Sáb, 01/11/2020 - 11:31

Exceso de tareas afecta la salud mental de los niños

Por: Janeth Del Real- Expoknews

El 20 por ciento de los adolescentes presentan casos de ansiedad y estrés por actividades extraescolares. Desde hace algunos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que las tareas escolares en exceso son causantes de estrés y ansiedad. Recientemente la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reafirmó este hecho, e incluso señaló que las cargas escolares y extra escolares han provocado que niños y niñas desde los 6 años de edad presenten cuadros de ansiedad y estrés. Es un hecho que no solo los adultos deben trabajar menos para trabajar mejor, los niños también deben hacerlo.

Aunado a ello, y de acuerdo con la OCDE en México, la población adolescente presenta también un nivel de ansiedad por encima de las demás por esta causa.

La realidad es que las tareas no son el único problema. La tendencia en ocupar el tiempo de los pequeños en sus momentos de ocio y de descanso con actividades extraescolares, ha provocado que cerca del 10% de la población infantil y el 20% de los adolescentes registren los mencionados casos de ansiedad y estrés.

De acuerdo al Programa Internacional de Evaluación de Alumnos, en el cual se midieron los niveles de ansiedad provocados por tareas escolares, el 50% de los adolescentes en edad escolar se reportaron “muy tensos” al momento de estudiar, mientras que al 79% de los estudiantes evaluados se manifestaron preocupados por el hecho de sacar malas calificaciones.

Curiosamente en el caso de las niñas, el nivel de ansiedad y angustia es mayor, mientras que el sentimiento de frustración es un resultado constante entre el alumnado con sobrecarga de trabajo escolar.

Investigadores afirman que tener más tareas escolares o extraescolares no es sinónimo de mayor rendimiento. De acuerdo a estudios retomados por la prensa internacional como por el New York Times, el exceso de cargas escolares es uno de las primeras causas de estrés personal y familiar.

En el caso de España, la OMS dijo que en España el 70% de las adolescentes de 15 años sufrían de dolores de cabeza, de espalda, malestar abdominal y mareos debido al incremento de tareas escolares.

Según una encuesta que realizó la OMS, el 34% de los niños y un 25% de las niñas de 11 años afirman sentirse presionados por los deberes. A los 13, las chicas (55%) rebasan el porcentaje de frustración comparado con sus compañeros masculinos( 53%) cuando se les pregunta si las tareas escolares les provocan estrés. 

A los 15 años, cuando ya están terminando la educación obligatoria, un 70% de las chicas dicen sentirse angustiadas por los deberes frente al 60% de los chicos. Eso coloca a los españoles, que según la OCDE dedican una media semanal de seis horas y media a hacer trabajos escolares fuera del horario del colegio, como los cuartos más estresados de Europa.

Es responsabilidad de las escuelas tener en cuenta cuál es el sentido de los deberes y explicar a los padres el objetivo de las tareas, para que así todos trabajasen con la misma intención.

Rafel Bisquerra, profesor de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación en la Universitat de Barcelona (UB)

Bisquerra, profesor de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación en la Universitat de Barcelona (UB), asegura que es parte de la responsabilidad de la escuela, entender si tienen sentido o no los deberes extraescolares y en su caso, comunicarlo a los padres. Bisquerra ha participado en una investigación promovida por La Granja, una escuela por la que cada año pasan 10 mil estudiantes. 

¿Cómo enfrentar la carga excesiva de tareas?

Celia Rodríguez Ruiz,  psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil y directora de Educa y Aprende, considera que de esta manera se puede enfrentar la carga excesiva de tareas:

  1. Cambia la manera de educar, enseñar y aprender. En lugar de deberes de obligada realización, trata de despertar el interés y la motivación, sugiere cosas que pueden hacer por aprender más.
  2. Deja que se organicen. En algunas ocasiones puede ser conveniente alguna tarea para casa, en estos casos no pongas una imposición de fecha. 
  3. Evita la sobrecarga de actividades, a veces es suficiente con una tarea para casa.
  4. Potencia actividades lúdicas que permitan el juego y que hagan posible aprender.
  5. Recuerda que los niños y niñas necesitan tiempo para su desarrollo. Tiempo para jugar, ser, darse cuenta de lo que piensan, sienten y quieren.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.