Vie, 02/14/2020 - 09:16

Discriminación

Hace un tiempo me enteré de una noticia que me llamó la atención. Una niña de religión islámica que llevaba velo, no se le permitía en su colegio. Hay que decir que la menor estaba en un colegio privado católico llevado por monjas. Al principio las monjas se justificaban diciendo que sus padres al matricularle, conocían perfectamente que el colegio era de perfil católico. Basándose en esa razón, comunicaban que la menor no podía llevar el accesorio en horario de clase y/o en cualquier actividad con el colegio.

Las palabras de discriminación, empezaron a aparecer por todos lados. Los grupos más de izquierdas alzaban sus voces para que aquella niña que simplemente comulgaba con esa directriz de su religión, puede ser fiel a sus pensamientos y no ser discriminada en su colegio.

La constitución española, también hacía referencia a ello. Ya que se declara un estado laico, todas las religiones deben ser respetadas. También se deben respetar las condiciones de pensamiento, sexo, y etc… La constitución deja patente que la discriminación no es algo legal en España.

El caso de la niña llegó a todos lados, a la televisión, los periódicos, la radio, internet, podcast, etc… Todos se llevaban las manos a la cabeza por aquella pobre niña que no podía ir a clase con su  velo, pese a que fuese un colegio de otra religión. Todas las voces se alzaron, hablaban de la constitución, del estado de derecho, de la libertad. Con la boca llena de progresismo, todos eran los mejores. Porque todos tenemos los mismos derechos y somos iguales.

Por extensión discriminar a alguien por los motivos de pensamiento, sexo, raza, edad, etc… es anticonstitucional.

Bien. Hemos quedado que todos somos muy progresistas, creemos en la igualdad y la discriminación es un mal a erradicar.

Ahora, vamos a pensar. La nueva ola de moda de todas esas personas que están vetando a los niños, de bares, restaurantes, cines, hoteles, zonas vacacionales, etc… Todo el movimiento anti niños del que ya incluso se habla en los medios, en realidad dice mucho de nuestra sociedad. Cuenta que somos unos hipócritas, cuenta que no somos conscientes de que en la sociedad de los ofendidos todos ellos abogan por la discriminación por la que luego dicen luchar.

No seamos tontos, los negocios se apuntan a la moda porque es lo que vende para un sector del público. Pero todos hemos sido niños, todos vivimos bajo el arropo de la misma constitución y si llevases a esos negocios a juicio, perderían. Porque señoras y señoras, la niño fobia que parece existir cada día más es el mismo tipo de discriminación contra la que se lleva luchando desde hace demasiado. Todos los colectivos que se han dejado la piel, las mujeres, homosexuales, trans, negros, musulmanes y un (penoso)largo etcétera, debería abrir los ojos y ver que están creando algo que ellos han intentado apagar.

Los niños también son personas y la discriminación es injusta sea el sector que sea de población. No se puede castigar a la gente que tiene hijos por tenerlos. Sinceramente, miren en el diccionario la definición de discriminación, lean la constitución y dejen de quejarse por todo.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.