Mié, 11/11/2020 - 07:25

Tumores Neuroendocrinos: ¿Qué son y cómo identificarlos?

En promedio, el tiempo que tarda una persona para recibir un diagnóstico acertado de tumores neuroendocrinos es de cinco a siete años, y la edad de diagnóstico promedio es entre los 50 y 60 años. Solo el 2% de los casos de cáncer diagnosticados en el mundo son tumores neuroendocrinos. Aunque los TNE crecen más lento que los demás tipos de cáncer suelen ser de los más agresivos.

Este martes 10 de noviembre se conmemoró el Día Mundial de los Tumores Neuroendocrinos, un tipo de cáncer poco frecuente que comienza a desarrollarse en unas células especializadas llamadas células neuroendocrinas. Existen varios tipos de Tumores Neuroendocrinos (TNE) como el gastrointestinal, pancreático y pulmonar. Este tipo de cáncer tan solo representa el 2% de todos los casos diagnosticados de esta enfermedad cada año a nivel global, por lo que los pacientes tardan en promedio entre cinco y siete años en recibir un diagnóstico definitivo.  

Aunque los TNE no siempre causan signos ni síntomas de alerta al principio, los pacientes de esta enfermedad pueden empezar a sentir dolor en la zona del tumor, un bulto que se siente bajo la piel, cansancio, pérdida de peso, enrojecimiento de la piel en la parte superior del cuerpo, diarrea, dolor abdominal, mareos, pérdida de peso no explicada, variación en los niveles de azúcar extremos en la sangre, entre otros síntomas. Según explica la doctora María Fernanda Vargas, Grouper médico de hematología y oncología de Sanofi en Colombia, Perú, Ecuador, Centroamérica y el Caribe, “muchas personas no presentan síntomas y el tumor se detecta de forma incidental. Cuando sí hay síntomas, pueden variar según la ubicación del tumor”, aseguró.   

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología, el tratamiento principal contra los TNE es la cirugía total o parcial tanto del tumor como de la metástasis. Sin embargo, no siempre es posible llevar a cabo este procedimiento, por lo que existen tratamientos posibles como las ondas por radiofrecuencia, la ablación y la ingesta de medicamentos. Las decisiones terapéuticas de los pacientes con neoplasias neuroendocrinas deben tomarse por comités multidisciplinarios que incluyan todas las especialidades involucradas en el manejo de esta enfermedad (cirugía, radiología, endocrinología, gastroenterología, oncología, medicina nuclear, anatomía patológica, entre otras). Además, es muy importante que el centro cuente con otras especialidades complementarias como puede ser nutrición, psico-oncología, enfermería oncológica, etc.”, señaló la Dra. Vargas.  

Aunque no existe un método específico de prevención de los TNE, es posible intentar minimizar los principales factores de riesgo como el tabaco, limitar el consumo de alcohol y seguir una dieta saludable. Finalmente, la especialista explica a los pacientes con este diagnóstico que “aun después de que finalice el tratamiento, los médicos querrán estar muy atentos a su estado de salud. Es muy importante que acuda a todas sus citas de seguimiento. Durante estas visitas, los médicos le preguntarán si presenta cualquier problema, le harán exámenes, ordenarán pruebas de laboratorio o radiografías y estudios por imágenes de ser necesario para determinar si hay signos de cáncer o para tratar efectos secundarios”, y advierte que la mayoría de los tratamientos contra el cáncer causan efectos secundarios que pueden durar varios meses, o pueden presentarse incluso años después de finalizado el tratamiento.  

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.