Dom, 03/18/2018 - 08:52
Fotografía: Guillermo Camacho Cabrera. El Metro de Medellín.

Soñando en domingo

El transporte público requiere de innovación y aprovechamiento de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), que pueden facilitar la movilidad inteligente en las ciudades, la comodidad de los usuarios y la planificación de los Sistemas Integrados de Transporte para el beneficio de todos.

Imagine una gran central de datos con miles de millones de porciones de información y la capacidad para organizarlas, conectarlas y ponerlas al servicio de los usuarios del transporte público en ciudades como Bogotá, Buenos Aires, Cali, Ciudad de México, Madrid, Medellín o Santiago.

Suponga ahora que usted, sin importar el sitio de la ciudad donde esté, debe trasladarse al Centro haciendo uso del sistema de transporte público. A través de una aplicación inteligente instalada en su teléfono o en su computador personal usted marca el origen, el destino del viaje y la hora en la que necesita estar en el lugar seleccionado.

Si es un usuario en condición de discapacidad, podrá marcarlo y especificar si requiere un tipo especial de transporte (con rampas, por ejemplo), o una parada especial (con sistema de información en braille, por ejemplo).

El software trabaja por usted. Toma la información de miles o tal vez millones de personas que han hecho un ejercicio similar con diferentes orígenes y destinos en la misma ciudad y la combina con la información de la oferta de transporte público.

Luego de ello en su pantalla aparecen los horarios en los cuales usted debe tomar los diferentes medios de transporte público, las estaciones donde debe estar en esos horarios y, además, el software le reserva un cupo o un puesto en dichos medios de transporte, de modo que le evita filas o esperas innecesarias.

Lo siguiente que usted debe hacer es seleccionar, del menú de opciones que le ofrece el software, el horario y el sitio donde quiere estar para que le pueda ser reservado su cupo, viaje hasta su sitio de destino y llegue a tiempo o con unos minutos de antelación.

El software le indicará, por supuesto, un horario de salida más temprano si quiere ir sentado o dispondrá de unos minutos más si usted tiene la disponibilidad para viajar de pie.

El sistema de transporte contará con que usted, que reservó su cupo, estará a la hora indicada en la estación indicada y garantizará que cuando usted esté allí su medio de transporte le estará esperando y saldrá puntual.

Igual hará con cientos de miles de pasajeros a lo largo del día, todos los días, durante los meses de todos los años, hasta que una nueva tecnología innove la forma de planear los viajes en el transporte público.

Este concepto de movilidad inteligente, por supuesto, es uno entre cientos de alternativas posibles que se están o se irán desarrollando en la curva del tiempo y se apuntala en la organización y manejo simultáneo de millones de datos, constituyendo un concepto de aplicación de Big Data al transporte público.

Las ventajas para el sistema de transporte público de las metrópolis están dadas en el área de la planificación. Los ingenieros de las áreas de modelación contarían con información real en tiempo real para programar las cargas y los viajes.

Las rutas y los medios disponibles se podrían programar con base en la información confiable proporcionada por los usuarios, quienes tendrían la opción de cancelar su viaje en una ventana de tiempo específica y prudencial para tener las menores afectaciones en el sistema. La planificación sería más eficiente y el servicio al usuario también.

Definitivamente, me agrada soñar en domingo.

Añadir nuevo comentario