Sáb, 04/21/2018 - 09:46
Foto de referencia

Más de 1.800 familias que sustituyeron la coca en Tumaco recibirán 65 mil millones de pesos en proyectos productivos

Las familias beneficiadas tendrán asistencia técnica, proyectos productivos y seguridad alimentaria, en el llamado Plan de Atención inmediata (PAI).

El Director de Sustitución de Cultivos Ilícitos, Eduardo Diaz Uribe, afirmó que el programa continúa en 13 departamentos del país pese a problemas de orden público en algunas regiones, y destacó que es el único camino sostenible para miles de personas que han sido sometidas en el sector rural –durante décadas– al accionar criminal del narcotráfico y al abandono del Estado.

Díaz hizo esta afirmación a propósito de los avances del programa de sustitución en Tumaco, Nariño, donde ya más de 9.900 familias se acogieron voluntariamente a las acciones para sustituir cultivos de hoja de coca e ingresar a la economía legal. De esas familias, más de 7.100 habrán recibido un primer pago a finales de abril.

“Es gente que levantó o está levantando la coca, honrando un compromiso. Pero no es solo arrancar matas. Es transformar el campo y llegar con apoyo y oportunidades sostenibles”, subrayó Diaz Uribe.

En Tumaco, uno de los municipios con más coca en el mundo, más de 9.900 familias que suscribieron acuerdos voluntarios con el gobierno, dijeron tener 6.800 hectáreas sembradas con coca. En sectores como Alto Mira y Frontera, Naciones Unidas está reanudando la verificación del cumplimiento de los compromisos. Y en el corregimiento de Llorente, las familias comenzarán a sustituir los cultivos de coca en el mes de mayo, tras recibir un primer desembolso de parte del Programa Nacional Integral de Sustitución Voluntaria de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS).

Igualmente, en la zona de Carretera, 1.800 familias vinculadas al PNIS recibirán cerca de 65 mil millones de pesos en recursos para desarrollo alternativo, con asistencia técnica, proyectos productivos y seguridad alimentaria. Se trata de familias de antiguos cultivadores de coca, afros, indígenas y colonos de 25 veredas, que se vincularán a  proyectos de gallinas ponedoras y de engorde, cerdos, plátano, ganado, huerta mixta y  piscicultura.

Como en otras regiones, las misiones de la ONU han tenido dificultades en su operación, por razones de orden público. En Tumaco, de las hectáreas reportadas por la comunidad, 2.071 han sido verificadas por Naciones Unidas en una primera visita.

En el Consejo Comunitario de Alto Mira comienza el plan piloto de cacao en un vivero tecnificado con 100 mil plántulas, en un territorio donde 4.900 personas se comprometieron a levantar la hoja de coca.

El director del PNIS exaltó el alto grado de compromiso de las comunidades y el apoyo de la fuerza pública –Ejército y Policía- para permitir el avance del programa en medio de las dificultades. La próxima semana, el programa adelantará en el Coliseo del Pueblo, de Tumaco, las jornadas de pago a más de 3.500 familias, a través del Banco Agrario.

El proceso en Tumaco avanza con el acompañamiento y respaldo de la Gobernación de Nariño, la Alcaldía municipal, la Agencia de Renovación para el territorio (ART), gremios productivos y organizaciones comunitarias como la Corporación para el Desarrollo Agroempresarial de Tumaco (CORDEAGROPAZ), y la Red de Consejos Comunitarios del Pacífico Nariñense (RECOMPAZ).

Añadir nuevo comentario