Dom, 08/20/2017 - 08:29

91 presidentes de JAC se graduaron como gerentes comunales

Con la entrega de un doble reconocimiento a las Juntas de Acción Comunal (JAC) que adelantaron obras de impacto social y comunitario en 2017, se realizó el cierre de la primera convocatoria del Instituto Departamental de Acción Comunal (Idaco).

“Demostramos que las intervenciones en manos de las Juntas de Acción Comunal son más productivas. Ustedes son el ejemplo vivo de lo que se puede lograr. Los resultados que hemos obtenido son los más satisfactorios y el proceso el más beneficioso en cuanto al alcance de obra”, afirmó Julio Roberto Salazar, gerente General del Idaco.

En el evento de clausura, los 91 presidentes de las Juntas de Acción Comunal (JAC) recibieron el certificado de asistencia al seminario de Liderazgo Social a la Gerencia Comunal y también un reconocimiento por el logro obtenido en la obra de impacto social y comunitario que adelantaron en su territorio.

Importante resaltar que en desarrollo de la convocatoria se realizaron placas huella (76), obras de arte vial (4), polideportivos (3), mejoramientos de vivienda (4), rehabilitación de escenarios comunales (2) y senderos peatonales (2), para un total de 91 obras en 57 municipios.

Hubo también un reconocimiento especial a tres Juntas de Acción Comunal que se destacaron por sus logros: JAC de la vereda Japón de Paratebueno; JAC Subia Carbonera de Silvania; y 3. JAC  San Antonio de San Francisco.  El primer lugar recibió, como premio, la suma de $8.900.000 para adelantar nuevos proyectos de mejoramiento de vivienda y los organismos comunales que ocuparon el segundo y tercer lugar, kits de rocería y mantenimiento rutinario. 

“Este reconocimiento significa mucho; primero el empoderamiento de mi junta, mi crecimiento personal y la posibilidad de realizar obras para mi municipio. Por eso todo mi agradecimiento al Gobernador Jorge Emilio Rey, quien ha puesto en nuestras manos estos proyectos demostrando una confianza impresionante en nosotros, y también a los gerentes del Idaco y de Fondecún”, manifestó Ligia Melo Nova, presidente de la JAC de la zona centro de Gachancipá.

De igual manera, para Arturo Florez Farías, presidente de la JAC de la vereda San Andrés, de La Mesa, este proceso tiene un gran valor y ha significado: “Una gran posibilidad de crecimiento personal y por ende también de fortalecimiento de mi comunidad. Realmente, este esfuerzo que hemos hecho no ha sido fácil, ni personal, ni financiera, ni económicamente, pero si no hubiera sido por esta oportunidad que nos ha dado Idaco no nos habríamos dado cuenta de nuestras capacidades. 
Agradezco a todas las personas que hicieron posibles que estos proyectos salieran a flote”, compartió.

Añadir nuevo comentario