Sáb, 07/29/2017 - 10:02

Venezuela ¿Del Chavismo al Madurismo?

Pese a las voces de rechazo, en Venezuela se realizarán mañana las votaciones para cambiar la constitución. Al afirmar que dicha asamblea constituyente “tiene un origen espúreo” y expresar su solidaridad al pueblo venezolano, el Jefe del Estado Colombiano dijo que nuestro país seguirá insistiendo en “una solución pacífica, ojalá rápida, democrática”, para que esa nación “salga pronto del oscurantismo”.

En abril, Maduro sugirió la posibilidad de convocar la Constituyente en uno de sus programas de televisión, idea que días después repitió Diosdado Cabello, primer vicepresidente del PSUV de Maduro y también candidato a la nueva Asamblea. Finalmente la materializó firmando un decreto que daba inicio al proyecto, enfatizando en la necesidad de transformar el Estado.

Desde entonces miles de venezolanos, en su mayoría jóvenes, protestan en las principales localidades del país, donde se han encontrado de frente con la represión de las fuerzas de seguridad estatales.

Hizo falta menos de una semana desde que iniciaron las protestas para que se conociera la primera víctima mortal de las mismas: Jairo Ortiz, un joven de 19 años que fue alcanzado por un disparo en el municipio de Carrizal, en el estado de Miranda, gobernado por uno de los líderes de la oposición, Henrique Capriles. Desde entonces, los muertos se han ido acumulando y superan el centenar.

El trasfondo de las protestas es una prolongada crisis económica, que ha colocado a la mayoría de los venezolanos en una situación mucho peor que la que ya vivían en 2014.

La caída de los precios del petróleo -que se estima representa el 96% de las divisas que necesita Venezuela- ha seguido mermando los ingresos del Estado y agudizando cada vez más la escasez de alimentos y bienes de primera necesidad.

Eso ha generado un desabastecimiento casi crónico, lo que unido a la mayor inflación del mundo ha provocado que buena parte de la población tenga problemas para acceder a la comida.

Hoy en medio de la crisis de abastecimiento, las intensas protestas y múltiples voces de rechazo a la convocatoria para reformar la constitución, Venezuela se prepara para una jornada de votaciones.

Colombia no reconocerá resultados de asamblea constituyente que se realizará en Venezuela: Presidente Santos 

“Esa asamblea constituyente tiene un origen espúreo y, por consiguiente, sus resultados tampoco podremos reconocerlos”, afirmó el Presidente Juan Manuel Santos al referirse a la crítica situación que se vive hoy en Venezuela.

“Lo que sí seguiremos insistiendo es en una solución pacífica, ojalá rápida, democrática, para que esa nación que tanto queremos –y quiero expresar nuevamente mi solidaridad con el pueblo venezolano–, salga pronto de ese oscurantismo”, agregó el Mandatario.

Durante la celebración de los 50 años de la Universidad Autónoma del Caribe, este viernes en Barranquilla, el Presidente Santos consideró que el país vecino “está viviendo una época de oscurantismo”.

“Desde allá nos llegan insultos, que nosotros escuchamos, los colombianos, como cuando escuchamos llover. Pero tengo que decir que yo sí soy un vasallo del imperio, pero del ‘Imperio de la República de las Letras’, que en el siglo diecinueve, a comienzos, autoproclamó un grupo de científicos, de intelectuales, de amantes de la libertad, de librepensadores. Ese imperio que trascendió, y todavía trasciende, fronteras, religiones, étnias, y que defiende la democracia y la libertad”, dijo.

“Es por eso, porque siempre he pertenecido y he defendido ese imperio de las letras y de la libertad, que no estuve de acuerdo, como no estuvo de acuerdo la comunidad internacional, con la convocatoria a esa asamblea constituyente el próximo domingo”, puntualizó el Presidente de la República de Colombia.

Lo cierto es que, pese a las voces de rechazo de Santos y otros presidentes de la región y el mundo, este domingo Venezuela "celebra" elecciones de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un proceso clave para el Gobierno de Nicolás Maduro que mediante la redacción de un nuevo texto constitucional, espera mantenerse en el poder a pesar de unos resultados electorales cada vez peores. Este proyecto ha supuesto una escalada de tensión en la ya delicada situación que vive el vecino país desde que arrancaron las protestas de la oposición hace casi cuatro meses.

Durante la jornada, casi 20 millones de venezolanos están llamados a las urnas para participar en la votación convocada por el Ejecutivo y que tanto la oposición como gran parte de los países del mundo han definido como una fase más del 'autogolpe' de Estado. 

