Mié, 12/25/2019 - 09:55

Los liberales le dijimos NO a la tributaria

La reforma tributaria que esta semana aprobó el Congreso, con excepción del voto de los liberales, es una iniciativa que ya tiene un año de prueba, es decir, ya está vigente por determinación de la Corte Constitucional que moduló su vigencia hasta el 31 de diciembre.

¿Pero en qué ha operado y en qué ha fracasado esta reforma? Se propuso nuevamente la reducción del impuesto de renta del 33 al 30% que equivale a una caída de 1.2 billones de pesos  y creará un hueco fiscal para el Estado y para el gobierno, en primer lugar, no solamente reducción de tres puntos en impo renta, sino que, también equivale a una reducción adicional de la base gravable, que según estudios de la misma DIAN en el año 2016 cuando determino el marco fiscal de mediano plazo en Colombia existen 229 gabelas tributarias, de exclusiones, deducciones y descuentos para el gran empresariado y se agregan para la vigencia de los próximos años muchas más.

Hoy no solamente se cae el ingreso en nueve o diez billones según los analistas, sino que ya existen alrededor de 70 billones de pesos en gabelas, especialmente para el sector empresarial en Colombia, pero resulta que menos del uno por ciento del gran empresariado concentran esas deducciones en el más alto grado, es decir, aún en las deducciones y descuentos hay concentración en el gran empresariado en un altísimo porcentaje. En el descuento del IVA para bienes de capital, los grandes empresarios concentran la totalidad prácticamente, el ICA que descuenta el 50% en 2020 y para el año 2023 va a causar un hueco fiscal de 7 billones de pesos, y ese desfase económico lo va a pagar el próximo gobierno, esto es vigencias futuras pero a la inversa.

En materia de crecimiento éste año, es cierto que ha habido un crecimiento calculado para un promedio de 3.2, 3.3, pero no corre este crecimiento por cuenta de la industria, del sector energético, del sector agropecuario, sino que otra vez, el crecimiento de la economía corre por el sector financiero que se lleva todas las más grandes utilidades, como es el sector bancario. Claro que ha crecido la economía por cuenta del sector financiero que es el sector privilegiado.

El sector financiero que se lleva las grandes utilidades de la economía nacional y que estaba creciendo no genera empleo ya, como lo genera la industria, la producción agropecuaria o el sector energético, porque el sector financiero está altamente sistematizado, ya funciona a través de plataformas, ya no genera empleo y por lo tanto el empleo por más crecimiento que tenga este sector no va a dar muestras de repunte, ni crecer.

Nos vendieron una reforma enfocada al crecimiento económico y a la generación de empleo, nada más falso que eso, el empleo ha caído y vertiginosamente, para la muestra cifras de la Universidad Externado que indican que en el trimestre de abril a junio de éste año se han destruido 360 mil empleos y del trimestre de julio a septiembre 470 mil empleos, quiere decir esto, que ni es ley de crecimiento, ni es ley de empleo y le genera muy pocas conveniencias al país.

Por todo esto y más, el liberalismo en pleno manifestó su total rechazo a esa iniciativa, y por ende ni en Cámara ni en Senado se dio un voto de la bancada a favor de esta reforma tributaria y para rematar esta ley sí va a afectar a la clase media, según el Observatorio del Trabajo de la Universidad del Rosario, manifiesta que un profesional o un contratista independiente sea del sector público o privado que gane 8.2 millones de pesos mensuales va a tener que tributar tres millones 700 mil pesos  al mes, es decir, el 43% de su salario en materia de descuentos de salud y pensiones, de retención en la fuente, de reteIca y del IVA del 19% de los profesionales sea de cualquier caso, del sector de la albañilería, el sector de la construcción, y la pequeña industria en nuestro país.

En todo caso, desde el liberalismo nos vamos con la frente en alto, le cumplimos al país, a la población que se movilizó en el gran paro nacional y sobre todo a los colombianos más vulnerables, lo intentamos hasta el final, pero las mayorías lograron imponerse y avalar esta iniciativa del Gobierno Nacional que va a impactar de manera gravosa a las clases sociales menos favorecidas y va a brindar enormes dividendos al gran empresariado, a los ricos y a las multinacionales con presencia en el territorio nacional.

Añadir nuevo comentario