Dom, 03/10/2019 - 11:07
Foto: U Libre

Frenar el fracking en Colombia

El fracking es un tema complejo que exige mirar atentamente todas las aristas. El debate que apenas comienza, tiene plazos cortos para su definición. En Colombia ¿Le seguimos apostando al petróleo y a la minería o decidimos empezar a construir un nuevo escenario productivo y competitivo?. Está claro que muchas comunidades se han manifestado en contra del fracking. Sin embargo un manto de duda se cierne sobre los mecanismos de participación utilizados luego de que la Corte Constitucional tomara la decisión de prohibir las consultas populares para definir si un territorio desea o no las actividades extractivas en su territorio. ¿Existen otros mecanismos del lado de la comunidad? Les contamos.

Para poner en contexto la discusión debemos referirnos a la decisión de la corte de prohibir las consultas pupolares mineras. ¿Por qué prohibieron las consultas?

Todo comenzó cuando la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado y la Agencia Nacional de Minería le pidieron a la Corte revisar una tutela ─mecanismo judicial para la defensa de derechos fundamentales de los colombianos─ en contra de una consulta popular y se seleccionó la de Cumaral. Esta tutela ya había sido rechazada por el Consejo de Estado porque la empresa minera no estaba legitimada para presentarla pues había actuado por fuera de los tiempos establecidos en la ley. Incluso, en el comunicado de prensa de la Corte Constitucional se encuentra que el magistrado Alberto Rojas salvó voto resaltando el mismo argumento.

A pesar de ese presunto impedimento, la Corte la aceptó y dijo que había un gran problema pues la nación y los municipios podían entrar en tensión al tener que decidir sobre las actividades extractivas. Para evitar esto, consideró que lo mejor era ponerlos de acuerdo y que cada uno respetara sus competencias e indicó que el municipio regula el suelo y el Estado el subsuelo (donde se realizan las actividades extractivas). “La Corte dice que el único que puede tomar decisiones sobre el subsuelo es el gobierno nacional  y no el municipio. Esto es extraño porque el municipio es copropietario del subsuelo, pues es parte del Estado”, comenta el abogado y consultor legal ambiental, Rodrigo Negrete.

Según el abogado, actualmente hay una incertidumbre y un rompimiento al principio de igualdad. En una sentencia de la Corte Constitucional, la C-123 de 2014, el alto tribunal ya había dicho que la nación no podía excluir a los municipios a la hora de otorgar títulos mineros y  que para entregarlos se requiere una ley, que aún no ha sido expedida. Sin embargo, el Estado sigue otorgándolos. Ahora, con la más reciente decisión de la Corte se le dice a los municipios que no pueden seguir promoviendo consultas populares hasta tanto no se expida una ley y se genere un procedimiento para ver cómo se hace una concertación entre ellos y la nación.

“La corte cambió jurisprudencia sin ninguna ley que lo habilitara. Se podrán hacer consultas populares para temas como el día sin carro, cosas que al gobierno no le importan, pero para el  tema extractivo ya no, sobre eso ya no más”, dice Negrete.

Los Acuerdos Municipales, una alternativa para frenar el fracking

Bajo el esquema de Acuerdos municipales se pueden prohibir actividades que puedan atentar contra el ambiente, la naturaleza y el patrimonio social y cultural. Rodrigo Negrete lo sabe bien pues es una de las personas que ha asesorado municipios para que restrinjan actividades extractivas bajo este mecanismo. Así mismo, se ha enfrentado a las decisiones de algunos tribunales departamentales que luego han declarado nulos esos procesos.

Recuerda bien el caso de Urrao (Antioquia), que mediante un Acuerdo prohibió la minería de metálicos y la mediana y pequeña extracción de otros minerales. El documento fue declarado no válido por el Tribunal Administrativo de Antioquia. En segunda instancia, el Consejo de Estado  le ordenó al Tribunal revocar su fallo porque consideró que los municipios, a través de los Concejos Municipales y mediante acuerdos pueden prohibir la minería. “Hoy por hoy me parece una herramienta rápida, fácil, no tiene costo y está dentro de las funciones de los Concejos”, comenta Negrete.

A eso ya le están apuntando quienes se oponen a la minería y a los hidrocarburos en sus territorios. “Por ahora, lo que haremos es utilizar otros mecanismos como los Acuerdos municipales”, asegura Carlos Andrés Santiago.

Fusagasugá ya utilizó ese mecanismo y hoy cuenta con el Acuerdo Municipal No. 21 de 2018, en el que se "ADOPTA LA DECISIÓN SOBERANA DEL PUEBLO EN LA CONSULTA POPULAR REALIZADA EL 21 DE OCUTUBRE DE 2018, PARA QUE EN EL MUNICIPIO DE FUSAGASUGÁ (CUNDINAMARCA) NO SE REALICEN ACTIVIDADES DE EXPLORACIÓN, PERFORACIÓN Y PRODUCCIÓN DE HIDROCARBUROS, FRACING Y MINERÍA A GRAN ESCALA Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES".

Lo que dice la Comisión de Expertos

Luego de que en agosto de 2018, la organización Alianza Colombia Libre de Fracking radicó la iniciativa de proyecto que busca proteger el medio ambiente, las fuentes hídricas, la salud pública, los recursos naturales y prevenir conflictos socio-ambientales a raíz de esta técnica de exploración petrolera, respaldada por 30 senadores y representantes a la Cámara, el debate fue aplazado en diciembre a causa de 9 votos que argumentaron que mejor esperarían los resultados de la comisión de expertos asignado por la Ministra de Minas para un estudio sobre la implementación de ‘fracking’ en el territorio nacional.

En febrero pasado, la Comisión de Expertos para la Exploración de los Yacimientos No Convencionales presentó una serie de recomendaciones y requisitos que se enfocan en tres momentos: el primero es la etapa previa a los proyectos pilotos de exploración, el segundo es durante su ejecución y el tercero es posterior al proyecto piloto, es decir, cuando se deba decidir si se procede o no a la exploración y explotación comercial.

Puede ver las recomendaciones de la comisión aquí

Expertos de la ONU demuestran que el ‘fracking’ contribuye al cambio climático

Recientemente, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas, se pronunció por primera vez al respecto, solicitando reconsiderar la utilización de esta práctica de extracción de hidrocarburos no convencionales a gran escala en Argentina, basado en el investigador brasileño Renato Zerbini, miembro del Comité, quien comprobó por medio de diversos estudios, que efectivamente el fracking contribuye al cambio climático, consecuencia de la destrucción del medio ambiente.

Añadir nuevo comentario