(Puede leer http://www.revistaenfoque.com.co/noticias/reformaran-la-constitucion-en-...

¿Del Chavismo al Madurismo?

"Nuestra Constitución, una de las mejores del mundo, está blindada de cualquier capricho personal". Así se refería Hugo Chávez en 2008 a la ley fundamental de Venezuela, promovida quien fuera presidente desde 1999 hasta que falleció en 2013.

Y sin embargo ahora, en medio de una crisis política y económica sin precedentes, su sucesor, Nicolás Maduro, busca algo hasta hace poco impensado: reformarla.

Los venezolanos están convocados este domingo a escoger a los miembros de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que se encargará de modificar la Carta Magna.

Se produce a 18 años de la ANC organizada por Chávez pocos meses después de asumir el poder, que permitió aprobar la llamada Constitución Bolivariana y que creó la base institucional existente en Venezuela.

El contexto político y económico de Venezuela es uno de los factores que marcan distancia entre las dos constituyentes.

"Cuando se convoca la ANC de 1999, el chavismo era la primera fuerza política del país tras ganar la presidencia en diciembre de 1998", afirma Andrés Caleca, quien en esa época presidía el Consejo Nacional Electoral de Venezuela, "mientras la oposición estaba totalmente en desbandada y la situación económica del país era normal -aunque el precio del petróleo estaba bajo-, con todo el aparato productivo funcionando".

"Ahora la situación es a la inversa: lo que está en desbandada es el chavismo, mientras la oposición está unificada, avanzando con aciertos y errores", agrega, "según las encuestas, casi 80% de los electores votarían por la oposición y 20% lo haría por el oficialismo. El país está quebrado, en una situación de crisis humanitaria por falta de alimentos y de medicinas y con una expectativa de crecimiento de la economía de -12%, lo que es propio de países que han vivido una catástrofe o una guerra".

En 1999, dice Caleca, había tres tipos de chavistas: los emocionales, que eran la mayoría y que sentían una profunda conexión con Chávez; los ideológicos, que era una minoría de personas de extrema izquierda; y los utilitarios, que son aquellos cuyo apoyo depende de que reciban beneficios.

"Ahora el chavismo emocional desapareció. Maduró ganó las elecciones de 2013 en un resultado muy reñido con el país partido en dos mitades. Ese 50% Maduro lo llevó a 20% ahora. ¿Qué perdió? Básicamente al chavismo emocional. Se quedó con el ideológico y el utilitario", apunta.

¿Camino al fracaso?

En el camino hacia este 30 de julio, la oposición ha buscado todas las vías para desautorizar la convocatoria de la Constituyente y mostrar su rechazo a una reforma que daría a Maduro luz verde para llevar a cabo modificaciones políticas de mayor calado. Uno de estos gestos de rechazo fue la consulta popular que convocó para el pasado 16 de julio con el objetivo de que el Gobierno de Maduro viera con toda claridad la oposición a la nueva Asamblea.

Tres preguntas —si se estaba de acuerdo o no con la ANC, el papel de las fuerzas armadas y la renovación de los poderes del Estado– a las que contestaron más de siete millones de venezolanos, 693.789 de ellos desde el exterior. Si bien para el Gobierno fue "ilegal", el acto de consulta culminó con un aplastante 98,4% de los participantes rechazando la formación de la Asamblea Nacional Constituyente.

Expertos consideran que esos cambios en el apoyo popular de Maduro son un elemento clave para entender las llamadas bases comiciales del próximo domingo, las normas que rigen la elección de la ANC. En la Constituyente de 2017, estas reglas que fueron propuestas por Maduro, establecen dos mecanismos para la elección de los 545 miembros de la Asamblea.

De ellos, 364 serán electos de forma territorial (uno por cada municipio y dos en los municipios de son capital de estado) y los 181 restantes serán escogidos en representación de ocho sectores seleccionados por el gobierno: trabajadores, campesinos y pescadores, estudiantes, personas con discapacidad, pueblos indígenas, pensionados, empresarios y comunas y consejos comunales.

Durante los últimos días, la tensión no se ha reducido. El presidente del Parlamento, el líder opositor Julio Borges, hizo un llamado a cancelar las votaciones e iniciar una nueva etapa aceptando el mandato de las mayorías (haciendo referencia a los resultados de la consulta popular del 16 de julio pasado), sin embargo su llamado fue en vano. Este domingo, Venezuela inicia el proceso para establecer una nueva constitución.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.