Dom, 08/20/2017 - 07:47

Regalías que se transforman en escenarios deportivos

$8.343 millones se invirtieron en el municipio tolimense de Melgar para la construcción de una cancha de fútbol y un coliseo, gracias al Sistema General de Regalías.

En el parque deportivo y recreativo Las Vegas, en Melgar (Tolima), los recursos de las regalías se transformaron en escuelas de formación deportiva de fútbol, patinaje, baloncesto y fútbol de salón.

Este municipio fue una de las sedes de los Juegos Deportivos Nacionales 2015 y para este parque se invirtieron $8.343 millones de regalías en la construcción de una cancha de fútbol y un coliseo.

Unos mil niños reciben mensualmente entrenamiento y participan de actividades lúdicas que les dan herramientas para su formación, convirtiéndose en un espacio en donde pueden aprovechar el tiempo libre, gracias al Sistema General de Regalías.

Antes de que se realizaran las obras en este lugar, cuenta Sandra Liliana Peñalosa, mamá de una niña que practica patinaje, existía una cancha de fútbol en tierra, y la inseguridad y el consumo de drogas eran la constante en la zona.

“Son espacios que le permiten a la juventud de hoy tener un lugar donde esparcirse, donde ir a divertirse y canalizar sus energías en el deporte, en vez de estar en lugares no adecuados haciendo cosas no adecuadas”, dijo la señora Peñalosa.

Padres tranquilos

Los padres tienen más motivos para estar tranquilos. Las clases en las escuelas de formación deportiva son totalmente gratuitas, la única condición para ingresar es tener compromiso y disciplina, así como el cumplimiento en los horarios de entrenamiento. El resto de gastos corren por cuenta de la alcaldía, que asume los costos de los entrenadores y el mantenimiento de las instalaciones.

Los niños destacan que, además de hacer deporte y sentirse más cómodos en este lugar, aprenden valores. Stevenson José Durán, de 13 años y practicante de fútbol, asegura que durante las clases aprende sobre el físico, la disciplina, el respeto y el cuidado de las cosas con las que entrena.

Para María José Núñez, jugadora de baloncesto de 14 años, entrenar en el coliseo es mejor porque se siente protegida del sol y la lluvia, y siente que el material del piso es el indicado.

“Ahora soy más responsable, me he vuelto más dedicada porque en mis tiempos libres tengo algo que hacer, el deporte también nos educa”, comentó.

Cancha profesional

Con ellos coincide Sergio Andrés Pulgarín, quien juega fútbol de salón y considera que una de sus más grandes motivaciones para entrenar en el coliseo del parque Las Vegas son las adecuaciones de una cancha profesional y que los entrenamientos son serios.

“El profesor ha hecho con nosotros un proceso paso a paso para ir mejorando las debilidades y hacernos más competitivos, y nos refuerza que el respeto, la honestidad y la puntualidad siempre deben estar presentes en la vida”, agregó Sergio.

Los profesores aseguran que su trabajo es vital porque logran que los niños se interesen más en el deporte. El instructor de fútbol Oscar Yesid Cardozo resalta que existe un compromiso de la alcaldía en apoyar a la población más vulnerable.

“Nosotros queremos que sean buenas personas y que sobresalgan deportivamente, además es un ejemplo positivo de inversión de regalías. Es una forma de demostrarle al país que los recursos no se pierden y que las regalías se deben invertir en escenarios deportivos”, concluyó Cardozo.

Al parque Las Vegas de Melgar le cambio la cara las inversiones de regalías. De ser un lugar poco seguro y abandonado se convirtió en un desfile constante de niños, papás y entrenadores. No solo ruedan balones, se escuchan pitos, gritos y risas.

El apoyo al deporte es, sin duda, una de las mejores razones para invertir y apostarle al futuro. Así deben invertirse los recursos de las regalías en el país.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.