Vie, 07/31/2020 - 14:40

Dos de los posibles ternados a Defensoría del Pueblo, no cumplirían con requisitos de ley

En cuestión de horas el presidente Iván Duque enviará a la Cámara de Representantes la terna para la Defensoría del Pueblo, sin embargo, han surgido dudas sobre dos de los posibles integrantes de la misma.

Desde hace días varios medios de comunicación insisten en que los ternados serían Elizabeth Martínez, Julián Molina y Carlos Camargo, pero de confirmarse estos tres nombres, al menos dos de ellos aparentemente no cumplirían con los requisitos.

El artículo 3 de la Ley 24 de 1992,   estable los requisitos para ocupar el cargo de Defensor del Pueblo y precisa que deberá reunir las mismas cualidades exigidas para ser Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, de la Corte Constitucional o del Consejo de Estado, que según el artículo 232 de la Constitución, son los siguientes:

1. Ser colombiano de nacimiento y ciudadano en ejercicio.

2. Ser abogado.

3. No haber sido condenado por sentencia judicial a pena privativa de la libertad, excepto por delitos políticos o culposos.

4. Haber desempeñado, durante diez años, cargos en la Rama Judicial o en el Ministerio Público, o haber ejercido, con buen crédito, por el mismo tiempo, la profesión de abogado, o la cátedra universitaria en disciplinar jurídicas en establecimientos reconocidos oficialmente.

Así las cosas, el nombre con más fuerza para ocupar la terna es el de Elizabeth Martínez, pero al parecer no cumpliría con uno de los requistos, pues su mayor experiencia es como Secretaria de la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes y dentro de sus funciones no tienen nada que ver con el derecho y nunca ha ejercido la cátedra universitaria y tampoco ha estado en la Rama Judicial.

Así mismo, otro de los nombres que cogió fuerza en los últimos días para hacer parte de la terna es el del actual Superintendente del Subsidio Familiar Julián Molina, quien nunca ha ejercido la cátedra universitaria en asuntos de derecho y tampoco ha estado vinculado a la Rama Judicial, por tanto, tampoco cumpliría con uno de los requisitos esenciales para el cargo de Defensor del Pueblo.

Recordemos que recientemente son varios los episodios de aparentes omisiones desde la Oficina Jurídica de la Presidencia de la República, por ejemplo, la Corte Constitucional tumbó uno de los decretos de la emergencia del gobierno, por la falta de las firmas de dos Ministros.

Igualmente, el pasado 20 de julio, al presidente Duque se le iba olvidando declarar oficialmente instaladas las sesiones del Congreso de la República.

Si estas personas son ternadas, se supone que sus hojas de vida fueron revisadas por la Oficina Jurídica de la Casa de Nariño, pero si presuntamente no cumplen con los requisitos, una demanda podría tumbar a los posibles ternados.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.