Dom, 08/04/2019 - 12:48

300 755 18 46 línea púrpura en Whatsapp: mujeres que escuchan mujeres en el transporte público de Bogotá

Más difícil que vivir una situación de violencia, agresión, acoso o incomodidad en el transporte público para una mujer, es sentir que está sola aunque haya muchas personas alrededor. Las secretarías de la Mujer y de Salud de Bogotá tienen funcionando una línea de prevención de violencias contra las mujeres en el transporte público o en otros espacios públicos o privados de la ciudad. A ella puede llamar cualquier mujer, así no tenga minutos disponibles en el celular, o establecer contacto por Whatsapp. Quienes la atienden son mujeres formadas para esta labor.

Viajar en el transporte público es una de las mejores decisiones para quienes quieren construir movilidad sostenible en las ciudades. El sistema TransMilenio en Bogotá o el metro en otras ciudades son medios eficientes porque transportan muchas personas al mismo tiempo ocupando menos espacio vial que los vehículos privados y generalmente en mejores tiempos de viaje en ciudades congestionadas por estos.

Para las mujeres, viajar en transporte público algunas veces se vuelve un riesgo por las interacciones con otros usuarios o usuarias. Empujones, enfrentamientos físicos o verbales, usuarios y usuarias que no respetan turnos de llegada e ingreso, conflictos. Adicionalmente, soportar el acoso o asedio sexual o a pasajeros embriagados, en algunos casos, no es una experiencia agradable.

La Secretaría de la Mujer en Bogotá y la Secretaría Distrital de Salud dispusieron de una línea de orientación y atención psicosocial atendida por mujeres y dirigida a mujeres mayores de 18 años que habitan en la ciudad. Quienes responden, hacen parte de un equipo profesional interdisciplinario de psicólogas, trabajadoras sociales y enfermeras, que cuentan con conocimientos y experiencia en el trabajo con mujeres, especialmente en la atención telefónica con enfoque de género diferencial y derechos humanos.

Aunque no es una línea de emergencias, pues estas son atendidas en el Número Único de Seguridad y Emergencias (NUSE) 123 de Bogotá, sí es una línea de prevención, atención telefónica. La línea púrpura, como se conoce a este canal de comunicación de mujeres que escuchan a mujeres, se creó con el fin de prevenir el feminicidio, el daño emocional y las afectaciones en salud de las mujeres a través de una línea telefónica de escucha reparadora.

A ella pueden comunicarse mujeres víctimas de violencia y también otras personas que tengan conocimiento de una situación de violencia contra la mujer, o mujeres con malestares emocionales relacionados con la violencia de género.

La línea atiende 24 horas y se puede marcar por celular al teléfono 018000112137 desde cualquier teléfono fijo o celular así este no tenga carga de minutos. También tiene habilitado un número de atención por Whatsapp: 3007557246 y un correo electrónico como canal adicional: lpurpura@sdmujer.gov.co

La línea púrpura atiende a mujeres en los siguientes casos:

  • Violencias contra las mujeres con ocurrencia en el espacio público o privado.
  • Orientación frente a las rutas de atención en violencias contra las mujeres en el marco de la Ley 1257 de 2008.
  • Cuando las mujeres identifiquen una situación que les genere malestar asociado a las violencias de género contra las mujeres.
  • Primera atención y canalización al interior de la Secretaría de la Mujer a sobrevivientes de feminicidio y/o familias de víctimas de feminicidio.
  • Información sobre la oferta institucional con competencia en la garantía de los derechos humanos de las mujeres.
  • Información y orientación en el derecho a la salud plena con énfasis en los derechos sexuales y reproductivos.

La línea púrpura y sus canales de atención están disponibles en Bogotá para ser usados.

Cualquier acción que les permita a las mujeres estar libres de violencias es meritoria y vale la pena apoyarla y divulgarla. Por ello, por favor guarde en los contactos de su teléfono los datos de la línea púrpura. En algún momento puede necesitarlos para ayudar a alguien o para mejorar la situación y condiciones de cientos de miles de mujeres que usan el transporte público en Bogotá o de los millones de ellas que habitan la ciudad. 

Añadir nuevo comentario