Dom, 03/15/2020 - 10:06

Sueños de Pulgarcito (Dedicado a Bernardo Tobón Martínez)

"Usted es el padrino y yo Al Pacino". Esta frase forma parte de los últimos minutos de la entrevista que recientemente concedió Bernardo Tobón Martínez, en el popular programa ‘A Vivir Que Son Dos Días’ dirigido por el talentoso Andrés López.

Con esta frase, ‘Don Beny’, como se le conoce en los medios al entrevistado, intentó en su momento hacerle entender a su padre que el anhelaba un día ser su relevo en la dirección de la distinguida empresa radial Todelar.

Para todos a quienes nos encanta ese formato de radio hablada nos entretuvimos por espacio de una hora y veinticuatro minutos escuchando aquel recorrido, quizás breve, de toda una vida de anécdotas y experiencias en la radio de uno de los personajes más emblemáticos que ha brotado la historia de la radiodifusión colombiana.

Un reencuentro con la vida, la de años anteriores y los de ahora. Un derroche de recuerdos, emociones y nostalgias en los que Bernardo Tobón Martínez dejó muy claro que su más grande ambición era sentarse un día en la silla en la que su padre dirigía Todelar, aquella simbólica empresa radial en donde hicieron escuela toda una gama de reconocidos e ilustres locutores colombianos.

Los objetivos, los planes ó las metas, no todas las veces se cumplen en la vida. A veces no dejan de ser sólo sueños, como aquellos "Sueños de Pulgarcito", a los que así llamaba Don Bernardo Tobón de la Roche al responder quizá con ironía a los deseos de su hijo cuando este le hacía entender que deseaba con esmero tomar un día las riendas de la empresa familiar.

Por alguna razón, porque algo especial -quizá todavía inexplicable-pasó en la vida del señor de la Roche, su hijo Bernardo Tobón Martínez, el único sobreviviente de los pioneros de aquella casa radial, no logró sentarse en la silla de sus sueños, en la que aspiraba dirigir el legado que creó su padre.

Tal vez desde aquella silla, el carismático ‘vagoneto’, como así se autoproclama Bernardo Tobón Martínez, pudo haber logrado que la empresa perdurara, que siguiera siendo más grande y más digna en época actual, tal vez pudieron haber sido reales aquellos tales “Sueños de Pulgarcito”.

Escuche en este ENLACE la entrevista completa.

Añadir nuevo comentario