Lun, 04/01/2019 - 09:01

¡Santa sustentabilidad! El Papa llama a una conversión ecológica

El Papa Francisco hace un llamado a la acción sobre el desarrollo sostenible. El Papa cree que el mundo necesita una “conversión ecológica” para promover la sustentabilidad. El Papa Francisco en su encíclica “Laudato Sí”, exhorta a todos a mostrar un cuidado especial por las comunidades indígenas y sus tradiciones culturales.

No solo por defender sus derechos sino en reconocimiento de la cantidad de pueblos indígenas que tienen que enseñar al mundo sobre la ecología integrada que la Iglesia proclama vigorosamente como parte del Evangelio de la Creación. Indican líneas de adecuada conversión ecológica y educación ecológica.

Este es un trabajo poderoso que aborda temas ambientales y ecológicos, especialmente la necesidad de acción sobre el cambio climático. Con eso hizo un llamado a la sociedad mundial, y especialmente a las instituciones de la Iglesia católica para hacer frente a las amenazas urgentes planteadas por el cambio climático.

El Papa llama a una conversión ecológica en una conferencia internacional

La conferencia internacional de tres días, titulada “Las religiones y los Objetivos de Desarrollo Sostenible: Escuchar el clamor de la Tierra y de los pobres”, analizó cómo las religiones pueden ayudar al mundo a alcanzar las metas para 2030.

El tema: “Sin un cambio de actitud que se centre en el bienestar del planeta y sus habitantes, los esfuerzos para alcanzar los ODS no serán suficientes para un orden mundial justo y razonable”.

Papa Francisco - se necesita adecuada conversión ecológica y educación ecológica.

La conferencia del 7 al 9 de marzo, organizada conjuntamente por el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral y el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, reunió a líderes religiosos de todos los orígenes religiosos, así como a defensores y expertos en los campos del desarrollo, el medio ambiente y cuidado de la salud.

Al dar la bienvenida a los participantes, el Papa aplaudió el objetivo de la conferencia de incluir la voz de diferentes tradiciones religiosas, incluida la tradición católica, en contribuir a “nuevos caminos de desarrollo constructivo”.

Conversión ecológica antes de crecimiento económico

El Papa Francisco pidió atención especial para las comunidades indígenas porque sus vidas, comunidades y tradiciones culturales están gravemente en peligro, con sus tierras, cultura, derechos y dignidad pasados ​​por alto, sacrificados o incluso pisoteados por los intereses económicos de los demás.

El dijo a los participantes que el desarrollo sostenible no se puede lograr sin las voces de los afectados por la explotación de los recursos de la tierra, especialmente los pobres, los migrantes, los indígenas y los hombres y mujeres jóvenes.

El desarrollo es un concepto complejo que ha sido limitado casi por completo al crecimiento económico, llevando así al mundo por un camino peligroso donde el progreso se evalúa solo en términos de crecimiento material, dijo el Papa Francisco.

Ese camino ha provocado que muchos exploten irracionalmente el medio ambiente y nuestros semejantes, agregó.

“Debemos comprometernos a promover e implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible que están respaldados por nuestros valores religiosos y éticos más profundos. El desarrollo humano no es solo un problema económico o que concierne solo a los expertos; En última instancia, es una vocación, una llamada que requiere una respuesta libre y responsable”.

Papa Francisco

Opiniones sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Agenda 2030 y los ODS dijo el Papa, “fueron un gran paso adelante para el diálogo global, marcando una solidaridad nueva y universal”. Pero señaló que durante demasiado tiempo, la idea convencional de desarrollo se ha limitado casi por completo al crecimiento económico.

El Pontífice subrayó que esto ha llevado al sistema económico moderno por un camino peligroso donde el progreso se evalúa solo en términos materiales a crecimiento, debido a que casi nos vemos obligados a explotar irracionalmente el medio ambiente y nuestros semejantes.

