Mar, 02/06/2018 - 09:36

Corte Constitucional advierte que información debe ser verificada antes de publicarse

Al fallar una tutela, la Corte fijó los límites para el uso de la libertad de expresión e información, no solo para medios de comunicación sino para personas particulares.

Señaló que “el principio de veracidad supone que los enunciados fácticos puedan ser verificados razonablemente, es decir, no exige que la información publicada sea irrefutablemente cierta, sino un deber de diligencia razonable del emisor”.

“la libertad de expresión entendida en sentido estricto, presenta diferencias respecto a la libertad de información; el precedente consolidado de la Corte Constitucional ha señalado que mientras la primera protege la transmisión de pensamientos, opiniones, ideas e informaciones personales, la segunda ampara la comunicación de versiones, hechos, eventos, situaciones, personas, gobiernos, funcionarios, etc., en otras palabras, busca que el receptor tenga conocimiento de lo que está ocurriendo”.

"En conclusión, la libertad de expresión comprensiva de la garantía de manifestar o recibir pensamientos, opiniones, y de informar y ser informado veraz e imparcialmente, es un derecho fundamental y un pilar de la sociedad democrática que goza de una amplía protección jurídica, sin embargo, supone responsabilidades y obligaciones para su titular, ya que no es un derecho irrestricto o ilimitado, y en ningún caso puede ser entendido como herramienta para vulnerar los derechos de otros miembros de la comunidad, especialmente cuando se trata delos derechos al buen nombre, a la honra y a la intimidad".

En consecuencia, la legislación colombiana ha incluido nuevos artículos al Código Penal, a instancias de la Ley 1482 de 2011, creada para castigar la discriminación: El nuevo artículo 134B dice que quien promueva o realice actos de hostigamiento orientados a causar daño físico o moral por razón de raza, etnia, nacionalidad, ideología política o filosófica, será sancionado con prisión de 12 a 36 meses. Además la pena será aumentada de una tercera parte a la mitad, cuando dichos actos de hostigamiento -muy recurrentes últimamente, especialmente con motivos electorales- sean ejecutados a través de medios de comunicación.

Para mayor ilustración sobre el tema consulte la sentencia aquí T-695/17 Libertad de opinión no puede ser utilizada para difamar 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.