Mar, 02/21/2017 - 18:44

Querida Jessy; por favor vete

Ayer publicamos la entrevista realizada por Andrés Felipe Giraldo a Jessy Quintero, una de las protagonistas de la historia que tantas reacciones ha generado en nuestro país. Hoy el mismo Andrés Felipe escribe una carta dirigida a Jessy, he aquí la misiva.

Hola Jessy,

No sé si me recuerdes. Hablamos en marzo de 2012 cuando tu calvario apenas comenzaba. Fue una charla distendida en tu casa, cuando además de ser tu casa era tu prisión. Nos presentó una amiga en común que solo quería que conversáramos para que yo escribiera algo de ti. Y bueno, escribí lo que percibí en esas tres horas de charla. Me la jugué por tu inocencia que hoy un juez ratificó con un fallo absolutorio a favor tuyo y de Laura. Pero no quiero aburrirte ni darle más vueltas al suplicio que tuviste que vivir desde que murió Luis Andrés con las minucias judiciales que ya llegaron a su fin. Al menos por ahora, porque seguirán con el tormento hasta “las últimas consecuencias” como lo ha manifestado el señor Colmenares.

Te he pensado porque supe desde que se cerró la puerta, al salir de tu refugio, que nunca nos volveríamos a ver. Supuse que volverías a la rutina del encierro y que esperarías esa libertad tan anhelada que un día llegó. Me alegró mucho ese día y te imaginé vestida de morado respirando aire puro de alguna zona rural de este país, en donde las vacas no te iban a señalar con el dedo índice. Benditas las vacas que no tienen dedos para señalar. También imaginé que no sería fácil para ti atravesar la ciudad sin padecer una mirada inquisidora, algún insulto y por qué no, alguna agresión en este país de vengadores y justicieros que purgan sus demonios con los pecados que presumen de los demás.

Por fin la justicia ha dado un fallo, después cinco años y medio de idas y vueltas. Hoy eres libre. Y no solo eres libre, además eres inocente. Siempre lo fuiste, porque esa presunción de inocencia, que además es un derecho, jamás la pudo romper el circo infame de testigos falsos de exfiscal González ni las pruebas periciales tan débiles de la exfiscal Zamora ni todos los indicios circunstanciales que convirtieron en teoría del caso en una exposición cada vez más terca y patética, en la que aún insiste el ente acusador para evitarse las demandas que podrían interponerles. Eres inocente a pesar de que la familia Colmenares ha jurado “descubrir la verdad y hallar a los responsables de la muerte de Luis Andrés”. Me temo, tristemente, que el señor Colmenares al final de sus días va a encontrarse con un espejo.

Pero así hayas sido absuelta por una jueza después de un proceso de más de cinco años, en donde se agotaron los métodos más rigurosos y los más rastreros para llegar a una conclusión, para gran parte de este país farandulero y resentido seguirás siendo una “asesina”, aunque ni siquiera se te investigó por ese delito. Ni siquiera la familia Colmenares cree que lo seas. Porque acá gritarle asesino a una persona es tan natural como cantar gol en un estadio o un ole en la plaza de toros. Todos somos potencialmente asesinos y estos jueces espontáneos y medio histéricos de las redes sociales no tienen problema alguno en tipificar cualquier conducta como asesinato. Porque estamos acostumbrados a asesinar y ser asesinados como parte de nuestra cotidianidad, por eso es tan difícil medir el alcance de las palabras. Muchos creen que el fallo que se dictó ayer no es un veredicto de un juez sino la demostración de la podredumbre de un país que vende la justicia a los ricos. Tú sabes bien que la gente cree que eres tremendamente adinerada y que compraste desde la defensa a todo el sistema penal colombiano, cuando me consta que les costó tremendamente pagar un abogado decente porque tu mamá me lo contó secándose un par de lágrimas. Porque además la gente no sabe quién es Laura y quién es Jessy, como si fueran un dúo, así como yo jamás supe quién era Servando y quién Florentino. Para mí eran lo mismo.

