Mar, 07/24/2018 - 09:02

Erradicar el maltrato infantil es responsabilidad de todos

El maltrato infantil es una de las múltiples formas de violencia contra la niñez que vulnera sus derechos fundamentales consagrados en la Convención sobre los Derechos del Niño; desarrollados e implementados en distintas medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas a nivel nacional e internacional, siendo estas medidas, una obligación de los Estados para la protección, garantía y respeto de sus derechos (Organización de las Naciones Unidas - ONU, 1989).

Según la Organización Mundial de la Salud - OMS, esta violencia contra la niñez es definida como el “trato físico y/o emocional equivocado, abuso sexual, el abandono y el descuido de los niños, así como su explotación comercial o de otro tipo” (World Health Organization and International Society for Prevention of Child Abuse and Neglect, 2006).

Para el Código de Infancia y Adolescencia que establece las normas para la protección y garantía de los derechos y libertades de la niñez en Colombia, el maltrato infantil se define como “toda forma de perjuicio, castigo, humillación o abuso físico o psicológico, descuido, omisión o trato negligente, malos tratos o explotación sexual, incluidos los actos sexuales abusivos y la violación y en general toda forma de violencia o agresión sobre el niño, la niña o el adolescente por parte de sus padres, representantes legales o cualquier otra persona” (Código de la Infancia y la Adolescencia, 2006).

El maltrato infanbtil se presenta en distintos escenarios como el hogar, la escuela, los sistemas de protección y de justicia, el trabajo y la comunidad, tal como los define el Estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños en el 2006.

En cuanto a los perpetradores, los principales son los padres y otros familiares (tíos, abuelos, primos, padrastros o suegros), amigos o conocidos, encargados de su cuidado, profesores, entre otros.

Desafortunadamente, el lugar donde más ocurren estos hechos violentos contra los niños, niñas y adolescentes, es el hogar y los demás entornos creados para su protección y desarrollo.

A los más de 12 mil casos anuales de abuso físico severo contra niños y niñas que reporta el Instituto Nacional de Medicina Legal y a los más de 14 mil cada año de abuso sexual infantil registrados, se suman los malos tratos verbales y psicológicos que padres, madres y cuidadores ejercen cotidianamente. “El maltrato infantil tiene un costo muy alto para los países tanto a nivel del dolor humano que representa el drama de la niñez maltratada como a nivel económico, social y personal. Este costo se expresa en la disminución de las habilidades sociales, en el aumento de las enfermedades físicas y mentales y en la disminución de la productividad,” dijo la psiquiatra Isabel Cuadros Ferré, directora ejecutiva de la Asociación Afecto contra el maltrato infantil que organiza el XXV Congreso Colombiano de Prevención y Atención del Maltrato Infantil.

“La productividad de los países se ve afectada por el maltrato a los niños y niñas porque cuando llegan a las edades productivas les es difícil establecer relaciones armónicas, sanas, en el marco de la tolerancia y la resolución pacífica de los conflictos. El tratamiento y la rehabilitación del maltrato infantil pueden durar años y tener altos costos monetarios, anímicos y en términos de tiempo tanto para el niño como para su red de apoyo psicosocial y familiar”, añadió Isabel Cuadros.

Estos y otros temas son tratados por los especialistas invitados al XXV Congreso Colombiano de Prevención y Atención del Maltrato Infantil, organizado por la Asociación Afecto con el apoyo de Peace Education Foundation de Miami, la Academia Colombiana de Pediatría y Puericultura, la Fundación Hospital de la Misericordia HOMI, la Corporación Cariño de Medellín, la Sociedad Colombiana de Pediatría Regional Bogotá y la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano.

El XXV Congreso de la Asociación Afecto se realiza del 23 al 25 de julio de 2018 en las instalaciones de la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá.

El congreso aborda el maltrato infantil en los niños y niñas como una problemática que afecta considerablemente su desarrollo integral y que se agudiza según las condiciones propias de cada etapa del ciclo vital, en la que la detección temprana depende de los padres, adultos o cuidadores que los rodean.

Erradicar el maltrato infantil es responsabilidad de todos. #NoAlMaltratoInfantil #LazoAzul

Añadir nuevo comentario