Sáb, 09/22/2018 - 08:58

Contraloría encuentra irregularidades en contrato del Instituto de Protección Animal

El concejal de Bogotá Rubén Torrado, informó de las irregularidades encontradas por la Contraloría Distrital en el contrato número 171 de 2017, para la custodia y albergue de animales, suscrito entre el Instituto de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA) y Arkambiental.

El cabildante indicó que el ente de control halló que éste fue firmado sin que el contratista contara con la experiencia requerida, citando lo dicho por el órgano de control.

“Arkambiental, evaluada por el IDPYBA, en los procesos precontractuales y contratada, no evidencia la experiencia, esto es, la idoneidad requerida para la ejecución del contrato 171 de 2017 para el servicio de custodia y manutención para los animales objeto del contrato”.  

Asimismo, sostuvo que la Contraloría ratificó que la experiencia que soportó la adjudicación del contrato, estaba relacionada con “realizar jornadas de esterilización y procedimientos quirúrgicos” y no con manutención y custodia de animales.

A su vez, teniendo en cuenta el concepto de la entidad de vigilancia, dijo que “existen diferencias o incongruencias entre los soportes que presenta el contratista, y los soportes que presenta el supervisor sobre las actividades efectuadas por el contratista para la solicitud de la adición 1, de 81 millones de pesos, y la prorroga 2 del contrato”.

Por otra parte, el cabildante hizo una denuncia respecto al supervisor de este contrato, aseguró que el subdirector de Atención a la Fauna del Instituto de Protección y Bienestar Animal, Elkin Molina Sánchez, fue quien firmó sus estudios previos, advirtiendo que en la actualidad es quien lo supervisa y que antes de entrar a laborar con el Distrito había trabajado con Arkambiental. 

“Quien firma los estudios previos y desempeña el cargo de subdirector de Atención a la Fauna también laboró en Arkambiental desde junio de 2014 a julio de 2016, tan solo un año antes de ingresar al Instituto”, manifestó.

“El señor elabora las condiciones de un contrato que casualmente se lo termina ganando su antiguo jefe”, agregó.

Del mismo modo, Torrado cuestionó el porqué que el funcionario “no solo fue el responsable de determinar las condiciones del contrato que se ganó su antiguo empleador”, sino que también ejerce “la supervisión y vigilancia” de su cumplimiento.  

Cabe recordar que el Torrado ya había denunciado a la exdirectora del Instituto de Protección Animal, Claudia Liliana Rodríguez, porque había dejado asignado este contrato a la asociación Arkambiental, con quien la funcionaria había laborado ocho años atrás. 

Puede leer http://www.revistaenfoque.com.co/noticias/directora-saliente-de-protecci...

No es la primera vez que el contrato con Arkambiental es cuestionado. La Veeduría Animal alertó en mayo de este año, sobre posibles irregularidades en un contrato que se adjudicó a un único proponente (Arkambiental). Aseguraron que los animales no estuvieron albergados en condiciones óptimas. 

La Veeduría se dio a la tarea de verificar dónde y cómo se encontraban los animales al cuidado de Arkambiental. Inicialmente visitaron una dirección que reposa en el contrato y llegaron a un lote llamado Chorrillos, donde había unos perros, una carpa y pocos equipos. Según la denuncia de la veeduría "Nadie los estaba cuidando". 

“Los vecinos comentaron que esos eran los animales al cuidado de Arkambiental. Estuvimos una hora y nadie nos atendió. Luego nos dijeron que otros animales podrían estar en un lugar llamado Animal Cliniq Center. Al llegar a la dirección, encontramos un billar”, aseguró Liliana Velandia, representante de la Veeduría.

Finalmente, el concejal Torrado rechazó el silencio de la actual directora del IDPYBA, Clara Lucía Sandoval, “No ha hecho ningún pronunciamiento sobre la materia, ni se conoce que haya solicitado investigación para estos funcionarios que han permitido que el contrato este lleno de cuestionamientos”, concluyó. 

Añadir nuevo comentario