Mié, 01/25/2017 - 13:41

Samuel Moreno podría ser extraditado

El fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, señaló que estaría complacido si gobiernos de otros países, como los Estados Unidos, llegaran a solicitar en extradición a corruptos como es el caso del exalcalde Samuel Moreno y los implicados en el escándalo del ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá.

El fiscal Martínez entregó esta declaración tras destacar la condena de 24 años y ocho meses que le impuso el tribunal Superior de Bogotá al exalcalde Moreno por las irregularidades en el contrato de las ambulancias de Bogotá que ascendió a más de 69 mil millones de pesos.

“Si con ocasión de esas actividades ilícitas se pueden haber cometido delitos en jurisdicciones extranjeras como en los Estados Unidos como el lavado de activos, las autoridades americanas podrán en su momento iniciar las acciones judiciales correspondientes y de acuerdo con la soberanía del Gobierno Americano solicitar en extradición a quienes hayan violentado esas jurisdicción”, dijo Martínez.

Asimismo anuncio que se avecina el segundo capítulo en las investigaciones por el carrusel de la contratación, cuyo objetivo es la persecución de los diferentes bienes y activos en Colombia y en el exterior de todos los involucrados en este escándalo de corrupción.

Martínez enfatizó que “el fiscal general se vería complacido si en todos estos casos se presentan junto a la corrupción que ocurrió en Colombia actos de lesividad mayúscula a otras jurisdicciones, que hagamos un esfuerzo la comunidad internacional y sean bienvenidas las extradiciones para todos los casos de los corruptos”, agregó

Samuel Moreno Rojas, nieto del general y exdictador Gustavo Rojas Pinilla, recibió la condena luego de haberse desatado el llamado carrusel de la contratación, caso de corrupción política desarrollado en la ciudad de Bogotá y que se dio durante su administración como alcalde de la ciudad capital colomnbiana. La polémica estalló el 25 de junio de 2010 cuando salieron a la luz pruebas que evidenciaban la negociación de multimillonarias comisiones por parte de Germán Olano, ex congresista de la República, al empresario Miguel Nule Velilla, cuya empresa, que llevaba su apellido, manejaba gran parte de los contratos de distintas obras públicas que se desarrollaban en la capital colombiana. La principal obra que se vio directamente afectada por dichas negociaciones irregulares fue la construcción de la tercera fase del sistema de transporte público TransMilenio, la cual presentó más de tres años de retraso.

En el tiempo inmediatamente posterior, distintas instituciones jurisdiccionales iniciaron investigaciones que se acrecentaron a tal punto que varios políticos, empresarios, dirigentes del Instituto de Desarrollo Urbano y hasta el mismo Alcalde de la ciudad se vieron involucrados. El Estado llegó a presentar un detrimento patrimonial cercano a 2,2 billones de pesos colombianos (unos 1.100 millones de dólares aproximadamente, a la tasa de 2011).

El escándalo es considerado como uno de los más grandes en la historia reciente del país. Sin embargo hay quienes cuestionan las declaraciones del Fiscal Martínez al respecto de la extradición de Moreno Rojas, pues consideran que pone en tela de juicio la soberanía nacional. La discusión apenas comienza. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.