Mar, 07/28/2020 - 08:53

Gorditos de corazón reclaman derecho a no ser discriminados

A continuación el pronunciamiento que hace la Fundación Gorditos de Corazón frente a la medida tomada por la alcaldesa de Bogotá, de prohibir que los gorditos salgan a la calle. Aunque están de acuerdo con que se deben cuidar, ellos reclaman el derecho a no ser discriminados.

Para Gorditos de Corazón, el bienestar y la salud en general de todos los colombianos siempre ha sido además de un pilar en su misión, su razón de ser y el objeto de trabajo durante todos estos años; especialmente quienes afrontan obesidad sobrepeso y hábitos alimenticios inadecuados. Nuestra institución se ha sumado al esfuerzo mundial por contener la obesidad, considerada la epidemia del siglo XXI y la cual ha cobrado más víctimas que cualquier otra enfermedad. Hay que resaltar que las comorbilidades de la obesidad son múltiples y que el covid-19 es un factor de riesgo que se suma a pacientes con esta condición.

Tenemos que informar que, para nuestra gran preocupación, los llamados de auxilio de personas con obesidad y sobrepeso se han duplicado durante esta pandemia, así mismo las alteraciones emocionales se han agudizado, convirtiéndose en una constante la ansiedad, la depresión, la angustia, irritabilidad, deterioro de la autoestima, entre otros factores emocionales que desencadenan incluso pensamientos suicidas o de autolesión. Lo más preocupante, es que el fenómeno no es exclusivo de Colombia, ya que estamos recibiendo permanentemente mensajes de varios países del mundo, en donde al parecer a la población con obesidad no se le está brindando la atención adecuada durante la pandemia.

Por otro lado y tras la propuesta de aislamiento para personas con obesidad nos permitimos aclarar lo siguiente:

1.       La población en situación de obesidad debe acoger los protocolos de bioseguridad y aislamiento preventivo que sean propuestos para la población en general.
2.       Socialmente nos parece sumamente inconveniente, proponer un régimen de aislamiento particular para personas con obesidad, ya que esto es un claro hecho de discriminación y violación del derecho a la igualdad.
3.       Este tipo de políticas, puede contribuir sustancialmente en el aumento del fenómeno de discriminación que actualmente padecen los obesos del país.
4.       Aunque médicamente la obesidad podría incidir como factor de riesgo para sufrir complicaciones por covid-19, esta condición no hace más contagiosos a los obesos, lo cual es un riesgo de estigmatización.
5.       La comunidad a la que representamos y por la cual trabajamos, se ha sentido violentada con este tipo de propuestas y así nos lo han manifestado a través de nuestros canales de comunicación.
6.       Las personas con obesidad o sobrepeso, también integran la fuerza productiva del país, muchos desempeñan labores fundamentales en el sector salud, empresarial y social. También tienen familias que mantener, por lo que negarles la oportunidad de salir a trabajar como al resto de los ciudadanos, además de ser un acto de discriminación, contribuiría en deterioro de la economía de muchos hogares; sin contar con el aumento de afectaciones emocionales.  
7.       Es urgente que el Gobierno Nacional y las administraciones municipales, implementen aspectos que permitan una atención integral a la población con obesidad, durante y después de la pandemia. Desde la nuestra Institución hemos venido desarrollando programas de apoyo y acompañamiento con muy buenos resultados; los cuales se pueden integrar a planes municipales e incluso nacionales.
8.       La prevención y la promoción son los mejores instrumentos para un sistema de salud; el acompañamiento, las campañas pedagógicas y la información de pertinencia, son las mejores herramientas para proteger a los obesos del país.
9.       Si el país va a tomar medidas con respecto a la obesidad como factor de riesgo primordial en casos de covid-19, es necesario tener en cuenta los índices de obesidad y sobrepeso del país en los cuales se evidencia que más de la mitad de los colombianos está por encima de su peso saludable y aproximadamente el 20% en situación de obesidad mórbida; sin contar que la pandemia en sí misma, contribuye con el aumento de dichos índices por factores antes mencionados.
10.    La población escolar (niños y jóvenes) se están viendo afectados por el confinamiento debido a factores, emocionales, económicos y el incremento de hábitos inadecuados, que aumentan los riesgos de obesidad, por lo cual políticas que puedan generar discriminación o rechazo hacia los obesos, afectaría a esta población, especialmente vulnerable emocionalmente.

Para terminar, hacemos un llamado urgente al país en general y principalmente a las autoridades de salud, para tomar medidas pertinentes con respecto a la obesidad frente a la pandemia. Desde Gorditos de Corazón ponemos a disposición del país y cualquier ciudad que así lo requiera nuestra experiencia y protocolos de intervención para la atención de pacientes; así como campañas de promoción y prevención para disminuir el impacto de la obesidad en el país. Todos podemos sumar para salir adelante, gobierno, empresa privada, grupos de voluntarios. Es momento de unirnos para que todos los colombianos superemos esta compleja situación.

Es de suma importancia, que el contexto de la pandemia no se convierta en otro factor de discriminación para las personas con obesidad, las cuales han venido siendo objeto de censura y burla por redes sociales a raíz de las propuestas de aislamiento. Nuestra Institución ha luchado durante muchos años por defender el derecho a la salud y vida digna; por reivindicar sus capacidades e integración social sin discriminación de ningún tipo. La solidaridad, el amor y la compresión, son valores que tenemos que alimentar en la pandemia.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.