Te puedes alegrar porque la justicia de este país considera que eres inocente. Pero jamás lo serás para esa masa amorfa de todos los estratos, todas las razas y todas las tendencias ideológicas que en sus ratos de ocio jugaron a las conjeturas y a los detectives para declararte culpable, incluso, de asesinato. Eso quiere decir que no solo tú eres una bandida, ahora también lo es la jueza que te absolvió. Porque esas hordas de inquisidores virtuales de cafetín te quieren ver desollada en una plaza pública para que pagues por el crimen que cometiste. Un crimen del que hasta ahora no hay un criminal porque ustedes lo están ocultando detrás de sus minúsculas faldas de perras, porque así las ven. Perras porque sí, porque son delincuentes, y en este país de machistas y de fortachones de cantina a la mujer se le tiene que degradar cuando hace algo mal diciéndole, además, perra.

No sé cuáles sean tus planes ahora. Me parece tremendamente casual que hace cinco años en esa charla te pregunté que cómo te veías en cinco años y me respondiste con una claridad pasmosa “no sé”. No sé si ya lo sabes. Pero al menos puedes estar segura de que en este momento no pesa ningún impedimento judicial para hacer de tu vida lo que quieras. Sin embargo, Colombia seguirá siendo tu cárcel y los colombianos tus carceleros. Por eso, querida Jessy, me tomo el atrevimiento de darte un consejo que no me has pedido. Y lo hago porque siento que así como me abriste tu corazón hace unos años para contarme tu historia, también me diste la licencia para sugerirte algo. Esa sugerencia no te la di en ese momento porque todo era tan confuso y opaco que no supe qué decirte. Pero hoy sí te la digo con la mejor intención, pensando en tu bienestar y queriendo lo mejor para tu vida, Jessy, por favor vete. Vete de Colombia.

Sé que amas tu país porque me lo afirmaste con convicción en ese momento. Y en ese momento era todo tu mundo conocido. Jamás habías traspasado las fronteras a pesar de que muchos te imaginaban con Laura bronceándote en las islas griegas. Pero ese amor tuyo por Colombia ahora es malsano, hiriente y además no es correspondido. Colombia es ese romance tóxico que te maltrata y que jamás te va a pedir perdón porque cree que todo lo que te pasa es por tu culpa. Y no solo eso, que además está esperando una disculpa tuya porque te niegas a decir una verdad que ni tú misma sabes.

Te diría que en Colombia hay gente buena. Porque la hay. Pero eso no sirve de consuelo ahora porque justamente son “esa gente de bien” y esos “ciudadanos de a pie”, las dos ficciones más recurrentes y detestables de nuestra identidad nacional, quienes hoy se indignan con tu absolución. La gente divinamente de este país te quiere ver enjaulada hasta que confieses quién mató a Luis Andrés, como si les estuvieras negando el final a la novela que se inventaron en su cabeza, como si no existiera una posibilidad distinta a la de un asesinato.

Entonces, en Colombia tu libertad va a estar contaminada eternamente por la duda. No te pido que te vayas porque tengas que huir. Nada debes. Pero en este país es falso que el que nada debe nada teme. No es verdad. En este país todos vivimos con miedo. El miedo es parte intrínseca de nuestros días porque no hay que deber nada para estar expuestos a la maldad de los demás, al comentario tendencioso, al veneno del resentimiento social. No te pido que te vayas porque no seas digna de este país. Todo lo contrario. Este país no es digno de ti. No veo a nadie promoviendo un desagravio por toda la mierda que te hicieron comer en estos cinco años, por haber fabricado testigos falsos para incriminarte, porque te siguen insultando y masacrando en el mundo virtual y en el real a cada segundo a pesar de que ya está claro por un fallo judicial que eres completamente inocente. Ahora creen que la culpable, la cómplice y una más de tu club de perras es la jueza.

