Dom, 11/28/2021 - 09:16

El Santuario colombiano, II parte. 1957

En Chimá nace un santo: Santo Domingo Vidal. Era enano y paralítico y el pueblo lo canonizó porque su palabra sentipensante averigua en qué lugar de esta costa colombiana había ido a parar el caballo perdido y que gallito ganaría la próxima riña.

Nunca quiso cobrar nada por enseñar a los pobres a leer ya defenderse de las langostas y los terratenientes tragones.

Hijo de Lucifer, lo llamó la Iglesia. Un cura lo arrancó de su tumba y a golpes de hacha y martillo le rompió los huesos. Otro cura  quiso tirarlos a la basura. El primer cura murió retorciéndose, con sus manos convertidas en ganchos y el otro acabó sin aire, revolcándose en su propia mierda.

Los vecinos de un pueblo llevan en andas a  Santo Domingo Vidal  hasta la plaza del otro. Largas mesas cargadas de flores y las delicias del río y sus orillas: sancocho de dorada o sábalo, postas de bagre, huevos de iguana, arroz de coco, mote de queso, dulce de mongomongo y mientras el pueblo regalado come,  los regaladores cantan y bailan a su alrededor.

En Barranquilla se inaugura el Parque del Santo Cachón, mejor dicho, del Sagrado Corazón de Jesús, pero como queda mal iluminado los amantes lo utilizan para practicar sus amores clandestinos, aquellos que dicen tener un corazón tan grande que les caben varios amores a la vez. Las autoridades y la Iglesia no están de acuerdo y le instalan mas bombillas  al parque, pero ya ellos decidieron: la clandestinidad está a la distancia de una pedrada y el bautizo ya es un hecho, un hecho que llevó a Romualdo Brito, el compositor, y a Los Embajadores Vallenatos a contar la historia de un Sagrado Corazón de corazón tan grande que perdonaba a los infieles. El parque se llenó de amantes y las radiodifusoras del Santo Cachón.

Para Romualdo Brito el éxito se convirtió en culpa cuando supo las muertes que causó el Santo Cachón: Muchos maridos a quienes les han cantado esta canción, matan al cantor y continúan con la amistad del ponecachos.

LOS 12 APÓSTOLES, LA SIERRA MAESTRA. 1956 

Una semana vomitando y apretados como sardinas llegan en un barco al lugar  equivocado donde el ejército cubano los barre a metralla. Casi todos caen en la Matanza.

Los sobrevivientes caminan orientándose por el cielo, pero también se equivocan. Los pantanos les tragan las mochilas y las armas. Solo tienen para comer  caña de azúcar y van regando a su paso el bagazo delator.  Estos locos inexpertos pierden la leche condensada por llevar los recipientes con los huecos para abajo, por otro error mezclan el agua de mar con la poca agua dulce que les queda yal fin un grupito se encuentra con el otro para formar ese “ejército” de doce que en total tienen 7 fusiles, unas pocas municiones mojadas y muchas llagas y heridas.

Pero esa noche, Fidel Castro mira el cielo despejado, se respira un aire mas fresco y libre que nunca, y grita:

- Ya ganamos la guerra …¡se jodió Batista!

Batista ofrece trescientos pesos  y una vaca parida a quien le entregue a Fidel Castro, vivo o muerto.

Pero los guerrilleros aprenden rápidamente en quienes confiar o no, a caminar de noche y jamás dormir en el mismo sitio y especialmente a entenderse con la gente del lugar. Cuando llegaron no conocían ni un solo campesino y solo sabían del lugar por una canción. Pocos meses después las fuerzas  rebeldes han crecido con hombres que contratan solo para la  zafra y después los arrojan al hambre.

(Ernesto “Che” Guevara, Pasajes de la guerra revolucionaria, La Habana, Arte  y Literatura, 1975)

UN EMBAJADOR VIVO Y REVOLUCIONARIOS ENFERMOS. 1957

Earl Smith, nuevo embajador de Los Estados Unidos en Cuba, recibe las llaves de Santiago en ceremonia en que se derraman escandalosos discursos mientras afuera crece un clamor: Se asoma por la ventana y ve una cantidad de mujeres vestidas de negro que avanzan cantando el himno Nacional mientras gritan ¡Libertad! y la policía las derriba a garrotazos.

Al día siguiente, visita la base militar norteamericana de Guantánamo y  después recorre las minas de hierro y níquel de la Freeport Company, totalmente exoneradas de impuestos.

Earl Smith, hace público su disgusto por los garrotazos de la Policía aunque reconoce que el gobierno tiene derecho a defenderse de la agresión comunista. Él fue campeón de boxeo y considera que hay que sostener a cualquier precio el gobierno de Batista porque jamás negará protección a cualquier cosa o persona norteamericana. Con Batista en el poder los turistas pueden elegir, por foto desde el avión, su linda mulata para el fin de semana. La Habana es una ciudad norteamericana llena de máquinas traganíqueles de Nevada y mafiosos de Chicago y con muchos teléfonos para pedir que le traigan a uno la cena desde Miami.

