Lun, 01/04/2021 - 16:36

Trump presionó al Secretario de Estado de Georgia para conseguir votos a su favor

A 2 días de la certificación de los resultados en EE.UU. el diario The Washington Post reveló un audio en el que el saliente presidente Donald Trump le pide al Secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger  -máxima autoridad electoral del estado- que “encuentre” votos a su favor que le permitan modificar el resultado electoral.

"Mira, lo que quiero es que busques los 11.780 votos, porque ganamos ese estado", dijo Trump en la conversación telefónica de más de una hora revelada por el medio estadounidense. La cifra de 11.780 papeletas se debe  a que el presidente electo, el demócrata Joe Biden le ganó por 11.779 votos en Georgia, que contribuye con 16 votos al Colegio Electoral

Ante la negativa de Raffensperger, también del Partido Republicano, Trump lo amenazó con presentar cargos criminales en su contra y le dijo que estaba corriendo un "gran riesgo" al no aceptar sus peticiones. “La gente de Georgia está enfadada, la gente del país está enfadada (...) Y no hay nada malo en decir, ¿sabes? Creo que te han fallado los cálculos", se oye decir a Trump en las grabaciones de The Washington Post.

A través de Twitter, Trump escribió que había hablado con Raffensperger sobre “el fraude en la votación en Georgia”. “No quiería o podía responder a preguntas sobre el fraude de los votos bajo la mesa, la destrucción de papeletas, ‘votantes’ de fuera del estado, votantes muertos y más. ¡No tenía ni idea!”, escribió Trump.

Raffensberger no se quedó atrás y contestó, también a través de su cuenta de Twitter: “Con todo el respeto, presidente Trump: lo que está usted diciendo no es cierto. La verdad saldrá a la luz”.

(Recuerde que puede seguirnos en Instagram)

En diciembre, después de recontar los votos dos veces, las autoridades de Georgia certificaron la victoria de Joe Biden, que se convierte en el primer demócrata en ganar en ese estado desde que en 1992 lo hiciera Bill Clinton (1993-2001). Sin tener pruebas, Trump ha alegado que hubo fraude en las elecciones y ha presentado decenas de demandas, incluso ante el Tribunal

Supremo, pero no ha tenido éxito. De hecho, el saliente presidente ha pedido a sus seguidores a manifestarse este miércoles en Washington durante la sesión del Congreso que ratificará la elección de Biden. Mientras tanto, se ha conocido que  cerca de cien legisladores del Partido Republicano planean oponerse a la ratificación del triunfo del presidente electo, Joe Biden, durante la sesión del Congreso del 6 de enero. Aunque esa jugada es la última esperanza de Trump, difícilmente logrará algo.

Según el diario estadounidense, “la aparente amenaza de Trump de consecuencias penales si Raffensperger no actuaba podría verse como un intento de extorsión y una sugerencia de que podría desplegar al Departamento de Justicia para iniciar una investigación”.

“El presidente está intentando a sabiendas coaccionar a los funcionarios estatales para que corrompan la integridad de las elecciones o está tan engañado que cree lo que dice”, dijo al respecto Richard H. Pildes, profesor de derecho constitucional en la Universidad de Nueva York, citado por The Washington Post, quien señaló que las acciones de Trump puede haber violado varios estatutos federales.

Por su parte, los demócratas han pedido investigaciones penales.  La vicepresidenta electa Kamala D. Harris calificó la conversación de Trump como un "abuso de poder descarado y audaz por parte del presidente de los Estados Unidos". El principal abogado de campaña de Biden, Bob Bauer, dijo que la grabación "captura toda la vergonzosa historia sobre el asalto de Donald Trump a la democracia estadounidense".

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.