Querida Jessy, este país es un enfermo terminal y tú estás joven. Mientras todos los que te condenaron durante estos años envejecieron cocinados en sus propios jugos gástricos y en la salsa de su bilis, tú estás renaciendo. Aprovecha el ímpetu de tu juventud, los sueños que siguen intactos y la fuerza del carácter que forjaste en la adversidad y arma tus maletas.

Vete. Nada garantiza que el exilio voluntario sea un mar de rosas. Nada indica que el mundo afuera sea mejor. Quizás te encuentres con algunas injusticias, pero dudo que alguna iguale a esta.

En un país ávido de justicia tu condena era un bálsamo, así fuera una injusticia. Porque acá se equipara la justicia con la cárcel así ni siquiera se pueda comprobar un crimen. Soportar eso no es sano para ti. No es bueno ni conveniente. Tienes toda una vida por delante y más de cinco años por recuperar. Vive nuevas experiencias, escucha otros idiomas, conoce otras personas y abre la mente que acá te querían marchitar a punta de señalamientos injustos. Ve y practica tu francés en Francia y tu inglés en Inglaterra. Eres libre querida Jessy.

Sin embargo, si decides quedarte porque pude percibir tu obstinación en lo que crees que es correcto y justo, acá estaré. Esa amiga en común te podrá decir en dónde estoy y quizás nos tomemos otro café. De mi parte, no tendré dedos para señalarte. No tengo nada para señalar. Pero sí tendré brazos para abrazarte. De todas maneras, me alegraría saberte lejos. Quizás un día te visite allá, lejos de esta jauría de vengadores y justicieros que te quisieron encerrar.

Y recuerda siempre: Eres libre e inocente no porque lo haya dicho el fallo de un juez sino porque siempre lo has sido.

Cuídate mucho,

Andrés Felipe.

There are 70 Comments

DEFINITIVAMENTE DE LO QUE ESTOY SEGURO, ES QUE ESTE PAIS ES LO MAS CORRUPTO DEL UNIVERSO, CUALQUIER REPRESENTANTE DE LA LEY, LLAMESE POLICIA, JUEZ, MANDATARIO, ETC EN ESTE PAIS, ES COMPRABLE, UNA MUESTRA ES TODOS LOS ACONTECIMIENTOS DE CORRUPCION QUE ESTAMOS VIVIENDO EN ESTOS DÍAS, ASI QUE POR QUE NOS EXTRAÑARIA QUE A ESTAS "FIGURAS" FUERAN DECLARADOS INOCENTES?,........ TE ASEGURO QUE NO SE NECESITA SER ABOGADO PARA SABER QUE PASÓ Y QUIEN "LO MATÓ", DEJEMONOS DE PENDEJADAS, USTED DEBERIA SER MÁS SINCERO CON SIGO MISMO O SUFRE DE EL GRAN MAL DE ESTE PAÍS Y ES LA FALTA DE VERGUENZA....QUE CONSIDERO QUE ES LA MADRE DE LA CORUPCION.

Solo Dios sabrá que es lo que pasó la justicia en este país ha demostrado no solo con este caso sino con muchos más que todo es posible comprarlo. Si me pongo en los zapatos de Jessy lo mejor es que se vaya del país es cierto que la gente no olvida. Y si me pongo en los zapatos del doctor Colmenares yo como padre también iría hasta las últimas consecuencias. Pero creo que todos tenemos el derecho de pensar con nuestro libre albedrío, somos seres que de alguna manera siempre estamos buscando tomar una decisión sea buena o mala, lo importante creo yo es guardar para nosotros esos pensamientos y si llegara a encontrarme con Jessy en la calle creo que jamás le gritaría no le diría nada malo, obviamente tampoco sería hipócrita. Siempre creo que ella hace parte del comun, y es una estadística más de los regímenes judiciales del país.

