Mié, 02/12/2020 - 11:08

Día internacional de las manos rojas

El 12 de febrero se conmemora el Día de las Manos Rojas, una iniciativa mundial contra el uso de los niños y niñas como soldados. Sus orígenes se remontan a Alemania en 1997, donde surgió a manera de protesta ante el reclutamiento de niños en el conflicto armado de Ruanda. A raíz de ello, desde el 2002 entró en vigencia en el Protocolo Facultativo de la ONU condenando el uso de menores de 18 años en cualquier conflicto armado. En Colombia, el Congreso de la República por medio de la Ley 833 aprobó el protocolo y se comprometió a adoptar estas medidas para evitar que las personas menores de 18 años participen en el conflicto armado.

A pesar de esto, ejércitos oficiales e ilegales actualmente reclutan niños y niñas en sus filas, obligándolos a realizar tareas pesadas y peligrosas y vulnerando sus derechos fundamentales como vivienda, salud, educación, recreación, etc., ocasionando en ellos y ellas traumas trascendentales en sus vidas.

Sus condiciones de vida están permanentemente permeadas por la violencia, la esclavitud y en el caso de las niñas el abuso sexual -se estima que la tercera parte de los menores de edad vinculados a conflictos armados son niñas obligadas a ser compañeras sexuales de los comandantes-.

Esta iniciativa convoca a adultos, niños y jóvenes de todo el mundo a plasmar manos rojas con el propósito de manifestar su rechazo al reclutamiento y uso de niños en las guerras y conflictos armados.

Sus objetivos son:
a) La no vinculación de los menores de 18 años a conflictos armados.
b) Penalización de los responsables.
c) Protección, asistencia y apoyo para los niños/as soldado refugiados.
d) Concesión de asilo político.
e) Recaudar más fondos para programas de ayuda para niños soldados.
f) Detener las exportaciones de armas.

En Colombia el ICBF fortalece estrategia para prevención de reclutamiento forzado de menores de edad en 104 municipios

•Comunidad y familia serán centro de la estrategia de Entornos Protectores que el Instituto iniciará en regiones como Chocó y Catatumbo con el apoyo de UNICEF.
 
•Durante las últimas dos décadas ingresaron 6.798 menores de edad al programa especializado del ICBF para la atención a niños, niñas y adolescentes desvinculados de grupos armados ilegales. Hoy son atendidos 233.
 
Consolidar a las comunidades y las familias como entornos protectores que prevengan riesgos como el reclutamiento forzado de menores de edad por parte de grupos armados al margen de la ley es el objetivo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) al fortalecer la estrategia Entornos Protectores en 104 municipios de 21 departamentos donde se registran factores de violencia generalizada, cultivos ilícitos, minería ilegal, rutas y corredores de tráfico ilegal como el narcotráfico y contrabando.
 
Al realizar el balance de la atención brindada por el ICBF a los menores de edad desvinculados de grupos armados al margen de la ley, Juliana Pungiluppi sostuvo que desde 1999 cuando inició el programa al 31 de enero de este año, se han atendido 6.798 niños, niñas y adolescentes, 233 de los cuales se encuentran actualmente bajo Protección.
 
La intervención del ICBF en este programa es integral e incluye asegurar las condiciones necesarias para evitar la recaptación; el proceso psicoterapéutico para la superación del trauma; la reconstrucción de la red vincular de apoyo que le permitirá a la niña, niño o adolescente desvinculado tener una reintegración sostenible en un medio ajeno a la guerra;  el retorno a la vida escolar, el acceso a los servicios de salud y el trabajo con la comunidad receptora.
 
En 2019 ingresaron al programa especializado de desvinculados 180 menores de edad, mientras que en 2018 la cifra alcanzó los 196 niños, niñas y adolescentes. Durante el primer mes de 2020 ya ingresaron 11 menores de edad.
 
Los grupos armados al margen de la ley que reclutaron a los niños, niñas y adolescentes que ingresaron al programa desde 1.999 son las Farc con 3.879, ELN con 1.278, las AUC con 1.054 y otros grupos armados organizados con 606 menores de edad. El 83% se ha desvinculado de forma voluntaria y el 17% ha sido recuperado por las Fuerzas Militares.
 
En el histórico del programa las diez regiones del país con las mayores cifras de reclutamiento, según lo manifestado por los niños, niñas y adolescentes desvinculados son: Antioquia con 802, Caquetá con 488, Meta 467, Cauca 453, Chocó 402, Nariño 388 y Tolima 316.
 
