Mar, 02/25/2020 - 09:19

Julio Sánchez Cóccaro contó como se le apareció la Virgen de Fátima

Julio Sánchez Cóccaro, quien interpreta a Salvador en Amar y vivir, visitó a Suso y entre otras cosas le contó por qué este papel ha sido uno de los más queridos en su carrera artística.

“Hace mucho no tenía un reconocimiento tan grande con un personaje como me ha pasado con Salvador. La gente me ha vuelto a reconocer en la calle, a tomarse fotos conmigo, a hablar del papel que estoy haciendo, y a nivel actoral, me dio la oportunidad de exponer muchas facetas que no mostraba hace mucho tiempo”, afirmó Julio.

El actor, quien también es profesor de teatro y bailarín, habló de sus hijos, quienes también son actores y heredaron su gran talento, y de su esposa quien es el amor de su vida, aseguró que el plan que más les gusta compartir en familia, es ver películas.

Además, contó una experiencia que tuvo cuando sufrió de neumonía, una enfermedad que lo llevó a estar aislado en el hospital y a punto de morir. “Luego de varios días de hospitalización en los que me tenían con medicamentos y sin poder ver a nadie, se me apareció la Virgen de Fátima. Yo estaba muy mal, acostado, abrí los ojos y vi una mujer de blanco que levitaba y que se me acercó al lado derecho de la cama, me puso las manos en el pecho y se fue de nuevo a los pies de la cama. Me quedé dormido y cuando me desperté pensé que había sido un sueño. Luego de cuatro horas de evolución, me dieron de alta. Un día en la casa, ya recuperado, vi la imagen de la virgen que tenemos en la puerta y caí en cuenta de que ella era la que me había curado”, confesó el actor.

En El reto, el Julio demostró su gran talento al bailar malambo. Aunque trató de enseñarle al presentador, los pasos no fueron tan fáciles de hacer y quedó en solo un buen intento.

SALVADOR EN AMAR Y VIVIR

Julio Sánchez Coccaro, es Salvador Romero en Amar y vivir, una adaptación de la exitosa novela de los años ochenta que lleva su mismo nombre, producida por Fox Telecolombia para Caracol Televisión.

 Su personaje es un hombre luchador, colaborador y amigable con todos en la plaza de mercado donde trabaja, La milagrosa. Su sueño más grande es ver convertida a su hija, Irene, en una gran cantante. 

“Salvador Romero es un hombre frustrado, le encantaba la música y quería ser un hombre famoso en el mundo musical, pero por cosas del destino, la misma música fue la que lo llevó al alcoholismo y siendo un alcohólico truncó su carrera y ahora ve en su hija la posibilidad de cumplir su sueño frustrado”, dijo Sánchez Coccaro. (GRS).

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.