Jue, 03/29/2018 - 09:37
Viacrucis infantil en Cajicá

Viacrucis infantil de Cajicá sería declarado patrimonio cultural

Con un llamado a la paz y la sana convivencia, inculcadas desde la niñez,  se realizará en el municipio de Cajicá, Cundinamarca, el próximo Sábado Santo, el Viacrucis Infantil, evento religioso que llega a su quinto año y que sería declarado patrimonio cultural del municipio.

“La paz no es la firma de un papel, es el desarme de los corazones, es perdón y reconciliación y un proyecto de vida en el cual primen la solidaridad y la sana convivencia, sentimientos que debemos promover desde la infancia”, afirmó el sacerdote pasionista  Miguel González, creador y promotor del evento que ya se convirtió en el epicentro de la conmemoración religiosa en esta localidad.
 
Preocupado porque la Semana Santa ha perdido su esencia para convertirse en días de jolgorio, dejando de lado principios católicos, el sacerdote Pasionista se ideó la forma de acercar a las familias a la Iglesia, fortaleciendo su fe católica y diseñó el “Viacrucis Infantil”, que se constituye en el epicentro  para lograr sus objetivos.
 
La respuesta ciudadana ha sido altamente positiva, hasta el punto de que la procesión con las figuras representativas de la pasión de Jesús especialmente elaboradas en Pamplona para los niños, que inicialmente se realizó en inmediaciones del Seminario Pasionista, el año pasado ocupó las vías principales del municipio, llenas por centenares de feligreses que acompañaban a los pequeños.
 
Tan positivo ha sido el efecto de este acto religioso que la administración municipal estudia la posibilidad de declararlo como un patrimonio cultural y apoyar a la comunidad pasionista para su continuidad y desarrollo.

 

Añadir nuevo comentario