Jue, 09/12/2019 - 09:57

Las ciudades sostenibles son posibles con acciones mínimas

En el marco del Foro Ágora Bogotá, evento realizado por la Cámara de Comercio de Bogotá y con el apoyo de sus filiales, se dieron a conocer las principales características de las ciudades sostenibles y los grandes retos y acciones que los ciudadanos, el sector privado y público deben empezar a afrontar para generar un cambio ambiental en urbes tan importantes como Bogotá.

Expertos como Jeffrey Sachs, director del Centro de Desarrollo de la Universidad de Columbia y Nicola Borregaard, gerente EBP Chile, se dieron a la tarea de profundizar sobre los restos que afronta actualmente la capital del país y las ventanas de oportunidad que tiene para crecer y ser un referente a nivel latinoamericano en desarrollo sostenible.

De acuerdo con Jeffrey Sachs, “las grandes ciudades en el mundo como Bogotá vivirán un verdadero drama debido al incremento acelerado de la población, sino se toman medidas drásticas que mejoren las condiciones de pobreza de los ciudadanos más vulnerables, la falencia en infraestructura para soportar la demanda poblacional y la terminación de la violencia que genera miles de desplazados. Hoy el gran reto de Bogotá es mejorar la calidad de sus ciudadanos, a través de un crecimiento sostenible que propenda por la prosperidad, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental”.

Así mismo, para el experto, las ciudades sostenibles deben ir de la mano de los 12 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, iniciativa colombiana, que ha sido promovida por la Naciones Unidas desde el 2015.

“Colombia, ha estado desde un principio comprometida en la consolidación e implementación de todos los ODS, sin embargo, aún hay un camino importante por recorrer en la conformación de verdaderas ciudades sostenibles. El gran objetivo por parte del sector privado y público debe ser el de promover el verdadero liderazgo para implementar proyectos sostenibles, buscar la armonía institucional para que la continuidad de proyectos ambientales sea posible, y promover acciones sostenibles en todos los ámbitos de la vida, desde el hogar hasta un nivel global, en pro del desarrollo y la productividad si lo que se quiere es hacer de Bogotá, por ejemplo, una capital sostenible”, argumentó Sachs.

Por su parte, para Nicola Borregaard, gerente EBP Chile, “los ODS, no deben estar atados simplemente a una política de estado, deben ser referentes en el diario vivir de los ciudadanos, ya que las acciones privadas por pequeñas que sean pueden hacer la diferencia, siempre y cuando exista una conciencia colectiva de promover la sostenibilidad, especialmente la ambiental. El llamado es a que tenemos que entender que los verdaderos responsables del cumplimiento de los ODS somos nosotros, y que es a partir de acciones puntuales, como medir nuestra Huella de Carbono, que podemos alcanzarlos”.

El primer Foro Ágora Bogotá es uno de los ejemplos de cómo a través de acciones mínimas, pero de impacto, se pue propender por la sostenibilidad. Durante el evento se realizó el cálculo de la Huella de Carbono, por parte de la Corporación Ambiental Empresarial, CAEM, filial de la CCB, con el objetivo no solo de optimizar los insumos y materiales necesarios para realizarlo, sino también, concientizar a los asistentes y organizadores sobre la importancia de reducir el impacto ambiental generado por este.

De acuerdo con Fabiola Suárez, directora de la CAEM, “como parte de nuestro compromiso de hacer eventos sostenibles y de promover acciones de impacto ambiental, sumando a los empresarios y ciudadanos en este proceso, realizamos el cálculo de la Huella de Carbono teniendo en cuenta elementos como el transporte terrestre y aéreo, consumo de energía eléctrica, residuos y alimentos”.

Adicionalmente, si bien el cálculo de la Huella de Carbono es un logro y un factor importante como medida de comparación para la realización de próximos eventos, otra de las grandes acciones en pro de la sostenibilidad hecha por la CAEM y la CCB fue la compensación de una parte significativa de las emisiones de GEI generadas por el evento con la siembra de 1.065 árboles nativos en el Parque Metropolitano Canoas, ubicado en el municipio de Soacha.

“Durante el evento superamos la meta de 1.000 árboles, gracias al compromiso de los empresarios y de los ciudadanos asistentes al evento que a través del programa Hojas Verdes de la CAEM, le regalaron a Bogotá Región un nuevo bosque que mejorará la calidad de vida de los bogotanos y cundinamarqueses”, puntualizó Suárez.

Con la siembra de estos árboles se compensará más de 10 toneladas de CO2 equivalente y se ampliará las 7 hectáreas de bosque que desde el 2016 se han sembrado en el Parque Metropolitano Canoas. Esto demuestra que el sector privado y los ciudadanos están comprometidos con la protección del medio ambiente, a través de acciones privadas y de impacto, que con el tiempo van a beneficiar a todos.

Finalmente, con el objetivo de promover las buenas prácticas operativas y la innovación tecnológica en el sector privado, la CAEM realizó en la sede Kennedy de la CCB, de la mano de la Corporación Autónoma Regional, CAR; una rueda tecnológica y dos charlas académicas con las que 116 empresarios, productores ganaderos y personas de Cundinamarca y Bogotá tuvieron la oportunidad de formarse y conocer las nuevas herramientas en sostenibilidad que existe en el mercado para mejorar la productividad y competitividad de las empresas y minimizar el impacto ambiental directo e indirecto que pueden generar las operaciones industriales.

Para Fabiola Suárez, “la rueda tecnológica tuvo como objetivo generar un espacio de negociaciones de tecnologías, servicios en ahorro, uso eficiente del recurso hídrico y manejo de residuos con el fin de construir y afianzar vínculos comerciales entre empresarios, especialmente representantes de Mipymes, y proveedores”.

Los proveedores tuvieron cerca de 123 citas con empresarios, con probabilidades de negocio media en un 46.9% y alta en un 8.85%, así mismo, 34 productores ganaderos, 42 empresas y 40 personas particulares tuvieron la oportunidad de conocer proyectos para el tratamiento de aguas; servicios de saneamiento ambiental de residuos y de hidroretenedores para el ahorro y uso eficiente del recurso hídrico.

Adicionalmente, los asistentes tuvieron dos charlas académicas y prácticas con conferencistas, especializados en Huella de Carbono e hídrica y eficiencia energética, quienes dieron a conocer los instrumentos necesarios para el inventario de GEI; herramientas para el cálculo de huella de carbono e hídrica; y proyectos de eficiencia energética.

“Al final el objetivo de este tipo de charlas académico-prácticas y ruedas tecnológicas es, primero, permitir el intercambio de experiencias y saberes entre empresarios y proveedores de soluciones tecnológicas disponibles en la actualidad para mejorar el uso del recurso hídrico y reducción de GEI en la cadena de valor desde la producción primaria y, segundo, no menos importante, aportar con acciones privadas a alcanzar los ODS que son un pilar en las metas de sostenibilidad que ha buscado alcanzar el país”, aseguró Suárez. 

Añadir nuevo comentario