No nos corresponde lanzar acusaciones...Ni enjuiciar a nadie. Qué duro nos damos entre nosotros mismos. Hay que analizar todos los asuntos y retener lo bueno. El Odio es la enfermedad terminal que nos consume lentamente en nuestro país.

De verdad que en este país, aun cuando las pruebas evidencian que fue un accidente, un lamentable accidente, el poder que ejercen las masas en el pensamiento ciego y cerrado de una sociedad acostumbrada a la violencia, una sociedad en la que van como zombis en busca de sangre y al parecer a todos ya se les comieron los cerebros, porque no entienden, no razonan, no analizan, y no son capaces de comprender, porque la capacidad de entendimiento se les agoto, y solo sirven para lanzar falsos testimonios y juicios seviciosos y rencorosos, en contra de dos muchachas que NO cometieron ningún delito más que estar en el lugar y la hora equivocada, por tratar de evitar una tragedia que ya estaba escrita, porque dejenme decirles que cada uno de nosotros sobre la tierra, tiene su día y su hora ya trazado en el libro de la vida y en el plan de Dios estamos anotados para cuando nos toca a cada uno, sea como sea la forma de irnos. Esta claro que la noche de su fallecimiento el muchacho bebió sin mesura, sin control, sin Dios y sin Ley! salio corriendo y Laura detrás tratando de detenerlo... a Jessy si ni la metan más en este asunto que ella solo estuvo con el hasta el momento en que se pararon en la 15 a comer perro, de ahi para adelante no vio nada más. Laura corre detrás de Luis Andres, por eso vio todo! y el en medio de su euforia, y las mezclas que había hecho de alcohol, pues no mide las consecuencias del peligro que lo acechaba, y llega al parque y en plena oscuridad, y sin saber de donde era vecino, entonces cae al caño y se da un tremendo totazo de frente que lo deja semiinconsciente, pero el cual debido a la borrachera en la que se encontraba le impido levantarse y se sumerge en el caudal del caño que esa noche y según el informe del Acueducto decia lo siguiente: “aproximadamente de las 8 p. m. hasta las 10 p. m. cayó el 30 % de la lluvia total y el otro 70 % cayó entre las 2 a. m. y las 4 a. m.”, dice el documento, y tras varios algoritmos concluye que en aquella noche: “la altura de la lámina de agua para este cauda (canal El Virrey) puede estar cerca de los 99 cms”. Luis Andrés termino ahogándose, o lo que podría pasar sería otra hipótesis: Pudo ser que al caer en el caño le salieron a su encuentro habitantes de calle que mantienen drogados y son agresivos, violentos que a lo mejor queriendo robarlo, lo atacaron a golpes y lo dejaron ahí botado, por lo tanto el nunca se pudo levantar y por culpa de la borrachera quedo ahí indefenso y lamentablemente se ahogo en las aguas del caño, entre tanto los indigentes se escabulleron por entre las cañerias y por ende nadie vio nada de nada, porque todo ocurrió debajo del caño. Puede o no tener sentido? es una posibilidad no les parece?? Mientras tanto pónganle lógica a las cosas! No juzguen tanto a personas que ni conocen, ni han visto jamás. No fue un asesinato, por lo menos no de parte de Laura y sus amigos, y menos Jessy, quien era su gran amiga, con quien compartía no solo el estudio, sino una amistad sincera de 2 largos años, y se contaban todo, salian, bailaban, hacian trabajos de la universidad juntos, y mantenían una gran complicidad de esas que solo se da con los amigos entrañables que se hacen en la universidad. Pongale lógica, gente, ya es hora de ver otras perspectivas diferentes, recuerden que existe un juicio mas importante y es el JUICIO DE DIOS! así que no juzguen, no arrastren a alguien de esa forma tan miserable. Seguro que como ya pidieron polígrafo para la juez que dio el dictamen, y si sale negativo van a decir que también lo compraron! A ver sino aceptan perder que van a hacer? recuerden que la verdad OS HARA LIBRES! y eso es lo que les esta sucediendo a estas dos mujeres inocentes.