Los asesores le explican al embajador que Fidel es anormal desde niño, por haberse caído de una motocicleta en marcha.

Otro amigo de Fidel vive en el valle del Hombrito, donde los rebeldes mandan, e instalaron un horno de pan, una imprenta que consiste en un viejo mimeógrafo y un consultorio médico que funciona en un bohío de una sola pieza.

Él es médico. Peregrino de América, se incorporó a la fuerzas rebeldes en México a donde fue a parar después de Guatemala y se ganaba la vida como fotógrafo, a peso la foto, y vendiendo estampitas de la Virgen de Guadalupe.

Este médico atiende una caravana de niños barrigones, casi enanos, muchachas viejas, gastadas en pocos años de mucho parir y poco comer, y hombres que son como pellejos secos y vacíos porque la miseria convierte  cada uno en su propia momia.

Es mas anormal que Fidel, porque se ha aporreado más recorriendo el continente en motocicleta. Lo llaman “El Che Guevara”.

(Earl E. Smith, El cuarto piso, Relato sobre la revolución comunista de Castro.México,Diana,1963 y Ernesto Guevara, Pasajes de la guerra revolucionaria, La Habana, Arte y Literatura, 1975)

ESTOCOLMO, PELÉ. 1958

En el mundial de Suecia resplandece el fútbol brasileño con Pelé y Garrincha para desmentir a los que decían que los negros no sirven para jugar en clima frío.

Casi un niño y flaquito, Pelé, para impresionar, hincha el pecho y alza el mentón. Él juega el fútbol como jugaría Dios, si Dios decidiera dedicarse seriamente al asunto. Pelé cita la pelota donde sea, cuando sea y como sea, y  ella nunca le falla. La envía alto en los aires, ella describe grandes curvas y vuelve al pie obediente, agradecida o quizás atada por un elástico invisible. Pelé la levanta, encoge el pecho, la deja rodar suavemente por el cuerpo sin que toque el suelo, la va cambiando de pierna mientras se lanza, corre que te corre, camino del gol. No hay quien pueda agarrarlo a lazo ni a balazo, hasta que deja la pelota clavada, hinchada, fulgurante, en el fondo de la red.

Dentro y fuera de la cancha, se cuida. Hasta hace poco lustraba zapatos en los muelles del puerto. Ha nacido para subir y lo sabe.

(Eduardo Galeano, El siglo del viento, Siglo XXI Editores, México 2016 pgs.  202)

 

COLOMBIA, EL ORIGEN DE LA INJUSTICIA. 1958

El plebiscito de 1957 cerró el período llamado de la Violencia en Colombia que causó alrededor de 300.000 muertos y el desplazamiento de mas de dos millones de personas, equivalentes a una quinta parte de la población que tenía el país.

Colombia dejó de ser agraria y se convirtió en urbana porque en 1959 más de la mitad de la población vivía en las ciudades. Las tierras agrícolas fueron adquiridas a bajo precio por terratenientes de la época y la población campesina se convirtió en mano de obra asalariada y barata para una industria que creció pero cuyo progreso no se reflejó en el desarrollo de la población.

El plebiscito creó el Frente Nacional favoreciendo exclusivamente a los dos partidos tradicionales, excluyendo otras ideologías y sin preocuparse por los problemas que asediaban a la población. Por el contrario, muchos de los dirigentes de los diferentes grupos que entregaron las armas fueron asesinados.

Surgieron las guerrillas comunistas: en 1964 las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP), el 7 de enero de 1965 el Ejército de Liberación Nacional (ELN), en julio de 1967 el Ejército Popular de Liberación (EPL); la guerrilla nacionalista en enero de 1974: el Movimiento 19 de abril (M-19), y la primera guerrilla indígena del continente en 1984: el Movimiento Armado Quintín Lame (MAQL).

Como división del liberalismo, surgió el Movimiento Revolucionario Liberal que atrajo a la izquierda urbana y terminaría siendo absorbido por el sistema.

Según el Banco Mundial, Colombia es el segundo país mas desigual de América Latina y el séptimo en el mundo. Aunque el crecimiento económico y el PIB llega a ubicarse en el 6.6%, el índice de desigualdad cayó durante la época de mayor bonanza petrolera. El índice de percepción de la corrupción de la agencia de Transparencia internacional que  para 175 países, califica a Colombia con 37, colocándonos en el puesto 98 a nivel mundial en una lista donde Nueva Zelanda y Dinamarca ocupan los primeros puestos.

En ese estudio señala que el costo anual de la corrupción en Colombia es de 50 billones de pesos y representa el 5% del PIB y el 21% del presupuesto nacional.

O sea, que de cada mil pesos, $210 se los roban.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.