Sáb, 12/19/2020 - 10:10
Foto: Twitter Alcaldía de Manizales.

5 recomendaciones para que la población con discapacidad visual disfrute de las actividades de fin de año

Los expertos invitan a los colombianos a no tener miedo de sus pares con discapacidad visual y, por el contrario, busquen promover su inclusión social, recreativa, laboral, entre otros aspectos. El MinSalud y otras entidades gubernamentales han dispuesto orientaciones para las personas con discapacidad visual. Las personas con discapacidad visual deben desinfectar también su bastón, ayudas ópticas y no ópticas en caso de uso, estas son personales y lo debe hacer la misma persona con discapacidad.

De cara a las actividades que preparan tanto el sector público como privado y particulares en el marco de las fiestas de fin de año, los colombianos tienen el reto de extremar las medidas de protección personal de sí mismos y sus familias para evitar el COVID-19 pero sin dejar de participar en éstas. 

Sin embargo, sectores de la población, como las personas en condición de discapacidad y especialmente aquellas con limitaciones visuales, no sólo enfrentan el mismo desafío sino que también el de sentirse incluidos por parte de la sociedad. Por esta razón, el Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos (CRAC), fundación privada, sin ánimo de lucro, con más de medio siglo de trayectoria y reconocimiento a nivel nacional e internacional y habilitada como Institución Prestadora de Servicios de Salud (IPS) por la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, comparte las siguientes cinco (5) recomendaciones para la población ciega, con baja visión o limitaciones visuales e igualmente para las empresas, entidades públicas y sociedad en general con el fin de aprovechar las actividades de fin de año, considerando las necesidades particulares de esta población y promoviendo la inclusión social, recreativa, laboral, entre otros aspectos:

  • Contemplar a la población como clientes, consumidor y usuarios de toda la oferta de servicios y productos.  En este sentido, por ejemplo, los centros comerciales y vacacionales deben considerar que serán visitados por personas con discapacidad visual y sus familias y, en esa medida, la primera medida es visualizarlos como clientes, como usuarios de esos servicios que se ofrecen, para reducir al máximo y sobre todo evitar cualquier conducta de discriminación, segregación o aquellas que atenten contra sus derechos.

  • Garantizar espacios adecuados con las condiciones mínimas establecidas por las entidades de regulación sanitaria.  Esto se traduce en contar con los protocolos adecuados para la atención de públicos regulares, pero que también se piense en las personas con discapacidad visual como parte de ese colectivo que requiere acceso a los servicios y ofertas recreativas, culturales, de ocio y tiempo libre.

  • Desinfección de implementos o herramientas de apoyo en la movilidad. Las personas con discapacidad visual deben desinfectar también su bastón, ayudas ópticas y no ópticas en caso de uso, estas son personales y lo debe hacer la misma persona con discapacidad, brinde elementos y espacio para esta tarea.

  • Apoyo de terceros a personas en condición de discapacidad visual. Si va a orientar para el desplazamiento una persona con discapacidad visual permítale tomarse de su hombro, evite darle la mano directamente, llevarla de “gancho” o de su codo o antebrazo. Oriente verbalmente a la persona, use indicaciones de izquierda, derecha, arriba, frente, etc., brinde información veraz, si le piden enunciar el precio de un producto o la denominación de un billete.

  • Diferenciar los recipientes de sustancias antisépticas. Es importante que el alcohol y jabón se puedan reconocer por separado con recipientes de forma distinta, indicándole a la persona la ubicación de los elementos para el lavado de manos utilizando la descripción adecuada, por ejemplo: A su izquierda está el jabón, a su derecha ubique con el pie el pedal para el agua. Para esto, la implementación de placas de lectura o texto en braille en piezas informativas y señalética cobra gran relevancia. 

De igual forma, de la mano con su estrategia ’Nadie Sin Rehabilitar’ para acercar sus procesos de rehabilitación funcional a los colombianos con discapacidad visual a nivel nacional “Las personas con discapacidad visual también tomarán vacaciones de su trabajo, saldrán a compartir con su familia y harán uso de las instalaciones y recursos dispuestos para ello, por lo que tienen el mismo derecho que las demás personas a disfrutar de las actividades sociales, recreativas, entre otras, que hacen parte del calendario de fiestas de fin de año contando con las medidas de seguridad particulares para evitar su exposición al COVID-19 y que se sientan plenamente incluidas en la sociedad”, afirmó Mauricio León, Terapeuta Ocupacional adscrito a la Unidad de Inclusión del CRAC.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.