Jue, 10/04/2018 - 10:30

El matoneo no es un chiste, es violencia

El acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares. Teniendo en cuenta la relevancia del tema, los empresarios de la industria creativa del país presentaron la campaña "El matoneo no es un chiste, es violencia", en el marco de la Cumbre "Más Cartagena". La campaña fue presentada por el Director de la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias (UCEP), Francisco Samper Llinás. Conozca aquí las cifras sobre matoneo en Colombia y las sanciones que existen para castigar a quienes lo realizan.

Al conocer durante el evento ‘Más Cartagena’, el video principal de la campaña contra el matoneo elaborada por el gremio de empresas publicitarias, el Presidente Iván Duque Márquez dijo que recibe esta iniciativa “como una tarea que empezamos a emprender desde hoy mismo”.

“Muchas gracias por esa campaña que nos acaban de compartir. Sin duda, es una campaña publicitaria donde está el talento de ustedes para rechazar algo tan abominable como el matoneo, como el bullying”, les dijo el Jefe de Estado a los creativos, durante su intervención en la Cumbre Latinoamericana de Comunicación, Creatividad, Innovación y Mercadeo, realizada en Cartagena.

La campaña, bajo el lema ‘El matoneo no es un chiste, es violencia’, fue presentada por el Director de la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias (UCEP), Francisco Samper Llinás.

El Mandatario invitó a todos los publicistas del país a seguir aportando con su creatividad para frenar esta problemática. “Quiero seguir contando con toda la industria de la publicidad para que sembremos valores positivos y rechacemos cualquier forma de violencia”, expresó.

Durante su intervención, el Presidente Duque expresó su agradecimiento a Ximena Tapia Delporte, Presidente de la UCEP, por su apoyo en la Ley de Economía Naranja. “Recuerdo que Ximena Tapia se puso la camiseta y nos ayudó a sacar esa Ley. Gracias. Eso lo valoramos mucho”.

Las cifras del matoneo en Colombia

En todo el mundo existen individuos que a muy temprana edad experimentan esa difícil situación llamada bullyng o como la conocemos en nuestro país, el matoneo.

Esto no es más que la más pura expresión de la violencia, ejercida sobre una persona por sus compañeros de escuela o de trabajo. Esta práctica es generada por personas intolerantes, en la mayoría de los casos con bajos niveles de sociabilidad donde ya sea individualmente o en grupo se somete a violencia psicológica o física a una persona causando daños físicos y mentales en el mismo.

Según un estudio revelado en el año 2017 por la Ocde, en Colombia, el 7,6 por ciento de los estudiantes aseguró estar expuesto diariamente a algún tipo de maltrato físico en su colegio.

Colombia es uno de los países con mayor número de casos de bullying, donde al menos el 20% de los niños de todo el país sufren algún tipo de acoso según la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, donde 1 de cada 5 niños son víctima de persecución por parte de sus compañeros.

La Revista Cepal de la Comisión Económica para América Latina indica que el 51,1% de los estudiantes que cursa sexto grado de primaria recibe insultos, amenazas, golpes y robos, sin existir alguna medida de sanción pertinente para sus compañeros, es por eso que ciento de asociaciones se han reunido en busca en pro de la lucha contra el acoso

La OMS Organización Mundial de la Salud, con estadísticas tomadas de 35 países, señala que el 24% de los niños con edades comprendidas entre los 11 y 15 años han sufrido de bullying o matoneo.

En nuestro país, se realizó un estudio con 50.000 jóvenes reseñados por RedPapaz, donde se demostró que los más afectados por esta situación son los de quinto y noveno grado con porcentajes de 29% y 15% respectivamente. Solo en la capital de la nación se registraron al menos 571 casos de matoneo en 2013 que, comparados con los 149 casos de 2012, demuestran la intensificación de estas prácticas.

Según la Secretaría de Educación y el DANE, uno de cada cinco estudiantes colombianos son víctimas de la violencia e intimidación escolar.

Ahora bien, las cifras emitidas por parte de la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, se tornan un poco más alarmantes, puesto que según la misma los estudiantes victimas del matoneo ascienden al 20% de la matricula nacional.

