Mié, 08/28/2019 - 08:35

La importancia de la educación sexual

El sexo es una de las mejores cosas de la vida, pero también puede ser una de las peores… si no se hace bien, puede resultar traumático. Por eso es realmente importante la educación sexual. Actualmente desde preadolescentes, incluso niños se tiene acceso a la pornografía. Por un momento, vamos a pensar. Si la pornografía es el único acceso a la información que tenemos sobre el sexo, ¿Cómo podemos pensar que son las relaciones sexuales? Hay poco que pensar, creeremos que las relaciones sexuales son y/o deben ser como nos muestra la pornografía.

A este punto, tenemos que sumar que cada vez es más popular la pornografía que simula violaciones, que cosifica a la mujer, que la trata de forma violenta y la degenera. Según los algoritmos de los buscadores, lo que más se ve va a ser lo más accesible.

Sumemos esas dos premisas, ¿no te parece peligroso el resultado? Tenemos a niños y jóvenes que no son capaces de entender la sexualidad como realmente es, porque su visión de la sexualidad se parece más a una agresión sexual que a lo que verdaderamente puede llegar a ser.

Educar, formar, es algo más que saber matemáticas, geografía, historia, física, es además dar las bases para la vida en la que vamos a vivir, el mundo que vamos a poblar. Es enseñar a tener capacidad de discernir entre lo que está bien y mal. Educar en sexualidades por tanto tremendamente importante, porque también es mostrar las posibles enfermedades de trasmisión sexual, es evitar embarazos aquellas personas que no están preparadas. Es, en definitiva, un cambio social.

Lo irónico es que para que pueda realizarse ese cambio, primero debe dar se otro. Que los adultos sexuales, veamos con naturalidad la sexualidad. Naturalizar la sexualidad y dejar de verla como un tabú, haría que la pornografía fuera algo diferente. Normalizar aspectos tan fundamentales de la vida, ayudaría a la comunicación entre generaciones, sería un mundo un poco menos fastidiado.

Pero en vez de dar voz a lo que es habitual, seguimos hablando de ello entre dientes, a susurros mientras no nos percatamos que todos esos silencios hacen que conceptos como los de “La manada” en España se sigan dando. Porque no es solo unos tipos cometiendo un delito, es además la proyección de una sociedad machista, la muestra del sexo mal interpretado, del no respeto a la mujer. Educar en el sexo no va a evitar todos los delitos sexuales, pero es una de las pocas armas reales que tenemos en nuestro poder. Si no educamos, estamos dando rienda suelta a que la pornografía (mal usada) sea la respuesta a lo que son las relaciones sexuales.

Cabe recordar que la pornografía cada vez sube más su nivel de violencia contra las mujeres. Desde hace años se buscan chicas jóvenes que son explotadas hasta lo más degradante durante dos años y luego el sistema de la pornografía las devuelve.

Para ello os dejo un documental para ver: Hot Girls Wanted

Añadir nuevo comentario