Jue, 12/19/2019 - 08:51

Variel Sánchez: de una generación de arte y talento

El apellido Sánchez está ligado a la televisión colombiana desde antes de ser inaugurada el 13 de junio de 1954. Quizá el primero que se recuerde de esta familia es a Ómar Sánchez, un aguerrido paisa que con su voz grabó decenas de radionovelas en su natal Medellín hasta cuando un día se dejó convencer por el maestro Efraín Arce Aragón para trasladarse a Bogotá y participar en dramatizados para la Radiodifusora Nacional.

A Ómar Sánchez lo llamaron para participar en los incipientes dramatizados de la televisión colombiana. Mil francos de recompensa, bajo la dirección de Bernardo Romero Lozano, fue su primera novela y luego, por más de 40 años los telespectadores lo vieron como sacerdote, abogado, padre de familia, abuelo, médico y decenas de papeles que recuerdan de obras como “Viaje al pasado”, “Manuela”, “Quieta Margarita”, “Cuando quiero llorar no lloro” “El siete mujeres”, entre otros.

Era reconocido por sus alargadas patillas y su lento hablar.

Un día, ya cansado de este trajinar colombiano emprendió un viaje para Costa Rica donde con su hija, la también actriz Yadira Sánchez participó en dramatizados hasta que un día de 1998, mientras preparaba un dulce de bienmesabe, fue llamado al cielo de los actores.

Yadira, una hermosa y talentosa actriz, es recordada también por sus participaciones en seriados como “Dejémonos de vainas”, “El lío”, “Testigo ocular”, “Espumas”, “Las dos huerfanitas”, “El niño y el Papa”, “Bonaparte, investigador privado” y fue presentadora de “El Club del Clan”.

Otro de los hijos de Ómar es también el virtuoso de las tablas y de la pantalla chica Julio Sánchez Cóccaro quien ha laborado en más de 30 producciones entre las que se recuerdan su papel protagónico de la vida del torero César Rincón, luego el del padre Manolo en “Pandilla, Guerra y Paz” y después en “Oye bonita” y “3 milagros”.

Variel Alejandro Sánchez es, precisamente, hijo de Sánchez Cóccaro y además es piloto comercial. Este actorazo de 30 años heredó la capacidad histriónica y ahora se perfila como una de las figuras de la televisión colombiana.  

A finales del 2018 se le vio protagonizar una de las divertidas series más recordadas de la televisión colombiana: “Loquito por ti”, donde interpretaba grandes éxitos musicales de las temporadas navideñas, envueltas en una historia de amor y de suspenso.

Ahora es el protagonista de “La ley secreta” donde representa a Junior Lerner. Su personaje es ser el hijo del narcotraficante más grande que ha existido y quien ya falleció. Su misión ahora es retomar el negocio y convertirse en el mejor.

“Mi personaje -explica Variel- luego de vivir en Europa, vuelve al negocio de su padre haciéndolo de una manera más inteligente con la convicción de que será el narcotraficante más grande de todos los tiempos”.

“Es un tipo que va a mostrar diferentes facetas. Por mi parte, soy un tipo que tiene su genio, pero soy un bacán y muy querido, pero reconozco que tengo mi temperamento. Me parece chévere desde la parte actoral entender cuándo debo calmarme porque soy explosivo; eso me sirve siempre para la vida. Yo creo que a todos los personajes indiscutiblemente, uno les imprime algo de lo que es uno”, concluyó el actor.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.