Vie, 05/31/2019 - 17:09

En 96 % de las salas de redacción han sido erradicados el tabaco y sus productos

Continúa el “combo” tinto-alcohol-café

Un sondeo realizado entre periodistas del país puso en evidencia que en el 96 % de las salas de redacción han sido erradicados el tabaco y sus derivados, “apoyos” que los periodistas y comunicadores ya no consideran “vital” para la concentración y elaboración de sus trabajos.

La ONG Educar Consumidores (www.educarconsumidores.org)  consultó a 80 comunicadores y periodistas, vinculados a medios e independientes, encontrado que el 18 % de ellos fuma cigarrillo normal y acude al cigarrillo electrónico, esperando que este dispositivo les ayude  a abandonar el hábito, aunque, reconocen, no lo han logrado al cabo de meses de esperanzas. También entre el 10 % de los fumadores permanentes y esporádicos continúa el hábito de vincular el tabaco con el consumo de café y en el 58 % surge o se aviva el deseo de fumar al consumir bebidas alcohólicas.

Se nota que entre quienes fueron fumadores y ahora no lo son –un 13 % de los periodistas sondeados— optaron por retirarse del tabaco a causa de motivos, que en orden  de importancia son:  luego de vivir dolencias físicas que atribuyen al tabaco, por temor a un cáncer, por enfermedad o muerte que el cigarrillo causó a un familiar o amigo, por influencia de la novia(o) o esposa(o), por el rechazo que sintió debido a su condición de fumador, por consideración con sus hijos,  o por el mayor costo del producto, tras el alza en sus impuestos.

LES MOLESTA EL HUMO Y QUIEREN DEJAR EL TABACO

Apenas un cuatro por ciento de los actuales fumadores se siente incómodo con el humo del vecino. En cambio, el 85 % de quienes abandonaron el tabaco sienten molestia como fumadores pasivos.

Entre el grupo de los que dejaron de fumar, el 21 % lo logró tras someterse a tratamientos con especialistas, acudiendo con énfasis a profesionales de neumología. De este monto, el 85 por ciento recomendaría a sus colegas acudir a los parches, al chile para dejar de fumar y a sesiones de terapia. De los que aún fuman, un 6 % intentó el abandono de varias maneras, y no lo lograron.

PERSISTEN EL CIGARRILLO NORMAL Y LOS VETERANOS DEL TABACO

Entre los comunicadores consultados que aún fuman, está arraigado el cigarrillo normal en un 80 %. Trece por ciento han adquirido cigarrillo electrónico, vapeo e Iqos; 4 por ciento acuden al tabaco y 3 % tienen el hábito de la “pipa”.

En un 48 por ciento estos fumadores son veteranos, es decir, llevan más de 20 años en el consumo. Veinticuatro por ciento entre 10 y 20 años, 16 por ciento entre 6 y 10 años y el restante 12 por ciento va de cero a cinco años como fumadores.

De todos modos surge alguna moderación en la “fumadera”. Es así como el 91 por ciento reconoce que fuman hasta 10 unidades de cigarrillo o vapeos al día, mientras que el restante 9 por ciento va más allá de las 10 unidades diarias.

LA ANSIEDAD DOMINA AL COMUNICADOR FUMADOR

La consulta a los periodistas fumadores y vapeadores mostró que la ansiedad predomina como factor. Ochenta por ciento de ellos siente que fuman al sentir ansiedad o que al fumar son invadidos por la ansiedad. En buena medida, un 19 por ciento son atacados a la vez por ansiedad, tos y ronquera. En menos medida, un 12 por ciento, padecen de ansiedad y dificultad de respirar, a la vez. Cuatro por ciento atribuyen al tabaco el cansancio que los afecta y 3 por ciento encuentran que el cigarrillo les genera mal aliento, por lo cual mezclan tabaco con menta, cardamomo o chicle.

Añadir nuevo comentario