Dom, 08/11/2019 - 09:21

Explosiva situación de la justicia en Colombia

DEMANDAS Y DENUNCIAS CUANDO NO SON NEGADAS SE PROGRAMAN HASTA PARA 12 MESES DESPUÉS. Egresados de la Universidad La Gran Colombia, presentan fórmulas salvadoras para esta dramática situación.

El gravísimo tema de la justicia en el país, se ha convertido en una peligrosa bomba de tiempo, por el poco o ningún interés por parte de todos los gobiernos. Cuando se habla de reformas se olvida el tema más candente y más apremiante, que es el de la gente del común, y todo lo focalizan a las cúpulas, en temas bizantinos, como el de eliminar la función electoral, el nepotismo, y los nombramientos a dedo como ocurre con la Fiscalía, en donde 3.000 funcionarios son escogidos a dedo, y no por medio de concurso de méritos.

ESTADÍSTICAS

Colombia tiene casi los mismos funcionarios de hace 20 años, en la base de la justicia, a pesar del aumento impresionante de población, pues hemos pasado de 25 millones de habitantes al doble. Hay despachos y fiscalías, con 300 y hasta 800 expedientes, para tramitar con carácter urgente.

Medio año lleva la Corte dividida, pues no ha podido llenar 5 vacantes, por el inconveniente de la facultad electoral, ya que requiere votación calificada. Estos 6 meses hubiera podido dedicarse a la montaña de expedientes que llevan años y años sin resolver.

SOLUCIONES QUE PROPONEN LOS EGRESADOS DE LA UNIVERSIDAD LA GRAN COLOMBIA

Un importante grupo de abogados grancolombianos, encabezados por el jurista Horacio Gómez Aristizábal, y en el cual están también la catedrática doctora Gilma Guerra Herrera, la abogada Clara María Parra y María Paula Cárdenas Gómez, han elaborado un documento para la ministra de justicia, doctora Margarita Cabello Blanco, en el cual hacen 3 trascendentales propuestas, para superar el explosivo estancamiento de la justicia:

  1. Un impuesto a organizaciones que ganen pleitos multimillonarios ante las Altas Cortes, para proveer de recursos a la justicia.
  2. Otro impuesto a los árbitros, en los conflictos comerciales, pues urge ponerle un límite, pues muchos abogados conciliadores por estas actuaciones, han ganado hasta 1.000 y 2.000 millones de pesos por honorarios.
  3. De otro lado, anotan los egresados grancolombianos que, en países como Argentina y México, han organizado lo que llaman planes estratégicos o de choque, o de 2 años para evacuar la montaña de procesos acumulados y ociosos durmiendo el sueño de los justos.

Por último y es la solución más importante, nombrar funcionarios temporales de descongestión, pero acudiendo principalmente a exservidores de la justicia que están pensionados y que además de su eficiencia, pueden obtener honorarios moderados. También catedráticos y abogados litigantes, en forma temporal, de reconocida honorabilidad e idoneidad.

Sancionar las apelaciones temerarias e infundadas. Y si algunos jueces están al día, a los que no lo están sin causa justa sancionarlos.

Añadir nuevo comentario