Lo que se necesitaba era un compromiso de promover e implementar los objetivos de desarrollo que están respaldados por nuestros valores religiosos y éticos más profundos. También expresó la esperanza de que surgieran soluciones y respuestas concretas de la conferencia.

La cultura ecológica no se puede reducir a una serie de respuestas urgentes y parciales a los problemas que van apareciendo en torno a la degradación del ambiente, al agotamiento de las reservas naturales y a la contaminación.Debería ser una mirada distinta, un pensamiento, una política, un programa educativo, un estilo de vida y una espiritualidad que conformen una resistencia ante el avance del paradigma tecnocrático.

De otro modo, aun las mejores iniciativas ecologistas pueden terminar encerradas en la misma lógica globalizada. Buscar sólo un remedio técnico a cada problema ambiental que surja es aislar cosas que en la realidad están entrelazadas y esconder los verdaderos y más profundos problemas del sistema mundial.

El Papa Francisco dijo a los participantes en una conferencia del Vaticano sobre el desarrollo sostenible que no se puede lograr sin las voces de los afectados por la explotación de los recursos de la tierra, especialmente los pobres, los migrantes, los indígenas y los hombres y mujeres jóvenes.

El Papa hace un llamado a una conversión ecológica

Orden mundial justo y sostenible

Sin un cambio de actitud que se centre en el bienestar del planeta y sus habitantes, los esfuerzos para lograr los ODS de las Naciones Unidas no serán suficientes para un orden mundial justo y sostenible, dijo el Papa.

“Las religiones tienen un papel clave que desempeñar en esto. Para un cambio correcto hacia un futuro sostenible, debemos reconocer nuestros errores, pecados, faltas y fracasos, lo que conduce a un arrepentimiento sincero y un deseo de cambiar; de esta manera, nos reconciliaremos con los demás, con la creación y con el Creador”.

El Papa Francisco también expresó su esperanza de que la conferencia conduzca a soluciones concretas que respondan al grito de la tierra y al grito de los pobres, al tiempo que promuevan compromisos serios que se desarrollan junto a nuestra tierra hermana y nunca en contra de ella.

“Si estamos realmente preocupados por el desarrollo de una ecología capaz de reparar el daño que hemos hecho no se debe pasar por alto ninguna rama de la ciencia o forma de sabiduría, y esto incluye las religiones y los idiomas específicos de ellos”.

Líderes religiosos globales

Los líderes religiosos globales pueden afectar de manera directa e indirectamente los cambios significativos en la sociedad global. La Iglesia Católica Romana como institución colectiva es uno de los mayores propietarios y tenedores de activos en el mundo, incluidos los sistemas de pensiones de diversas órdenes, organizaciones benéficas católicas, sistemas de salud y más.

La política de la Iglesia Católica Romana está guiada por importantes encíclicas publicadas por el Papa en la Ciudad del Vaticano.

Por ejemplo, los contenidos de la histórica encíclica de 1891 publicada por el Papa León XIII sobre el capital y el trabajo y los derechos de ambos y las preocupaciones sobre la clase trabajadora de la era industrial continúan resonando incluso hoy en las discusiones sobre los problemas relacionados con el trabajo corporativo y el sector público.

Como parte del diálogo público, el Papa Francisco se dirigió a las casas conjuntas del Congreso de los Estados Unidos en mayo de 2015 y recibió 37 ovaciones de pie cuando abordó el cambio climático, las necesidades comunes, el riesgo para nuestra casa común (la Tierra), la responsabilidad de las naciones más ricas, y otros retos sociales.

La discusión continúa: la Iglesia Católica Romana convocó una conferencia de tres días a principios de este mes en Roma para reunir a expertos y activistas en desarrollo humano, medio ambiente y atención médica.

El Papa Francisco dijo que no se debe pasar por alto ninguna rama de la ciencia o forma de sabiduría, y esto incluye las religiones y los idiomas particulares de ellos.

Añadir nuevo comentario