“Desde el ICBF estamos comprometidos con garantizar el derecho a la verdad, justicia, reparación y la no repetición de quienes, siendo menores de edad, fueron víctimas de reclutamiento forzado. Por esto, y como lo hemos anunciado ante la Comisión de la Verdad, entregaremos la información pertinente a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para que adelante los procesos desde su competencia”, puntualizó Juliana Pungiluppi, directora de la Entidad.

El ICBF hace parte de la Comisión Intersectorial para la Prevención de Reclutamiento y Utilización de Niños, Niñas y Adolescentes (CIPRUNNA), conformada por 22 entidades del Gobierno Nacional que desarrollan acciones tendientes a la prevención del reclutamiento. Esta Comisión es la instancia encargada de liderar la implementación de la línea de política pública de prevención del reclutamiento, utilización, uso y violencia sexual en contra de niños, niñas y adolescentes por parte de los grupos armados organizados y los grupos delincuenciales organizados.

Mecanismos para prevenir el reclutamiento

La Unidad para las Víctimas, Bienestar Familiar y la Organización Internacional para las Migraciones presentarán este viernes en Bogotá los mecanismos para prevenir el reclutamiento que trabajan en común dichas entidades.

Desde el 2002, todos los 12 de febrero, se realiza el Día de las Manos Rojas, con el que se conmemora el aniversario de la firma del protocolo de la Convención sobre los Derechos del Niño, que prohíbe el uso de niños, niñas y adolescentes en los conflictos armados.

El conflicto colombiano no ha sido ajeno a este hecho victimizante. Según el Registro Único de Víctimas (RUV), 8.942 personas han sido víctimas de vinculación a diferentes grupos armados al margen de la ley cuando aún eran niños, niñas o adolescentes. La mayoría son hombres (66%), las mujeres representan el 31% y la población LGBTI supone el 0,02%.

De acuerdo con dicho registro, los departamentos que han tenido mayor incidencia del fenómeno de utilización de niños, niñas y adolescentes son: Antioquia (20%), Meta (9%), Caquetá (7%), Cauca y Tolima (6%), Putumayo (5%) y Nariño, Valle del Cauca y Arauca (4%).

“La Unidad para las Víctimas participa en el Día de las Manos Rojas porque rechazamos totalmente cualquier tipo de utilización de la población más joven en la guerra. Queremos que nuestros niños, niñas y adolescentes crezcan en un ambiente familiar, amigable y sin los rigores que impone el conflicto armado”, asegura Paula Gaviria Betancur, directora de la Unidad para las Víctimas.

Yina Morales fue reclutada a los 11 años en Chaparral (Tolima). Actualmente estudia Trabajo Social y trabaja como auxiliar de enfermería. “Nosotros somos ejemplo de que sí se puede salir adelante. Todos debemos tener la oportunidad de estar en un entorno donde podamos cambiar y desde allí transformar nuestras historias en una memoria que realmente garantice que lo que nos pasó no le pase a ningún niño o niña”, cuenta esta joven.

El reclutamiento ilícito, la amenaza de reclutamiento, el abuso sexual, el desplazamiento forzado o la trata de personas se cuentan entre las vulneraciones de las cuales son objeto los niños, niñas y adolescentes en la guerra. Es importante señalar que dentro de las causas del desplazamiento forzado se identifican, entre otras, la amenaza de reclutamiento ilícito: 32.247 víctimas se encuentran registrados por este hecho, entre los 6 y 12 años (37%), entre los 13 y 17 años (37%) y durante la primera infancia (26%).

“He tenido la experiencia de viajar por el mundo contando como es este fenómeno y, cuando haya paz, espero poder contribuir y ayudar a los excombatientes para su proceso de reinserción social”, agrega Yina Paola. “Debemos ayudar a construir la paz conjuntamente en una sociedad donde haya más tolerancia, solidaridad e inclusión”, asegura.

El Día de las Manos Rojas se ha convertido con los años en una oportunidad para sensibilizar al país sobre este fenómeno, recordar a todos los colombianos que niños, niñas y adolescentes son sujetos titulares de derechos y que deben recibir protección integral por parte del Estado, la familia y la sociedad; evitando toda forma de violencia, perjuicio o abuso físico o mental, malos tratos o explotación, incluido el reclutamiento ilícito y su vinculación a las dinámicas de la guerra.

Presentación de mecanismos para prevenir el reclutamiento ilícito
Lugar: Hotel Crowne Plaza Tequendama. Bogotá.
Fecha: Viernes, 12 de febrero de 2016.
Hora: 08:30 a.m.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
9 + 2 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.