Clasificacion del Bullying o matoneo

Acoso Físico: Refiere a toda clase de empujones y golpes que pueda recibir una persona, estos casos son tomados con mayor severidad en la etapa de primaria y secundaria aplicando sanciones más severas.

Acoso verbal: Se basa en lo concerniente a llamadas o mensajes telefónicos ofensivos que incluyan un lenguaje indecente que afecten la integridad del individuo y ocasiones daños psicológicos.

Acoso no verbal: Toda estrategia que incluya gestos para ignorar, aislar y agredir a otra persona ocasionando daños físicos y psicológicos en el individuo.

Acoso Escolar: Grupos escolares que bloquean toda clase de atención a la víctima, consiguiendo así un aislamiento social que repercuten en daños psicológicos y físicos severos. Es el tipo de bullying o acoso que mayor atención ha requerido por parte de los gobiernos federales a fin de conseguir una solución duradera y efectiva.

Acoso Cibernético: Con el desarrollo de las redes sociales y las tecnologías, muchos usuarios encontraron la forma de realizar bullying a través de la web sin ser penalizados, es por eso que los gobiernos del mundo se vieron en la necesidad de realizar estudios e implementar sanciones rigurosas y severas para los implicados en este tipo de casos.

Sanciones penales a los acosadores en Colombia

Las autoridades colombianas, tomando cartas en el asunto, y con la intención de garantizar la calidad de vida de todos los colombianos, ha creado una Ley que pretende controlar, castigar y disminuir la intimidación y violencia escolar en todas sus expresiones, denominada la Ley 1620 de 2013, mediante la cual se da creación al “Sistema nacional de Convivencia Escolar y Formación para los Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y Mitigación de la Violencia escolar”.

Así mismo, ante tal masificación de estos hechos, el código penal colombiano presenta una serie de sanciones para quienes incurran en este delito.

Injuria: Expresarse deshonrosamente de una persona, catalogándole de algo que resulte apenante e insultante para la parte afecta, incurrirá en prisión de 1 4,5 años, además de multas entre 13,3 y 1500 salarios mínimos mensuales vigentes para la fecha, según lo estipulado en el Código penal, ley 599 del año 2000, artículo 220)

Calumnia: Inculpar a un tercero sobre una conducta delictiva es un delito completamente penado por la ley, es decir, culpar a una persona de forma directa sobre que es un ladrón, violador, estafador, entre otras muchas acusaciones, recibirá de 1 a 6 años de prisiónademás de 13,3 a 1500 salarios mínimos legales, sanción establecida por el Código penal, ley 599 de 2000, artículo 221.

Una gran preocupación surgió por parte de los padres y representantes sobre todo cuando refiere a las sanciones para menores de edad que cometieron algunos de estos delitos, por lo que la ley establece:

Personas menores de 14 años

Se trata de un caso difícil, sobre todo al considerar que se trata de un menor de edad y es por eso que solo se le aplicarán medidas de verificación en la garantía de derechos que deberán co-relacionarse con el proceso educacional además de protección dentro del Sistema Nacional de Bienestar Familiar, que observará el cumplimiento de todas las garantías. Sin embargo, no serán juzgadas ni declaradas responsables.

El incremento en este tipo de casos ha causado un revuelo social, no solo en los expertos en el tema sino también por parte de los padres y representante que cada vez denuncian y exponen con mayor frecuencia y severidad las situaciones a las que son expuestos sus hijos cotidianamente en busca de ayuda.

La Ley 1620 establece unas sanciones para aquellas instituciones educativas de carácter privado cuando omitan o incumplan la Ruta de Prevención del Acoso Escolar.

El artículo 36 de esta ley establece que serán sancionadas los actores que pertenecen al comité de prevención de acoso escolar, en este caso, los colegios privados, según los parámetros establecidos en el Código General y de Procedimiento Penal, el Código Único Disciplinario y el Código de la Infancia y la Adolescencia.

Todos somos responsables de prevenir, detener, supervisar y hacer seguimiento a todos los casos de violencia e intimidación escolar (bullying, matoneo) en todas sus expresiones, debido a que este es un flagelo que silentemente afecta a un gran número de estudiantes colombianos, siendo nuestro deber denunciar y corregir este tipo de conductas. Por eso desde Revista Enfoque también decimos "El matoneo no es un chiste, es violencia".

Añadir nuevo comentario