Lun, 05/11/2020 - 18:11

Psicología de Espacios: el ABC para renovar el hogar

Según recientes estudios de Naciones Unidas se estima que hay alrededor de 7.700 millones de personas en el planeta, de los cuales cerca de 1.000 millones fueron confinadas en sus hogares para evitar la propagación de la pandemia. Esta situación ha logrado reubicar la salud, el bienestar y la calidad de vida como elementos esenciales para el ser humano, además nos ha hecho retornar al hogar para observar de nuevo, y con detenimiento, esos espacios que alguna vez creamos.

Desde el siglo XX se habla del Diseño de Interiores como una disciplina que involucra diversas experiencias para los usuarios y los ambientes en los que se mueve. De tal forma, el ser humano ha logrado evolucionar en este campo con diversas teorías y durante años ha trabajado en temas de renovación que incluyen el color, la ubicación de objetos o la luz de los ambientes, incluso el diseño sostenible o ecológico.

Pero la transformación no para, y es justo por esto que actualmente ha surgido un nuevo campo interdisciplinario que combina el estudio de los seres humanos y su relación con el entorno, esta disciplina se llama Psicología de Espacios. Una nueva técnica que equilibra los ambientes, que influye e impacta directamente en los sentidos del ser humano y que, por ende, cuida su salud mental y emocional brindando tranquilidad y bienestar.

Para conocer a profundidad sobre este tema hablamos con la vocera y pionera de la Psicología de Espacios en Colombia: Larissa Del Rio.  Al ejercer su profesión la Psicóloga ayuda a las personas a conocer y entender su entorno, a crear lugares con una mayor conexión Psicológica y emocional, a convertir sus casas en hogares y a identificar cómo ser más felices creando ambientes auténticos que promuevan el bienestar para así revitalizar a los seres humanos que habitan allí.

El Arquitecto Australiano Jan Golembiweski -investigador en Diseño Ambiental y de la Salud Mental en la Universidad de Sidney- estableció que los buenos entornos afectan positivamente inclusive a personas sanas “Los pacientes con problemas mentales muestran 65 veces más reacción negativa a malos ambientes que los sanos”, concluye.

Larissa Del Rio, ha creado un modelo pionero en latinoamérica que integra su profesión como Psicóloga, y el Diseño de Interiores, la Arquitectura y la Decoración. Ella consigue comprender esa interacción entre las personas y su entorno, previo al comienzo de cualquier proyecto Arquitectónico o de Interiorismo.

La ciencia de la Psicología juega un rol primordial para asegurar que los ambientes creados por los Arquitectos y/o Diseñadores tengan un impacto positivo en los estados anímicos, mentales y comportamentales de los futuros habitantes, tema en el que Larissa Del Rio es una experta. Hablamos con ella y esto fue lo que nos contó al respecto:

¿Qué metodologías utiliza para entender qué les dicen los espacios a las personas de sí mismos?

Larissa Del Rio: utilizo los espacios como un “excusa” o como un “escenario” para que las personas se conozcan, y reconozcan los componentes inconscientes que las paredes y objetos guardan de sus propias vidas e historias.

¿Cómo se realiza el proceso de renovación de espacios?

LDR: todo comienza con un video llamado, las personas me envían fotos y videos de los espacios de la casa que quieran cambiar o renovar y las imágenes que tengan como referencia de inspiración.

Luego se concreta el camino para realizar el “reseteo” del hogar, organizado en diferentes etapas y con diversas herramientas de Psicología que pueden consistir en realizar un détox del espacio, identificar la paleta de colores que realmente evoque emociones agradables a todos los habitantes, identificar la personalidad de cada individuo para crear el espacio ideal donde haya una convivencia estética  entre los diferentes estilos de diseño de las personas.

¿Qué pasos sigue para la transformación del espacio?

LDR: realizo mi trabajo en 3 pasos. El primero es un diagnóstico, en donde analizo la relación Psicológica y emocional que tienen las personas con los diferentes espacios con los que interactúan.

El segundo es la revelación de la influencia que tienen los lugares, objetos y elementos de decoración en las vidas de las personas.

Y, finalmente, vamos con la transformación física de los espacios, que pueden ser proyectos pequeños, medianos o grandes según las necesidades de cada uno.

¿Qué pasa cuando un Diseño de Interiores no contiene Psicología de espacios?

LDR: un proyecto de Diseño de Interiores sin Psicología es un proyecto funcional, estético, pensado en las necesidades de las personas, más no en el aporte y profundidad que brinda la ciencia de la Psicología en el conocimiento del ser humano, de sus emociones, comportamientos, relaciones interpersonales. En resumen, en el proceso de entender la personalidad de los habitantes y las historias de vida de los lugares.

