Vie, 07/26/2019 - 09:26

Hospital Internacional de Colombia abre su Unidad de Quemados

Las quemaduras son lesiones que pueden ser devastadoras y generan gran estrés al paciente y su familia. Se requieren de sitios altamente especializados para poder manejar adecuadamente la patología. El HIC – Hospital Internacional de Colombia acaba de una inaugurar su Unidad de Quemados, diseñada con las condiciones físicas necesarias para dar respuesta a esta problemática de salud pública, con un manejo integral a los pacientes. Es el segundo centro en el departamento de Santander para tratar estas afecciones. Les contamos.

Las quemaduras son lesiones que pueden ser devastadoras y que implican muchísima morbilidad, daños físicos y psicológicos, que además conllevan hospitalizaciones prolongadas, manejos con curaciones y cirugías a veces numerosas y muy dolorosas. Todas estas situaciones generan estrés en el paciente, que requiere de sitios altamente especializados para poder manejar adecuadamente esta patología durante la internación y el manejo poshospitalario.

En Colombia existen pocas clínicas especializadas que atienden menores y adultos con quemaduras, por lo cual su capacidad está desbordada. De acuerdo con datos estadísticos suministrados por el Ministerio de Salud y Protección Social y las Unidades de Quemados del país, el 92 % de estos pacientes no se atienden de manera adecuada.

Ante el panorama actual, el HIC dio vida a una unidad altamente especializada que cumple con todos los parámetros exigidos por las autoridades sanitarias del país. Esta cuenta con quirófano propio, servicio de recuperación y sala de hidroterapia. Además, brinda servicios de terapia física, terapia ocupacional, terapia respiratoria, psicología, psiquiatría, nutrición y radiología intervencionista.

El doctor Carlos Ramírez Ribero, coordinador de la Unidad de Quemados del HIC, resaltó también que se cuenta con el apoyo multidisciplinario de Cirugía General, Cirugía Pediátrica, Medicina Interna, Pediatría, Infectología y las Unidades de Cuidado Intensivo de Adultos y Pediátrica, entre otros.

“Tenemos la mejor infraestructura física y un personal altamente calificado y experto en el manejo del paciente quemado, además de la disposición de ser una de las mejores unidades de quemados de Latinoamérica”, sostuvo el doctor Ramírez Ribero.

La enfermera jefe del servicio, Samara Bravo, destacó la importancia de brindar una atención integral, que es uno de los factores diferenciadores de la Unidad de Quemados del HIC: “Una vez una persona se quema nunca vuelve a ser la misma; entonces queremos ofrecerle calidad de vida, ayudarlo en la rehabilitación, disminuirle el dolor y darle confort. Estamos enfocados en educarlo y ayudarle”.

El servicio se inició con seis camas, las cuales irán incrementando de acuerdo a la demanda. Además, prontamente la Unidad empezará el desarrollo de investigaciones en este campo.

Con la Unidad de Quemados del HIC, Santander cuenta ahora con dos centros para tratar estas afecciones.

Añadir nuevo comentario