Mar, 07/28/2020 - 08:40

El control estricto de los niveles de azúcar en la sangre reduce el riesgo de muerte por Covid-19 en pacientes diabéticos

Estudio indica que los pacientes diabéticos sin control de los niveles de glucosa en la sangre, que están hospitalizados por Covid-19, tienen un riesgo de muerte cuatro veces mayor a los pacientes con un nivel de azúcar en la sangre controlado o sin diabetes. De acuerdo con el INS, la diabetes es la segunda comorbilidad que acompaña los decesos por Covid-19 en el país, presente en el 12,37% de los casos.

La diabetes se ha convertido en un factor de riesgo de complicaciones y muerte en caso de contagio por COVID-19. Un reciente estudio del Journal of Diabetes Science and Technology indicó que los pacientes diabéticos sin control de los niveles de glucosa en la sangre, que están hospitalizados por Covid-19, tienen un riesgo de muerte cuatro veces mayor a los pacientes con un nivel de azúcar en la sangre controlado o sin diabetes.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS), la diabetes es la segunda comorbilidad que acompaña los decesos por Covid-19 en el país, presente en el 12,37% de los casos. “Es indispensable que los centros médicos se aseguren de tratar los niveles de azúcar en la sangre de manera segura y efectiva en los pacientes hospitalizados diabéticos o con hiperglucemia no controlada, y que los pacientes que no se encuentran hospitalizados refuercen el monitoreo de sus niveles de glucosa”, resaltó Mauricio Oliveira, Director de la Unidad de Diabetes y Cardiología de Sanofi. 

Adicionalmente, la atención de los pacientes diabéticos se ha visto afectada por la pandemia, debido a que se ha reducido el acceso a citas de control y tratamientos, los cuales se han vuelto más difíciles de mantener. Por esta razón, la Asociación Colombiana de Diabetes entregó recomendaciones para que los pacientes que se encuentren infectados con Coronavirus eviten sufrir complicaciones: 

  • Tener en cuenta que la infección del Coronavirus, al igual que cualquier otra infección que produce fiebre o compromiso general del estado de salud, puede descompensar la diabetes y por lo tanto requiere hacerse monitoreo con mayor frecuencia para verificar si se ha elevado la glucemia. 
  • Si la glucemia está por encima de 200 mg/dl en cualquier momento, el paciente debe comunicarse con el médico y aplicar las medidas necesarias para compensar la diabetes. Mientras tanto, se recomienda tomar mucha agua (un vaso de agua cada hora). 
  • Si se aplica insulina, por ningún motivo debe suspenderla. Debe hacer los ajustes que ya conoce si la glucemia está por fuera del rango adecuado. Si la glucemia no baja, es posible que el médico recomiende agregar un poco más insulina, especialmente si utiliza insulina rápida con las comidas. 
  • Ya que se está limitando la movilidad de las personas para evitar el contagio y se está recomendando “quedarse en casa”, es muy importante estar abastecido de medicamentos e insumos que alcancen para un mínimo de 2 semanas con el fin de mantener el buen manejo de la diabetes.

La edad promedio de personas hospitalizadas con diabetes es de 66 años, pero aquellos cuyo control de glucosa no es bueno, tienen más riesgo que las personas con un buen control. Por esto, es importante que los pacientes realicen una estricta supervisión de la enfermedad y tomen las medidas básicas de prevención del contagio, como lavado y desinfección de manos, distanciamiento social, dieta saludable y actividad física. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.