Profundizando en la Psicología de Espacios

El deseo de muchos se ha cumplido. Estar más tiempo en casa y recorrer cada uno de los espacios nos muestra qué tan importante es el tiempo para rehacer, reinventarse, renovar y renacer a través de las paredes del lugar que se habita.

Hacer visible lo invisible y ser conscientes sobre qué historia nos cuenta cada lugar de ese hogar que habitamos son algunas de las funciones de la Psicología de Espacios. A continuaciones algunas recomendaciones para renovar el hogar y lograr un equilibrio perfecto en cada espacio:

1.         Regresando al hogar

El continuo contacto con nuestro refugio en esta cuarentena ha hecho que recordemos esos espacios creados y que tengamos presente cada elemento. Sin duda, llevar flores a casa, tener música alegre, limpiarla o embellecerla es un acto de amor, no solo hacia nuestro lugar sino hacia nosotros mismos.

Este momento de cuarentena es perfecto para dejar de ver nuestra casa como un hotel de paso y entender su estructura y los estados emocionales que pueden concentrarse en cada esquina del espacio que se está habitando.

Por este motivo, es indispensable recorrer cada punto de nuestro hogar, analizar cada objeto, preguntarse qué es necesario y qué no, el por qué cada elemento ocupa el espacio que está ocupando. El reconocimiento es un paso indispensable en este retorno al hogar.

2.         El reflejo de los espacios

Para lograr armonía se deben entender los espacios, rincones y elementos que hay en la decoración del hogar, es así como se vuelve necesario visualizar cada detalle que se convierte en una extensión del ser humano que lo habita. Así de simple, todo lo que está alrededor del ser humano y su  hogar es un espejo de sus residentes. La Psicología de Espacios visibiliza la perspectiva de cada objeto que se tiene, porque cada detalle cuenta una historia, una vida, un sueño, una meta, un escape o una aventura de las personas que habitan ahí.

Si se ve desde una perspectiva general se debe entender que el hogar es la triangulación entre el espacio, la persona y el objeto.

3.         El poder de las emociones

De la misma manera en que se aplica un perfume y el olor impregna el espacio, las emociones dejan sus huellas. Sea cual sea la sensación que se tenga cada día, alegría, optimismo, tristeza o rabia, es la misma que recibe cada espacio del hogar.

Es así como se puede hablar de una vía circular en la que los espacios reflejan lo que se está sintiendo alrededor y, a su vez, las personas reaccionan frente a la construcción del espacio creado por ellos mismos. Tan simple como que el reflejo del interior y el exterior son uno mismo.

De esta manera, un espacio puede ser una fuente de motivación e inspiración, y una recarga energética, o, por el contrario, una fuente de descarga que opaca a las personas y a sus sueños.

Por estos motivos se hace necesario crear una conciencia mayor de la función que tiene la casa en nosotros y analizar cómo se está habitando. Más allá de ser un lugar que se viste de colores, muebles o estructuras funcionales, se debe comprender que la casa expresa todo sobre lo que es cada ser humano y las emociones que tiene. 

4.         Revelando nuestras historias

Los colores, las formas, las texturas, la iluminación, los olores y los objetos reflejan de manera inconsciente el estado de ánimo de las personas. Cada espacio revela la historia de quién habita ahí, por esta razón, es importante entender el entorno (ya sea residencial, laboral o la combinación de ambos), y saber de qué manera influyen esos ámbitos en el ser humano.

En todo caso, si las paredes hablaran seguramente contarían miles de historias. Y es que acceder a cualquier entorno creado es entrar a ese inconsciente que está tatuado en los muros de las casas y de sus objetos, además de narrar los secretos íntimos de sus habitantes.

Así pues, preguntarse qué se quiere reflejar y qué se quiere contar a través del espacio en donde se vive es imprescindible para renovar cualquier lugar.

Cinco pasos indispensables para mejorar el espacio

Resumiendo, la percepción que tengamos de nuestro espacio y lo que éste refleja es vital para mantenernos activos y para mejorar nuestra calidad de vida. Con estos sencillos pasos podemos comenzar:

•          Despojarse de pertenencias que ya no sirven en la vida de las personas y que no traen los mejores recuerdos.

•          Escoger una paleta de colores con la cual sentirse identificado y que, además, evoque emociones agradables.

•          Identificar el concepto que se tiene sobre lo que es un espacio ideal, visualizar con qué objetos, colores, formas se siente mejor.

•          Es muy importante reconocer los gustos y personalidades de cada integrante que haya en los espacios habitados.

•          Crear espacios de convivencia estética de tal manera que cada integrante sienta que está representado en los ambientes.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
9 + 5 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.