economías extractivas, las actividades agropecuarias y el rápido crecimiento urbano han convertido a los humedales en ecosistemas en riesgo.

Como iniciativas para la protección de la riqueza ambiental de los humedales, Colombia hace parte de la Convención Ramsar (1971) a través de la Ley 357 de 1997, en donde varias naciones del mundo hacen un pacto para la conservación de los humedales.

Además,   por medio de la Ley 165 de 1994,  Colombia participa en el Convenio de Diversidad Biológica,  en el cual se asume un compromiso global para la conservación de la biodiversidad, su uso sostenible y equitativo.

Si bien Colombia es reconocida por poseer ecosistemas estratégicos en el ámbito mundial, de los 31.702 humedales identificados en el territorio Colombiano tan sólo 6 áreas han sido declaradas como sitios Ramsar o humedales de importancia Internacional:

  1. Sistema Delta Estuarino del Río Magdalena, Ciénaga Grande de Santa Marta, Magdalena La laguna de la Cocha, Nariño
  2. El Delta del Río Baudó, Chocó
  3. Sistema Lacustre de Chingaza, Cundinamarca
  4. El complejo de humedales de la Laguna del Otún, Risaralda
  5. La estrella fluvial del Inírida, Guainía 

Estas áreas protegidas representan un importante patrimonio ambiental y cultural para las ciudades. Constituyen el hábitat de una inmensa diversidad de especies de fauna y flora, regulan el ciclo hídrico, mitigan las inundaciones y los efectos del cambio climático.

¿Qué pasa con los humedales de Soacha?

De los tres humedales que subsisten en el perímetro urbano del municipio de Soacha: Neuta, Tibanica, Tierra Blanca, quizá el que más sufre el impacto poblacional es Tierra Blanca.

Es por eso que la dirección de la Unidad  Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres (Uaegrd), ha puesto sus ojos en esta importante fuente de agua, maltratada y acosada por la mano del hombre.

Son cerca de 20 los barrios que circundan al humedal de Tierra Blanca, de los cuales 12 son subnormales, es decir que no cuentan con reconocimiento urbanístico legal. Esta apropiación ilícita de terrenos le ha restado claridad al agua y ha contaminado de manera constante una de las zonas que podríamos considerar vital para el futuro de las generaciones. Los residuos orgánicos, las basuras y las aguas servidas son parte del panorama que se intenta recuperar a través de campañas y buenas intenciones de organizaciones ambientalistas y personas preocupadas por el ecosistema.

Si bien la Uaegrd apoya constantemente los trabajos de limpieza y conservación de los humedales de Neuta y Tierra Blanca de Soacha, estos esfuerzos son insuficientes, pues mientras no vayan de la mano con una recuperación del tejido social de los habitantes ilegales de la zona, no será posible salvar a Tierra Blanca.

Según lo indicó el director de la Uaegrd, Wilson García, “desde el mes de diciembre hemos apoyado a la CAR mediante la asignación de maquinaria, el acompañamiento de los organismos de socorro y de nuestros funcionarios, con el fin de efectuar la limpieza del humedal Neuta”.

La pregunta es ¿qué otros esfuerzos pueden realizarse para ayudar a mitigar el daño ya causado? ¿a quién le corresponde tomar cartas en el asunto?

Entre tanto y en medio de la celebración  del día mundial de los humedales, no sobra tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No arrojar residuos sólidos ni desechos en estos lugares.
  • No destruir, cazar, ni capturar la fauna de estos ecosistemas.
  • No descargar desechos tóxicos o aguas residuales en estos terrenos, ya que pueden causar la muerte de la fauna y la flora del lugar.
  • No permitir el ingreso, ni la permanencia de  perros y ganado en los humedales.
  • Denunciar a quienes arrojan desechos en los humedales, ante las autoridades ambientales y de policía de su municipio.

Recordemos que estamos de paso por este mundo y cada una de las acciones que realicemos afecta directamente a las futuras generaciones. 

"Una vez agotada el agua en el planeta, ni lágrimas tendremos para lamentarnos"
Hermes Varillas Labrador

There is 1 Comment

Excelente articulo para renovar conciencias y compromisos

Añadir nuevo comentario