Tanto a Laura como a Jessy hoy quiero decirles que me alegra saber que esto termino para ustedes, muchos como yo creemos en la inocencia de las dos, este fue un mal momento que de una u otra manera dejo una huella imborrable en sus almas, pero con la ayuda de Dios deben seguir, no es justo que las hayan juzgado de tal manera, que el trato que les han dado es impresionante, igual pienso, quien es el ser humano para denigrar sobre otro ser humano, solo confíen en Dios ya que el es el único que conoce nuestro interior, al cerrar el capitulo y mirar el horizonte y querer tomar la mano de Dios existe la esperanza, de un mañana mejor. Me parece ridículo cuando hablan del Papá de , porque se meten con el, porque será que la gente le gusta acabar a toda la familia... Deseo Dios la bendiga y proteja siempre.

Totalmente de acuerdo con ustedes, la gente en Colombia actúa de manera impulsiva, como locos acabando con la vida de dos personas inocentes, y asi se se demuestren las pruebas no lo pueden aceptar porque están llenos de odio y antipatía, llenos de sus propias miserablezas. Ya dejenlas en paz, ellas recuperaran su vida porque su conciencia esta tranquila, el que nada debe nada teme, y por eso mismo Dios les ha permitido que se les declare INOCENTES! Da miedo es este país como es posible que la gente guarde tanto resentimiento y se comportan como verdaderos psicopatas expresando con denigrantes palabras todo lo que sienten, quizá porque jamas han tenido amor en su vida, por eso son felices retorciendose con la desgracia ajena. Dios los castigará a cada uno de ustedes a cada uno de los que gozan con las falsas acusaciones. Dan pena realmente los que siguen acusando a unas personas como son Laura y Jesyy, quienes no tenian ningun motivo para mentir o permitir que a Luis Andrés le sucediera el hecho lamentable que le sucedió. Reflexionen por favor, ya dejen de ser tan ignorantes y tan terrrrrcooossss.

Sandra Yaneht Castro, la fiscal del caso Colmenares, hizo una curiosa comparación para demostrar que la muerte de Luis no fue un accidente, sino un homicidio. La funcionaria judicial aseguró que, según la versión del antropólogo español Miguel Botella, Luis Andrés Colmenares tuvo que correr más rápido que Usain Bolt y de esa manera encajar en el dictamen que ha sido aprovechado por la defensa. No son asesinas directas, lo son por omisión. Lo que esta muy claro es que la justicia Divina no cojea ni se compra y siempre llega .. Bendiciones y fortaleza a la Familia Colmenares.

Andrés Felipe cuanto le pagaron para ponerse de lamebotas y me da pena que tilde al país como lo hace en este escrito absurdo

Eres un criminal en potencia. Eres una persona sumamente peligrosa y dejas entrever tus inclinaciones aunque con aparente calma y en medio de frases asolapadas con aires de intelectual eres esquizofrenico adportas de cometer nuevamente un crimen. Eres una persona anodina . Sin identidad de proceder sin valores y amoral. Eres en terminos coloquiales falso e hipocrita. Denigrando tu pais. Y expresandote de los demas con frases insultantes se ve que te empobrece el alma eae sentimiento de culpa a lo mejor tu personalidad se ve atada a tu condicion sexual. Debes ser a mi parecer sadico y homosexual pero te reprimes al creerte mejor y con derechos de alzar esa pobre opinion . Deberias leer en voz alta lo que escribes lleno de soberbia. Que pena que existan personas como usted. Pobres no tienen identidad. Me imagino que la masa amorfa de la que tu hablas te convirtio en lo que eres.

TOTALMENTE DE ACUERDO. ME AVERGÜENZA LEER ESTE ARTÍCULO, DONDE SE LÍMITO A DENIGRAR EL PAÍS DE LA PEOR MANERA. ESTOS SON LOS PERIODISTAS DE COLOMBIA?

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.